Descarga gratuita del PDF del periódico

martes, 16 de julio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El Gobierno municipal duplica las ayudas para las fiestas de las pedanías lojeñas por un importe total de 20.000 euros

Las subvenciones fueron entregadas en un acto público a las asociaciones de vecinos que organizan estas celebraciones rurales

La Delegación de Medio Rural del Ayuntamiento de Loja ha duplicado las ayudas económicas que destinará este año 2017 a las fiestas de las doce pedanías, que conforman el término municipal, por una cantidad que se sitúa en los 20.000 euros, con relación a los 9.200 del ejercicio anterior. Así lo comunicó el concejal de esta área, José Antonio Arco, en el acto oficial de entrega de las subvenciones a los distintos colectivos sociales que las organizan y que se celebró en el salón de Plenos del Consistorio lojeño con la presencia de miembros de la Corporación.

Estas ayudas tienen un fin único: las celebraciones rurales. “Estas ayudas son para apoyar las celebraciones de nuestras pedanías que son muchas y, aunque sabemos que con esta aportación no se hacen, al doblar la cantidad, se convierte en una colaboración importante” y de esta forma se cumple con el compromiso del actual Gobierno con el medio rural. Agradeció a todas las asociaciones de vecinos y particulares “el gran esfuerzo que realizan para que estas celebraciones populares sean posibles”, junto al apoyo de los alcaldes pedáneos. 

Por acuerdo adoptado en Junta de Gobierno, con fecha 17 de noviembre de 2017, se conceden estas  subvenciones que parten de una cantidad fija de mil euros y que “se ve incrementada por una cantidad variable, de 205 euros por cada 100 habitantes o fracción”, según explicó la coordinadora de medio rural, Concepción Mateos. Entre los núcleos que se han beneficiado,  Ventorros de San José se llevado la cuantía mayor, con 2.845 euros, y Dehesa de los Montes, Cuesta Blanca y Las Rozuelas, la de menor cantidad, con 1.205 euros, además han recibido ayudas Ventorros de Balerma y La Laguna, Venta del Rayo y Santa Bárbara, Riofrío, Fuente Camacho, La Fábrica y Cuesta de La Palma.

En nombre de todas las pedanías, tomó la palabra el alcalde pedáneo de Riofrío, Alejandro Aguilera, quien agradeció las ayudas concedidas por el equipo de Gobierno, aunque apuntó que es “una pequeña cantidad con relación al presupuesto que supone organizar una fiesta por lo que pido para el año que viene que se siga incrementando las ayudas”. Destacó que el Gobierno municipal cuente con la colaboración y la opinión de los vecinos, ya que “para saber los problemas del medio rural hay que vivir en él” y animó a la Corporación a que trabajen junto por el medio rural. Acabó su intervención con el deseo, para el año próximo, de que “Riofrío tenga por fin su local de usos múltiples” que se demanda desde el año 79.

A continuación, tomó la palabra el alcalde de Loja, Joaquín Camacho, quien dio la bienvenida a los asistentes a un acto que se organiza, por segundo año, ya que el Ayuntamiento tiene la obligación de “apoyaros y ayudaros para el desarrollo de la participación ciudadana que siempre lleváis por bandera y os ponemos como ejemplo para que nuestro pueblo sea más grande y con más oportunidades”. 

Ahora que existen recursos económicos en el Ayuntamiento, el regidor lojeño se subrayó “la equidad y solidaridad con aquellas zonas donde hay más necesidad de invertir como son las pedanías” y se refirió a Fuente Camacho, donde aún existen calles sin alumbrado público o Ventorros de La Laguna, con mucha población juvenil que “tenemos que intentar que no se vaya” o La Fábrica, con un incremento de la natalidad, por lo que hay que “apostar por la escuela”. 

Entre las actuaciones municipales en su apuesta por el desarrollo rural, Camacho informó sobre el estudio que se realiza desde intervención municipal para intentar bonificar las licencias de obras a aquellas personas que quieran construirse una vivienda en estos núcleos. Pero –afirmó- que no sólo hay que apostar por la mejora de infraestructuras o caminos rurales, como en Dehesa de los Montes, o la nueva calefacción del colegio de Riofrío, sino también por el dinamismo de estos núcleos de población con la celebración de sus fiestas y la participación ciudadana que conlleva, como es el objetivo de estas ayudas.  

A modo de resumen, hizo un recorrido por estas celebraciones rurales y mencionó la prolífera actividad de las mujeres “sin faena” de Ventorros de Balerma, animó a la juventud de Ventorros de La Laguna a que las fiestas de San Juan sigan siendo “esplendorosas” e invitó a disfrutar del baile de pasadobles y de las actividades infantiles en Venta del Rayo. También recordó la mendingá de Riofrío, el mercadillo navideño de Fuente Camacho o el coro de mayores de la Fábrica, a lo que añadió las grandes orquestas que pasan por las fiestas de Cuesta La Palma, la porra de Cuesta Blanca, el arroz de Las Rozuelas y el homenaje a los mayores de Venta de Santa Bárbara, junto a la tradición del ganado de Dehesa de los Montes y las numerosas actividades y eventos en Ventorros de San José. 

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario