El corto de loja, Publicidad
Ahora: 11:00 ⋅ 32.7 C ⋅ :21% ⋅ 5.5 Km/h ⋅ :0 mm ⋅ Previsto hoy: / ⋅ Prob. lluvia: % ⋅ +info
Domingo 25 de febrero del 2024
Última actualización 25/02/2024 19:11
Cofrade

El Puente acompaña a la Virgen del Carmen con algarabío dentro de un barrio engalanado para la ocasión

Muchos vecinos salieron a la calle otro 16 de julio para honrar a su patrona que durante poco más de dos horas recorrió sus calles con lluvia de pétalos y cantos en su honor

18/07/2023| CARLOS MOLINA

La Virgen del Carmen con la Iglesia de San Gabriel de fondo. C. M.

Desde el pasado 8 de julio, la Iglesia de San Gabriel ha acogido los cultos en honor a la Virgen del Carmen. Se trata de una novena histórica, en un barrio, el del Puente, que vive la devoción a su Virgen de forma muy especial. Era esperado un nuevo 16 de julio, por lo que fueron muchos los ciudadanos que no se quisieron perder la procesión de la patrona de este barrio lojeño. 

Un año más se decidió con acierto que la Santa Misa, última de los cultos, se desarrollará en la Plaza de las Grajillas. Hubo lleno en una Eucaristía presidida por la Virgen y llevada a cabo por el consiliario, Juan Carlos Moreno. En la misma no faltaron los cánticos en honor a Ella. 

Tras las fotos de rigor, la procesión se puso en marcha con la subida a la Plaza Joaquín Costa. La Banda de Música de Loja acompañó el caminar de los horquilleros comandados por el póstor, Antonio Julio Pérez. Algunas mantillas de blanco y numerosos feligreses de vela, acompañaron en el cortejo. Hubo lluvia de pétalos en calles engalanadas con banderines y ornamentos. 

La Virgen recorrió las calles principales de su barrio. Destacar el paso por la Calle Montoya donde un grupo de jóvenes le cantó una letra en su honor. En ese punto se contó con una especial ornamentación en honor a la titular y se vivió otra sentida lluvia de pétalos. 

El encierro se produjo poco después de la medianoche. La histórica portada de la Iglesia de San Gabriel despidió a la patrona hasta el futuro 16 de julio. Que la Virgen vendida a un barrio que la acoge siempre con devoción y cariño.