Descarga gratuita del PDF del periódico

viernes, 19 de julio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El gobierno local destaca que en 2014 se mejoraron las previsiones del plan de ajuste económico

El presupuesto del ejercicio pasado se ejecutó en un 90 por ciento

Pruebas Realizadas De Forma Aleatoria En Puntos Del Norte De España

El equipo de gobierno del Partido Popular sigue sacando pecho por los resultados positivos obtenidos tras la liquidación del presupuesto municipal del 2014. El dato más importante, sin duda, es el superávit de 1,9 millones de euros (o 1,7 si se añaden las obligaciones pendientes de aplicar al presupuesto y las devoluciones de ingresos). Para el alcalde lojeño, Joaquín Camacho, se trata de un “gran resultado económico del que podemos estar satisfechos pero sin confiarnos y sin lanzar las campanas al vuelo”.

El primer edil destacó que las cuentas municipales del pasado ejercicio –prorrogadas desde 2013- han tenido un nivel de ejecución del 90%. El periodo de pago a proveedores se ha reducido considerablemente en estos últimos cuatro años. Así, si en 2011 se tardaba hasta dos años en pagar las facturas pendientes, en 2014 ese tiempo se redujo a 120 días. “Es el primer año que tenemos capacidad de pagar a proveedores y bancos con fondos propios”, subrayó Camacho. 

Según el regidor, esta mejora económica va a repercutir en los ciudadanos, por ejemplo con el incremento en 100.000 euros de la partida destinada a la limpieza de calles o con el aumento de los servicios que se prestan en el Centro de Información a la Mujer o el de Tratamiento de Adicciones, entre otros. También se comprometió a bajar los impuestos “en cuanto sea posible”. 

Para la concejal de Economía y Hacienda, María Jesús Ruiz, estos datos indican que “el objetivo de saneamiento de las cuentas municipales se ha conseguido, partiendo de una situación económica bastante complicada”. La edil subrayó que las previsiones que se reflejaron en los dos planes de ajuste que tuvo que hacer el Ayuntamiento lojeño “se han superado”, lo que demuestra, añadió, que hacemos presupuestos que no se alejan de la realidad”. También remarcó como “hecho histórico” que ni en 2014 ni en este 2015 “se hayan subido los impuestos y las tasas, salvo el IBI”. 

Ruiz Azañedo recordó que el consistorio lojeño tuvo que pedir tres préstamos bancarios para pagar a proveedores: uno por valor de 800.000 euros, un segundo de 5,6 millones y un tercero de 2,6 millones. 

Deja un comentario