Descarga gratuita del PDF del periódico

sábado, 22 de junio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Los más pequeños llenan de color y alegría el centro de la ciudad con el tradicional concurso infantil de Cruces de Mayo

La Cruz del curso 6º A del Colegio Público Caminillo, reflejando tradiciones y fiestas de Loja, obtiene el primer puesto, entre una veintena de cruces participantes

“A la Vera Cruz de mayo, que no ha
salido en ‘’ el año”. Esa ha sido sin duda la frase
más repetida esta mañana en Loja en este 3 de mayo, Día de la
Cruz. Varios centenares de niños y niñas se han echado a la calle
para participar en el tradicional concurso de Cruces infantiles,
convocado por el Área de Fiestas del Ayuntamiento de Loja y la Peña
Cultural Flamenca Alcazaba. Con ese clásico cántico, y platillo en
mano, han solicitado los donativos económicos de los vecinos para
enjugar los gastos de su cruz y, de camino, obtener algún dinero con
el que darse algún capricho, como ‘chuches’ o alguna comida.

Esta particular procesión infantil por
las calles del centro ha partido al mediodía desde la sede de la
Peña Flamenca en la calle Cerrillo de los Frailes. En ella han
participado una veintena de cruces engalanadas con motivos muy
dispares. Algunas más pequeñas, otras más grandes. Unas con flores
naturales, otras con flores artesanales, de papel o plástico. Las
había también hechas de material reciclado… y de las formas más
curiosas, simpáticas y originales: confeccionada con pinzas de la
ropa y portando fotografías que reflejan lugares de Loja, otra con
muñecos de playmobil o, por ejemplo, la cruz ganadora, de un grupo
de alumnos de 6º A del colegio Caminillo, que reflejaba algunas de
las principales tradiciones y fiestas del municipio, como la Feria,
la Semana Santa,San Marcos o el propio Día de la Cruz. En
definitiva, todas ellas muy diferentes pero con algo en común: la
ilusión con la que han sido elaboradas. Una explosión de color que
ha hecho de este 3 de mayo un día único para los más jóvenes y
también para los adultos que les acompañaban, tanto docentes como
padres y madres.

Tras salir de la Peña Flamenca
Alcazaba, los jóvenes horquilleros han recorrido portando sus cruces
la Plaza de la Victoria, calle Espinosa, Plaza Joaquín Costa y calle
de las Tiendas hasta llegar a la plaza de la Constitución, donde han
ido colocándose a la espera de conocer el veredicto del jurado. La
verdad es que lo han tenido francamente difícil.

Al final, el primer premio (50 euros)
ha recaído en la mencionada cruz del colegio Caminillo, formada por
alumnos y alumnas de 6º A.

El segundo premio (30 euros) ha
correspondido a otra original cruz realizada por los ‘Amigos de la
plaza del Barrio Alto’, un grupo de alumnos del Caminillo y alguna de
Victoria, según decían, cuya cruz estaba realizada por las pinzas
de la ropa, además de mostrar otros elementos decorativos, entre los
que destacaban numerosas fotografías colgadas de lugares de Loja.

El tercer premio (20 euros) ha recaído
en una cruz de alumnos de 3 y 4 años del CEIP Victoria, que junto a
la cruz, en su base tenía muñecos de playmobil, como antes
señalábamos.

Tras la entrega de los premios, las 20
cruces participantes regresaron de nuevo a la Peña Flamenca
Alcazaba, lugar en el que se les obsequió a todos los niños y niñas
participantes con un refresco y un bocadillo, bien merecido tras el
esfuerzo en la confección y el recorrido realizado con sus cruces.

CRUCES FIJAS

Además de estas cruces “móviles” de los pequeños, a lo largo y ancho del municipio se repartieron nueve cruces fijas montadas por colectivos lojeños. También había premios para ellas: el primero, de 125 euros, fue para la de la Peña Flamenca Alcazaba, instalada en su sede de Cerrillo de los Frailes, y realizada íntegramente con hierbas y flores. El segundo puesto fue para la cruz de la Hermandad de Jesús Preso, instalada en su casa hermandad de la avenida de San Francisco, en la que no faltaban elementos decorativos tradicionales. Se llevó 50 euros de premio. 

En definitiva, todas estas cruces han contribuido a crear un ambiente festivo en el 3 de mayo lojeño, en el que la música y el baile también estuvieron presentes en una jornada tan tradicional que se vio acompañada por un magnífico tiempo. 

Deja un comentario