Descarga gratuita del PDF del periódico

domingo, 19 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Loja amplía su oferta de turismo activo con la vía ferrata de Cueva Horá

Se trata de la primera instalación de este tipo con la que cuenta la provincia de Granada – Con una inversión de 39.000 euros, está compuesta por cuatro tramos de diferentes niveles de dificultad

Loja amplía desde hoy su oferta de turismo activo con una vía ferrata instalada en Cueva Horá, en la cima de la Sierra de Loja. Se trata de una vía de escalada accesible para todos los públicos y de diferentes dificultades que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Loja con fondos propios y una subvención de la Unión Europea. Ubicada en el conocido como paraje de Las Buitreras, a 14 kilómetros del casco urbano lojeño, es la primera infraestructura de estas características con la que cuenta la provincia de Granada. 

La vía consta de cuatro tramos de una dificultad media-baja, asequible a todas las condiciones físicas, que se desarrolla principalmente en diagonal, entre vertical y horizontal, enlazando diferentes tramos por medio de tirolinas, puentes tibetanos y rápeles de escape. Se complementa con una zona de escalada clásica y deportiva, con vías de diferente nivel de dificultad. 

El proyecto ha tenido un coste de alrededor de 39.000 euros financiados por el Ayuntamiento de Loja (16.221 euros) y una subvención de 22.264 del GDR del Poniente Granadino a través del programa LíderA de la Unión Europea. Ha sido instalado durante los dos últimos meses por los técnicos de la empresa de aventuras Sport Natura. Su responsable, Miguel Ruiz, explica que el objetivo es que fuese accesible para el máximo número de personas, “con varias particularidades que la hacen más fácil”. 

Esta vía ferrata se ha inaugurado oficialmente esta mañana, con la presencia del alcalde Joaquín Camacho y varios concejales del Equipo de Gobierno, además de amantes de este deporte y numerosas personas que no querían perderse la oportunidad de probar por primera vez esta instalación.

La vía ferrata es libre, por lo que puede ser utilizada por cualquier persona que lo desee, siempre y cuando traiga consigo la equipación adecuada. En cualquier caso, deberán registrarse en el Área de Deportes para que quede constancia de que van a practicarla, tal y como apunta el concejal de Deportes, José Antonio Gallego. 

Según el alcalde lojeño, con esta infraestructura se da un “paso de gigante” en la oferta turística y deportiva del municipio. Joaquín Camacho destaca que es un “atractivo” y un “hecho diferencial” que tiene la ciudad y que debe ser aprovechado al máximo. 

La vía ferrata será ofertada por Naturlox, una nueva empresa de turismo activo radicada en Riofrío. 

Características de cada tramo

El primer tramo de la vía ferrata de Cueva Horá está pensado para niños mayores de 8 años, con el objetivo de acercarles a este deporte. Tiene una longitud de 35 metros y consiste en una pequeña subida de ferrata en una piedra isla, la cual conecta con una tirolina que termina en otra piedra isla donde se realiza rapell de bajada. 

El segundo de los tramos, de 140 metros y dificultad media, es el más espectacular y el que más altura tiene, ideal para iniciados. Comienza con la subida a la piedra isla que conecta con una tirolina. Tras ascender con pequeños desplomes, se llega a un puente colgante situado a unos 30 metros del suelo. 

El tercer tramo tiene 90 metros de longitud y dificultad media, y se caracteriza  por su recorrido en diagonal, estando en todo momento cercano al suelo. En mitad de recorrido tiene un puente mono. 

Por último, el cuarto tramo, de 40 metros, es el más corto de todos y el de mayor dificultad. Comienza dentro de una cueva con un boulder de práctica en el techo. A continuación hay una subida con un fuerte desplome en la que hay que hacer bastante esfuerzo físico.  

Para ofrecer un mejor servicio a los visitantes que buscan el turismo activo en Loja, la ciudad contará en los próximos meses con un nuevo Centro de Recepción de Turismo Activo que se construirá en la conocida como ‘Casilla del Guardamontes’, al pie de la Sierra de Loja. La iniciativa está financiada con fondos del PFEA y se prevé que se empiece a construir en el próximo otoño. 

Deja un comentario