Descarga gratuita del PDF del periódico

jueves, 30 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Solemne noche del Viernes Santo, que cierra una Semana de Pasión plena en Loja, con todas sus hermandades en la calle

La Hermandad del Cristo de la Salud y San Juan de La Palma y la del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad completan el día álgido de la Semana Santa lojeña

Aspecto Que Presenta En La Actualidad Del Nuevo Parque Fluvial En Loja. Foto: C. Molina

Loja despedía su Semana Santa con un viernes pleno y espectacular, en el que miles de lojeños y visitantes pudieron disfrutar desde primeras horas de la mañana y hasta bien entrada la madrugada de las cinco hermandades que protagonizaban el día álgido de la Semana Santa de Loja.

Todas lo dieron todo de sí para su puesta de largo por las calles de Loja ante un pueblo expectante que abarrotaba todos los rincones. Sin duda, un día espléndido y un broche de oro a una Semana Santa de Pasión espectacular en forma, contenido y hasta en tiempo meteorológico, a pesar de los primeros presagios.

Así, del bullicio del desfile de la mañana, se pasó a la sobriedad de la noche del Viernes Santo con el Santo Entierro de Cristo. La hermandad del Santísimo Cristo de la Salud y San Juán de la Palma y la del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad despidieron la Semana Santa de este 2016 con un desfile solemne y plagado de momentos emotivos que fue seguido por un gran gentío en todo su recorrido.

A las 21 horas se abrieron las puertas de la Iglesia de Santa María de la Encarnación para permitir la salida del desfile procesional. El Cristo de la Salud era el primero en atravesar el dintel de la puerta. Ya en la calle, era recibido con aplausos y con el sonido de la marcha real.

Tras él, el trono del Santo Sepulcro comenzaba a salir de la iglesia. Su elegante caminar estuvo acompañado por el Trío de Capilla de la Asociación Banda de Música de Loja. El Sagrado Cristo Yacente estrenaba este año la ropa de su urna, en terciopelo negro.

La titular mariana, Nuestra Señora de la Soledad, también lucía bellísima en su trono de palio. Este año salía con un nuevo fajín confeccionado con damascos de seda y galones de plata y oro.

Precisamente, al llegar su trono la zona de Tribuna, tuvo que interrumpirse momentáneamente el desfile, a consecuencia del desvanecimiento que sufría una persona que contemplaba el mismo en la calle Duque de Valencia, junto al Ayuntamiento. El consiliario de la hermandad, Juan Carlos Hidalgo, pidió al público que hiciera sitio para que pudiera acceder hasta allí la ambulancia. Los horquilleros de la Soledad también debieron acercar el trono a un lado, junto a la propia Tribuna, para que la ambulancia pudiera acceder hasta la persona enferma. Tras unos primeros auxilios en el propio lugar, fue evacuada por los servicios de urgencias del Hospital, retomándose el desfile con normalidad.

Como procesión oficial de la ciudad, en el cortejo estuvieron presentes varios miembros de la corporación municipal, con el alcalde Joaquín Camacho a la cabeza. Este año se recuperó en la procesión la figura de los ‘maceros’, que abrían camino a la representación del Ayuntamiento lojeño.

Como novedad destacada, el tramo final de la Estación de Penitencia de la Hermandad, pues desde la plaza de la Constitución hasta la Iglesia Mayor se realizó a oscuras, con el alumbrado público apagado. Ya en la puerta, la Semana Santa de Loja se despedía con un rezo conjunto con los dos tronos frente a frente.

De esta forma se ponía el punto y final a una Semana Santa brillante en Loja.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario