Descarga gratuita del PDF del periódico

lunes, 20 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Un matrimonio de Fuente Camacho gana el IV Concurso de Albañilería de Riogordo

José Redondo y Victoria López se hacen con el primer premio en una competición que ha reunido a quince cuadrillas de diversos puntos de España

La Autorización De Fuego En Zona Forestal Se Pide De Forma Telemática. Foto: G. Maps

Tiene 44 años y desde los 15 trabaja como albañil. Toda una vida dedicada al ladrillo y al cemento en la que ha acumulado grandes dosis de esfuerzo, conocimientos técnicos y destreza. Todo ello le ha valido para ser el justo vencedor de un concurso de construcción. José Redondo, un vecino de la pedanía lojeña de Fuente Camacho, y su mujer Victoria López, se han proclamado ganadores el pasado sábado 24 de abril del IV Concurso de Albañilería ‘Puebla de Riogordo’. Una competición, organizada por el consistorio de esta localidad malagueña, en la que participaron otras 14 parejas procedentes de Málaga, Jaén, Granada, Badajoz y Madrid.

El matrimonio lojeño, en declaraciones a El Corto de Loja y Onda Loja Radio, se muestra muy contento y satisfecho por haberse llevado el primer premio de este concurso, dotado con 700 euros y una escultura conmemorativa. “Ha sido una ilusión muy grande haber conseguido el primer puesto haciendo algo que me gusta”, confiesa José. Nada hubiera sido posible sin la ayuda de su mujer, Victoria, la única fémina participante en esta edición. Trabaja en una cooperativa agrícola pero se reconoce una aficionada a la albañilería. “Llevo tanto tiempo viendo cómo trabaja él que ya hasta me gusta”, explica.

José no es un novato en este tipo de concursos. Aunque es la primera vez que participa en Riogordo, desde 2002 también está presente en el certamen homólogo de la barriada malagueña de El Palo, el más antiguo de cuantos se celebran en España y también el que más dinero reparte en premios. 

La prueba del pasado fin de semana fue una contrarreloj de arte, cálculo y destreza. Tuvieron que levantar, en un máximo de cuatro horas, un tablero curvo de ladrillo arriostrado en machón y tiranta, con la ayuda de un encofrado de madera que debía retirarse al final y dejar al aire la estructura. Esta pareja fue una de las tres que consiguió terminarla correctamente. “Tuvo su dificultad, ya que había que planificar el trabajo muy bien desde el principio, sin cometer errores, porque no hay tiempo para empezar de cero”, explica José.

La pareja ya piensa en la próxima cita que tendrá lugar en septiembre en El Palo. Dejan sobre la mesa la propuesta de crear un concurso parecido en Loja, ya que en la provincia de Granada no hay ningún certamen de este tipo.

Deja un comentario