El corto de loja, Publicidad
Ahora: 11:00 ⋅ 32.7 C ⋅ :21% ⋅ 5.5 Km/h ⋅ :0 mm ⋅ Previsto hoy: 41/23 ⋅ Prob. lluvia: % ⋅12-24h  Despejado ⋅06-12h  Despejado ⋅12-18h  Despejado ⋅18-24h  Poco nuboso ⋅ +info
Viernes 12 de agosto del 2022
Última actualización 12/08/2022 17:33
Actualidad

Los alcaldes de Loja y Salar se reúnen el lunes con la presidenta de Adif para tratar la Variante de Loja

Junto a la cooperativa San Isidro, le presentarán un proyecto alternativo “no tan lesivo con el medioambiente y que ahorraría costes”

30/06/2022| ALBERTO A. MATAS

Viaducto para el AVE que se está terminando de construir en La Atajea. FOTO: A. MATAS

La Variante de Loja, la gran obra ferroviaria de esta década en la provincia de Granada, sigue generando recelos por las consecuencias medioambientales que podría traer consigo. El proyecto de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) pretende hacer pasar las vías del AVE por el sur de Loja, atravesando la Sierra a través de un complejo entramado de viaductos y túneles y con el consecuente peligro para los acuíferos subterráneos. Asimismo, el trazado afectaría al polígono Manzanil II –especialmente a la cooperativa San Isidro-, además de tierras de cultivo y terrenos de la Villa Romana de Salar. 

Es por ello que los dos ayuntamientos más afectados por la infraestructura, Loja y Salar, ven con preocupación un proyecto “que afectaría a espacios de especial protección medio ambiental, cultural y de desarrollo". Ya lideraron a mediados del mes de mayo una reunión con comunidades de regantes y sociedades cooperativas para buscar una posición unitaria y "reclamar respuestas" al Gobierno "por las afecciones de la variante de Loja” y ahora dan un paso más con una reunión presencial en Madrid con responsables de Adif.

Los alcaldes de ambos municipios, junto a representantes de la Cooperativa San Isidro y la comunidad de regantes de la zona, van a mantener ese encuentro el próximo lunes 4 de julio en Madrid. Será con la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, a la que presentarán un proyecto alternativo redactado por las cooperativas de Loja para que antes de llegar al polígono industrial se aproveche el tramo de vía ya construido, lo que, dicen, “no es tan lesivo para la economía de la comarca y ahorraría costes”. Además, “sería compatible con las obras que se están ejecutando en la actualidad”. 

La variante de Loja se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para los gestores ferroviarios. El proyecto, la alternativa planteada para esquivar una vía del siglo XIX, se presentó en torno a 2010. Consta de 18 kilómetros de recorrido, de los cuales 5,5 discurren entre túneles y viaductos, uno de ellos de cerca de un kilómetro entre los municipios de Salar y Huétor Tájar, sobre el valle del Genil. Son cuatro túneles y tres puentes que atraviesan la Sierra de Loja, las tierras de cultivo cercanas a Salar y pasan por encima de dos polígonos industriales. El trazado discurre casi en su totalidad en paralelo a la A-92 para evitar así los casi 30 kilómetros de un trazado del siglo XIX adaptado a los trenes de alta velocidad.