Descarga gratuita del PDF del periódico

viernes, 19 de julio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El PSOE denuncia que el alcalde podría haber retenido las nóminas de las trabajadoras de la residencia con fines electoralistas

Juan Francisco Mancilla niega que Camacho hubiera pedido una póliza de crédito para hacer frente a esos y a los pagos de Asistel

Anuncian La Reanudación Del Servicio De La Zona Azul El Próximo Lunes. Foto: El Corto

El candidato a la alcaldía por el PSOE, Juan Francisco Mancilla ha calificado de “cacicada electoralista, a costa del sufrimiento de las personas” la presunta retención de liquidaciones de la Residencia Nuestra Señora de la Misericordia ante la Junta de Andalucía, y el anuncio que efectuó días atrás sobre la petición de una póliza de crédito para adelantar el dinero que permitiera cobrar a las trabajadoras de la residencia de personas mayores, y de la empresa Asistel que efectúan los trabajos de ayuda a domicilio.

Así de contundente se ha mostrado el también secretario general de los socialistas lojeños al analizar la denominada por él “dramatización ante las cámaras de Joaquín Camacho”, pidiendo auxilio al Ayuntamiento de Loja para solventar la situación de ambos colectivos laborales, lamentando que el primer edil “mienta, a sabiendas de que lo hace, en un tema tan delicado porque afecta  a numerosas familias que atraviesan una difícil situación por la falta de cobro de sus sueldos”, ha expresado Juan Francisco Mancilla.

Según ha resumido este candidato socialista, el alcalde anunció la solicitud de una póliza de crédito para hacer frente a dicho adelanto de las nóminas, por importe de 600.000 euros, de los que 270.000 destinaría a pagar los haberes de las trabajadoras de la residencia Nuestra Señora de la Misericordia, y el resto para abonar las cantidades pendientes que permitieran a la empresa Asistel pagar los sueldos de las operarias encargadas de la asistencia a domicilio. Y lo hizo, asegura Mancilla, cuando era consciente de que tal póliza, que se había aprobado ya en el mes de abril, era exclusivamente para devolver una subvención superior a los 500.000 euros a la Junta de Andalucía, por no haber ejecutado la construcción de la guardería infantil municipal, cuya estructura se sitúa en la calle Sabadell, frente al Hospital de Loja.

Por tanto, continúa diciendo Juan Francisco Mancilla, el alcalde” Joaquín Camacho sabía perfectamente que no podía hacer uso de esa cantidad para pagar nóminas, pero también sabía que en estas fechas se esperaban varias transferencias e ingresos, como la correspondiente al Fondo de Liquidación Autonómica (Flat) que había reclamado la Junta de Andalucía al Gobierno de España, a cargo de las liquidaciones pendientes que debe hacer periódicamente el gobierno central al andaluz, para hacer frente a las aportaciones de la Junta al Ayuntamiento de Loja en materia de asistencia social, como las liquidaciones de la Residencia Nuestra Señora de la Misericordia, explica Mancilla. Así mismo, asegura el candidato socialista, Camacho sabía que tenían ingresos del Impuesto de Bienes Inmuebles y otros conceptos que le facilitarían dichos pagos, “por lo tanto el alcalde no podía dirigir esos 600.000 euros de la póliza de crédito al destino que anunciaba públicamente, pues de haberlo hecho habría cometido un delito que le habría inhabilitado”, matiza Mancilla, al tiempo que informa de que tal solicitud de la Junta al Gobierno de España se remonta a enero de 2015 y llegó a las arcas municipales el pasado 29 de abril.

Más adelante, tanto Mancilla como el portavoz municipal socialista Juan Cobos, se han basado en los informes emitidos por el secretario municipal, el interventor y el depositario para realizar su denuncia sobre la actitud de Joaquín Camacho, pues “en dichos informes se especifica que la póliza está aprobada y renovada desde el mes de abril en Caja Rural y comprometida para la devolución de la subvención a la Junta de Andalucía por la no conclusión de la guardería infantil”.

Por otro lado, ambos políticos socialistas dicen temer que el alcalde, en su calidad de presidente del Patronato Nuestra Señora de la Misericordia, haya retenido las preceptivas liquidaciones mensuales que debe hacer ante la Junta de Andalucía para, consiguientemente, recibir las aportaciones que corresponden al gobierno andaluz por el convenio con la residencia de personas mayores. Unas cantidades, informan Mancilla y Cobos, son las que permiten, en un plazo de 90 días, obtener el dinero para pagar las nóminas de los trabajadores. Y todo ello, denuncian ambos, para “obtener un rédito electoral, algo que es malvado, perverso y juega con las fatigas de las trabajadoras”, dice Juan Cobos al analizar que el alcalde, de este modo, está arremetiendo contra la Junta por no hacer las transferencias que les corresponden.

Juan Francisco Mancilla ha respondido también a los ataques que, según él, reciben continuamente de Joaquín Camacho sobre la gestión socialista en el anterior mandato que presidía Miguel Castellano, en ese sentido, el candidato a la alcaldía por el PSOE, ha ofrecido una comparativa entre lo que adeudaba hace cuatro años el Patronato y lo que adeuda ahora, de tal forma que, según Mancilla, entonces no se debía ni un euro a los trabajadores y ahora se les debían 270.000 hasta hace unos días; la deuda con la seguridad social ha pasado de 980.000 a 1.750.000 euros; la contraída con Hacienda de 35.000 a 225.000 euros; y a proveedores de adeudarle 81.300 se ha pasado a 175.000 euros, con lo que “la falta de capacidad de Camacho ha llevado a una situación en la que se debe 2,5 veces más que en la época socialista”, concretaba Mancilla.

Más adelante, el secretario general del PSOE ha culpado también a Joaquín Camacho de tener que devolver, no solo la ya citada subvención de la guardería infantil, sino también, del centro deportivo urbano que acogerá las piscinas cubiertas por importe de 1,2 millones de euros.

Por último, Mancilla le ha afeado que unos días antes de las elecciones municipales haya “levantado calles para repararlas y tenga dinero para todo”, afirmaba, y preguntaba que por qué no lo ha hecho antes, al igual que podría haber pagado antes las nóminas de la residencia y no lo ha hecho “con fines electoralistas”, concluía.

Deja un comentario