Descarga gratuita del PDF del periódico

domingo, 21 de julio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El lojeño Paco Moya culmina con éxito el reto de cruzar el Estrecho a nado para su proyecto solidario ‘Historias de Vida en el Agua’

Tras seis horas de travesía y 20 kilómetros, y tras cumplir el objetivo, ahora se centrará en el proyecto de sensibilización para concienciar sobre los inmigrantes que llegan a nuestras costas en patera

Objetivo cumplido. El lojeño Paco Moya consiguió el pasado sábado 14 de julio cumplir su reto de cruzar a nado el Estrecho dentro del proyecto solidario ‘Historias de Vida en el Agua’ en colaboración de Cruz Roja de Motril y con el que pretende concienciar sobre la realidad de los inmigrantes que llegan en patera a nuestras costas. Un proyecto para el que está recaudando fondos que le permita disponer de un material gráfico y poder realizar un documental en el que mostrar el drama que viven cada día muchas personas, que intentan buscar una vida mejor, huyendo de la situación que viven en su país.

Tras una semana en Tarifa esperando que las condiciones fueran las idóneas para llevar a cabo el reto y después de una suspensión unos días antes debido a la niebla, al fin el sábado día 14 se les dio autorización para realizar la actividad. En compañía de un murciano, un almeriense y un madrileño, Paco Moya se adentró en las aguas con el objetivo de llegar hasta la costa de Marruecos y, de esta forma, poner de manifiesto cómo se juegan la vida centenares de inmigrantes que pretenden cruzar el Estrecho para cambiar su vida en busca de un futuro mejor.

No fue fácil, pero finalmente pudo conseguirse, después de 6 horas y nada menos que 20 kilómetros, consiguieron llegar a tierras marroquíes, en el Monte Marsa, “lejos, eso sí, del destino original debido a que tuvimos problemas con la corriente inicial y nos desplazó bastantes kilómetros, de tal forma que nos costó bastante salir de esa corriente, de hecho, en las dos primeras horas estábamos todavía cerca de Tarifa”, nos cuenta Paco Moya, quien indica que “en condiciones normales se habría podido hacer en unas 4 horas y nadando entre 15 y 16 kilómetros”.

Ahora, una vez cumplido este reto, el proyecto sigue adelante y todavía se puede seguir colaborando aportando donaciones para poder realizar el documental tal y como está previsto. Así, agradecido por las muestras de apoyo y colaboración recibidos y por todas las felicitaciones que le han llegado durante estos días, Moya nos cuenta que ya ha conseguido superar los 2.000 euros de recaudación. “Hasta el momento han sido ya unos 70 donativos y gracias a ellos y a distintas colaboraciones, estamos más cerca del objetivo de recaudar 3.000 euros, que nos permitiría llevar a cabo el proyecto previsto”. Y es que, como añade, “espero conseguir un buen material que permita llegar a la gente y crear conciencia y sensibilización social, porque detrás de esta situación, hay personas que se juegan la vida en busca de un futuro mejor, que huyen de guerras o situaciones muy complicadas. Se trata de verdaderos dramas humanos”, recalca Paco Moya, quien además nos cuenta que lo ha podido vivir en persona durante los días que ha estado allí. “Durante mi estancia en Tarifa he visto la llegada de dos pateras y la verdad es que se te encoge el corazón sólo de ver esa situación. Las barcas eran muy precarias y llegaban en muy malas condiciones y vivirlo en primera persona es aún más duro”. Por eso, no duda en afirmar que “ha sido una experiencia muy intensa y el día que hicimos el reto no dejaba de pensar en lo que había visto tan solo un día antes con las pateras llegando al puerto, fue una imagen que la llevé durante todo el tiempo”.

El lojeño se muestra muy agradecido a iniciativas como la de su amiga Eva Díaz, monitora de la piscina de Huétor Tájar, que , que hizo cien gorros de natación con el nombre del reto. “Se han vendido todos y se van a hacer más”. También agradece a Diego Cobos, que tiene una clínica dental y que ha donado más de 600 euros a través de las limpiezas bucales realizadas a lo largo del mes de junio. Además, recuerda que aún se puede pujar en la subasta de un pase VIP del Gran Premio de Jerez de Motociclismo, firmado por Marc Márquez. Además, aún se pueden hacer aportaciones a través de la cuenta de Cruz Roja de Motril.

Sobre el documental, como él mismo recuerda, “la intención es editarlo desde una perspectiva diferente y abierta, a través de grabaciones de encuentros entre jóvenes españoles y jóvenes inmigrantes alojados en el Centro de Acogida de Motril, que cruzan el Estrecho en patera”. En estos encuentros se captarán conversaciones en las que ambas poblaciones intercambiarán sus formas de vida y las diferencias culturales y necesidades por seguir adelante, sus proyectos y sus sueños”.

Y es que, como añade, “lo principal es hacer a la gente que los inmigrantes no son una amenaza y no vienen a quitarnos nada ni a ocupar puestos de trabajo, sino que vienen huyendo de un conflicto armado o económico y huyen de sus países en busca de un futuro mejor. Ellos no son culpables de nada y por eso quiero concienciar y cambiar algunas mentalidades sobre esta situación”.

Por eso, Paco Moya se siente muy satisfecho del primer paso dado, con el reto deportivo llevado a cabo estos días en aguas del Estrecho. Y es que, como señala “sólo con esto creo que se ha conseguido en parte el objetivo que tenía, que era concienciar y a partir de ahí, confío en que el material gráfico y el documental, todavía llegue mucho más”.

La intención es comenzar con el documental en septiembre, pues la idea es tener el documental terminado antes de final de año y poder mostrarlo. “A partir de septiembre me sentaré con la gente de la Cruz Roja de Motril y los profesionales que van a hacer el documental y plantear cómo lo vamos a hacer, en función también del dinero con el que contemos”.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario