Descarga gratuita del PDF del periódico

martes, 28 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

La ‘Borriquilla’ y la Virgen de la Luz desafían a la lluvia y procesionan juntas en un Domingo de Ramos muy emotivo

Aunque los primeros momentos el mal tiempo hizo presagiar lo peor, finalmente la Semana Santa se inauguró con total esplendor y mucho público por todo el recorrido

La lluvia estuvo a punto de dejar sin Domingo de Ramos a los lojeños. Por la mañana el mal tiempo impidió la salida procesional de “La Borriquilla”, que se pospuso a la tarde para hacerlo conjuntamente con la Virgen de la Luz –un hecho que ya ocurrió hace cinco años-. Nuevamente, un cielo gris amenazó la estación de penitencia, que finalmente puedo desarrollarse con normalidad, aunque se tuvieron que recortar algunas calles del recorrido. 

A pesar de ello, se pudo tener un comienzo de Semana Santa con total esplendor. Cientos de personas abarrotaron las calles por donde pasó la procesión, en un año importante para esta Hermandad de Nuestro Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén, Ecce Homo y María Santísima de la Luz, ya que se cumplía el 25 aniversario de la primera salida procesional de la ‘Borriquilla’. 

La salida se pospuso hora y media, a las 18:30 horas. Con puntualidad, Jesús en su Entrada Triunfal se hacía a la calle en medio de una gran expectación y aplausos del público. En los primeros pasos estuvo acompañado por los sones de la banda de la titular mariana, la de Música de Loja, y que la lojeña Flor entre Espinas no pudo ir detrás del trono de Jesús al tener por la tarde otros compromisos. 

Había mucha expectación por conocer el aspecto de la simpática niña hebrea que acompañaba por primera vez a ‘La Borriquilla’. De aspecto alegre y jovial, su nombre es Nahara, de origen arameo, que significa Luz. Esta imagen, junto el “Zaqueo” que veremos en años próximos trepando la palmera, viene a completar la iconografía del paso de misterio.

La ‘Borriquilla’ recuperó, además, su antiguo trono perteneciente a la Virgen de los Dolores del Barrio, que se ha restaurado en una primera fase con la consolidación estructural y recuperación de las partes de madera. El dorado quedará para una segunda fase.

Fue cuando María Santísima de la Luz se disponía a atravesar el dintel de la puerta de la Iglesia de la Encarnación cuando comenzó a llover, aunque no de forma intensa. Este hecho hizo que la hermandad se pensase la salida. Tras momentos de incertidumbre y de mirar unas cuentas veces al cielo –que en ese momento sólo mostraba su peor cara-, al final la cofradía se atrevió y decidió que su titular mariana saliera a la calle. Sus 70 valientes horquilleras daban sus primeros pasos con su Virgen a los hombros, para regalar emoción a un público deseoso de Semana Santa.

María Santísima de la Luz estrenó nuevo techo y caídas de palio en color granate, bajo diseño del granadino Álvaro Abril. En los próximos años se irá enriqueciendo con bordados.

Siguió chispeando, pero las gotas desaparecieron una vez que la hermandad discurría por la tribuna oficial. Por cierto que fue la primera en pasar por este lugar, que este año estrenaba un vallado para delimitar el recorrido adornado con telas. 

Deja un comentario