Descarga gratuita del PDF del periódico

domingo, 26 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El Teoletero más participativo pone punto y final a un gran Carnaval

Hasta 14 agrupaciones participaron en una cita que llenó las calles del Barrio Alto de coplillas al más puro estilo gaditano 

Los llantos por la quema de la Trucha y la huída del Carnaval no se produjeron hasta cerca de la diez de la noche. Nadie quería despedir la fiesta dentro del  Domingo Teoletero más participativo que se recuerda de los últimos años. Más de 14 agrupaciones hicieron llenar del ritmo del tres por cuatro cada rincón del Barrio Alto al más puro estilo gaditano. 

La jornada comenzó con el tradicional pasacalles por el barrio. La Batucada Cíbola Samba de José Antonio Rojano, abrió el desfile conformado por las agrupaciones locales. Durante el mismo, y buena parte de la mañana, se contó con talleres de Carnaval gracias al Área de Juventud del Ayuntamiento de Loja. 

Tras el pistoletazo de salida, cada agrupación buscó su rincón a la espera de turno de participación en la carpa de la Plaza del Carnaval. Ya fuera en la Peña la Orza, en la Peña Los del Taco o en cualquier esquina, las coplillas comenzaron a sonar por doquier. 

Que el Barrio Alto es la cuna de esta fiesta es evidente. Para muestra de ello algunas mujeres mayores comenzaron a recordar como eran las coplillas de antaño, aquellas que desmenuzaban la comidilla de la vecindad. Una de ellas comenzaba así, “hay una barbería en Loja de alta aristocracia situada en la carrera en frente del Café España, hay cuatro niñas allí a cuales mejor modelo que se van a magrear con todos los forasteros…”

El punto álgido en la Plaza del Carnaval llegó con la participación de la reconocida Chirigota del Bizcocho, este año bajo el nombre de ‘Jarabe de Palo’. Con un lleno absoluto, los sevillanos interpretaron su repertorio de este año y recordaron parte del paso. Con las coplillas del fallecido Manuel, personaje que les dio la fama, la chirigota se echó al público en el bolsillo. 

La noche caía y el ambiente no cesaba en el Barrio Alto. El propio alcalde de la zona, Emilio Pío acudió con su ‘Escuadra Teoletera’, conformada por algunos miembros de la Chirigota de Capello y Pelayo, fue el primero en coger la vela para comenzar con el sepelio de la Trucha. Los residentes de Sierra de Loja, como autores de la misma, fueron los que la portaron. Una comitiva de llantos y penas vagó hasta el Caminillo donde se le prendió fuego. Con ello se daba el punto final al Carnaval pero no a la jornada ya que mientras tanto en la Peña La Orza Doña Cuaresma se hacía notar con las primeras sátiras de esta Cuaresma. 

Deja un comentario