Descarga gratuita del PDF del periódico

lunes, 20 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Ilusión, magia y alegría en una Cabalgata de Reyes Magos en Loja, para el recuerdo

Melchor, Gaspar y Baltasar emocionan en un desfile marcado por la alta participación, con más de una docena de carrozas, y en el que hasta el tiempo se alía para vivir una espectacular jornada

Loja vivió en la tarde de ayer viernes una espectacular Cabalgata de Reyes Magos. Sin duda, la de este año 2018 quedará para el recuerdo por su belleza, participación y seguimiento.

Y eso que hasta unas horas antes había cundido la incertidumbre ante la amenaza de la lluvia. Al final, hasta el tiempo se alió con Loja y ofreció una tarde realmente agradable, sin agua y con una temperatura muy favorable para que miles de lojeños se echaron a la calle a lo largo de todo el recorrido para disfrutar de la presencia de los Reyes Magos en Loja. 

Fueron más de cuatro horas de ilusión, magia y alegría en las que Melchor, Gaspar y Baltasar lo dieron todo para que los niños y niñas de Loja -especialmente-, pero también los mayores, disfrutaran y vivieran una jornada inolvidable. 

Pasados unos minutos de las 4 de la tarde, Sus Majestados Los Reyes Magos aparecieron por la explanada de la Estación de San Francisco, acompañados por su pajes, donde ya les esperaba el alcalde de Loja, Joaquín Camacho, junto a parte de su Equipo de Gobierno. A pie de la escalinata el primer edil les dio la bienvenida. En sus primeras palabras, Melchor, Gaspar y Baltasar confesaron llegar a Loja con muchas ganas de poder estar con los niños y niñas lojeños y repartir ilusión durante la tarde-noche.

Lo primero que llamó la atención a la llegada de los Reyes Magos fueron sus atuendos. Y es que Sus Majestades lucieron las nuevas vestiduras para la Cabalgata de Loja, que han sido confeccionados por Marisol Cáceres y que han sido otra de las principales novedades este año. Espectaculares lucían Melcho, Gaspar y Baltasar.

Abajo, ya esperaban varios centenares de personas deseosos de ver a los Reyes Magos y recibir los primeros caramelos y todo su cariño. La ilusión ya se podía ver en los rostros de los más pequeños, que habían estado todo un año esperando este momento. Para muchos, incluso, era la primera vez en la que iban a tener oportunidad de ver a los Reyes Magos de Oriente.

Abajo esperaba el tren turístico que durante toda la Navidad hemos podido ver recorriendo las calles de Loja. Ocupado por decenas de niños del Club Medina Lauxa de Fútbol, Melchor, Gaspar y Baltasar subieron al mismo para dirigirse hasta el Paseo Público, donde ya esperaban otros centenares más de personas, así como las carrozas de los diferentes colectivos y asociaciones que este año se han sumado al desfile. Se trataba de las correspondientes al Club Medina Lauxa, Congelados Apolo, Club Mala Cara Running, Peña Dinámico Aliatar, colectivo de vecinos del Paseo Público, Residencia de Discapacitados ‘Sierra de Loja’, Asociación ‘Loja Dos Reinos Dos Culturas’ y Gemalsa. Abriendo el cortejo, al igual que el año pasado, se situó el camión escala del Parque de Bomberos. Y a todo ello se sumaron las tres carrozas correspondientes a los Reyes. Ahí también pudimos ver la participación del Club Medina Lauxa de Gimnasia con sus grupos de Rítmica 1 y 2. En total, hasta trece carrozas, incluyendo las de Melchor, Gaspar y Baltasar, el camión de bomberos y el tren turístico, desfilaron por las calles de Loja.

El acompañamiento musical corrió a cargo de la Banda de Tambores y Cornetas ‘Flor entre Espinas’ y la Asociación ‘Banda de Música de Loja’.

Y como no, numerosos personajes infantiles conocidos por todos los niños completaron el desfile. Mickey y Minnie Mouse, el Pato Donald y Deisy, Goofy, Pluto, Los Lunnis fueron algunos de los conocidos personajes que también se sumaron al recorrido por las calles de Loja. De tal forma, que la comitiva la formaron varios centenares de personas, lo que da una idea clara de la alta participación en esta Cabalgata de Reyes Magos 2018.

No hay que olvidar la participación también de los numerosos voluntarios de Cruz Roja y Protección Civil. Por supuesto, también la coordinación de la Policía Local, presente en todos los cruces y posibilitando la organización del desfile. Todos ellos contribuyeron y permitieron que la Cabalgata se desarrollara con esplendor, sin incidentes y con auténtico éxito en su desarrollo.

Pasadas las 16.30 horas y en medio de una gran expectación, arrancó el desfile, que se desarrolló por el Puente Gran Capitán, Avenida  Pérez del Álamo, Avenida de Los Ángeles, Carrera San Agustín, Duque de Valencia, Calle Real y Mesón de Arroyo, donde finalizó pasadas las 20 horas, previa parada en el Ayuntamiento de Loja.

A lo largo del recorrido se repartieron más de 2.500 kilos de caramelos, además de 600 balones y varios centenares de regalos, que hicieron que todos, pequeños y mayores, pudieran marcharse a casa con un buen sabor de boca del paso de los Reyes Magos por Loja. Destacado fue el paso por la Avenida de Los Ángeles, que se vio absolutamente desbordado por centenares de personas al paso del amplio cortejo. Ahí pudimos ver y comprobar la magnitud del desfile que ofrecía una imagen imponente desde la parte superior de los soportales de dicha avenida.

Otro de los momentos de la tarde fue, sin duda, la parada en el Ayuntamiento. Con la pequeña plaza de la calle Duque de Valencia y todos los alrededores repletos de gente esperando a los Reyes Magos, éstos bajaron de sus carrozas y accedieron hasta el Consistorio, donde ya esperaban el alcalde y parte del Equipo de Gobierno. Joaquín Camacho les dio de nuevo la bienvenida y les invitó a subir a la Alcaldía, donde firmaron y dejaron sus mensajes en el libro de visitas y subieron a uno de los balcones para saludar a todos los lojeños y repartir de nuevo numerosos caramelos y regalos.

Tras ese momento, también muy especial, el desfile continuó por la plaza de la Constitución y calle Real para finalizar en el Mesón de Arroyo.

Fue una tarde-noche llena de magia e ilusión, la misma que, en las horas siguientes, ha continuado en Loja gracias a los regalos que los Reyes Magos han dejado en los hogares de la ciudad. Una magia y una ilusión que, ojalá, pueda prolongarse a lo largo de todo el año y que, a buen seguro, volverá dentro de 365 días, cuando Sus Majestades vuelvan a impregnarnos y contagiarnos, una vez más, con su presencia.

Deja un comentario