Descarga gratuita del PDF del periódico

martes, 23 de abril de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

La cocina colaborativa de Cruz Roja en Loja beneficia a más de 70 usuarios de la comarca

La delegada de Inclusión Social de la Junta visita las instalaciones para conocer de cerca esta iniciativa a la que destina unos 60.000 euros, repartidos con dos comedores más de la provincia

Delegada, Concejala Y Responsables Y Voluntarios De Cruz Roja En Loja. Foto: Calma

El proyecto de cocina colaborativa de la Asamblea Comarcal de Cruz Roja Española en Loja sigue a pleno rendimiento y también lo ha hecho durante los días de Semana Santa. En total, 77 usuarios de la comarca del Poniente Granadino en situación de vulnerabilidad social se han beneficiado de este recurso en lo que va de año, según informó la presidenta de la ONG, María José Malagón, durante la visita de la delegada de Inclusión Social de la Junta de Andalucía, Matilde Ortiz. 

La responsable de la ONG explicó que el objetivo de este año es que “se beneficien 85 usuarios, así que se va a cumplir con creces”, a la vez que recordó que, en el pasado 2023, fueron 127 usuarios las personas que se favorecieron de esta iniciativa. “El proyecto se está desarrollando muy bien, pero se necesita financiación y colaboración de las empresas e instituciones”, a las que agradeció su contribución activa con Cruz Roja.  

Para que la comida salga adelante en esta cocina solidaria, un total de 25 voluntarios participan de lunes a viernes, de forma rotatoria, comandados por un cocinero profesional, además, de los propios usuarios que se benefician de este recurso. 

Incidió la presidenta que el “alma” de Cruz Roja son “los socios y voluntarios” que, junto al equipo técnico, hacen que “el proyecto salga adelante”. En este caso, la encargada de la gestión de este programa es Cristina Arellano.    

A la vez de la colaboración empresarial, este proyecto recibe una subvención de la Junta de Andalucía, dentro de la convocatoria para ‘Actuaciones para la preparación y reparto de alimentos a personas con escasos recursos económicos o en riesgo de exclusión social’. 

Por este motivo, hace unos días recibió la visita de la delegada de Inclusión Social y Familias, Matilde Ortiz, quien conoció de primera mano el trabajo que se realiza en estos fogones solidarios que llevan en marcha desde 2016. “No sólo satisface una emergencia para atender una necesidad vital, sino que se ha convertido en una experiencia entre compañeros”, como le trasladaron los voluntarios Mari y Pepe que, ese mismo día, elaboraron un menú de caldereta, salmón al horno y torrijas. 

Anunció que la administración autonómica seguirá apoyando estas iniciativas con “más de 60.000 euros para tres cocinas de la provincia, donde cada una tiene su especialidad, como en el caso de Loja, la elaboración de los alimentos que donan grandes entidades y empresas locales”. 

Manifestó que se trata de un proyecto que “quita el estigma de las colas del hambre, al tratarse de una cocina, donde las personas beneficiarias elaboran su propio alimento” y cuya idea ha evoluciona con el apoyo de las administraciones, ya que “no llegamos a todo”. 

Por su parte, la concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Loja, Paloma Gallego, alabó el trabajo que se realiza en el Centro El Pinar y sobre este programa afirmó que es “un proyecto espectacular por, cómo se hace, pero –sobre todo- para quien se hace, más de 70 familias”.

También comentó que, para ponerlo en funcionamiento, se necesita “mucha ayuda”, como el respaldo que le ofrece el Ayuntamiento con la firma de un convenio que se ha ampliado en el apartado de empleo. “Todo esto va acompañado de unos itinerarios formativos y laborales para que todas estas personas logren salir de la situación de exclusión social que es lo que se pretende desde esta ONG y Servicios Sociales Comunitarios”, informó.

El Consistorio lojeño, además de los 6.000 euros que destina al programa de inmigrantes, ha aumentado “en 5.000 euros más, para este proyecto laboral que tan buenos resultados está dando” y dio las gracias “a todos los voluntarios y empresas que colaboran con la cocina colaborativa de Cruz Roja”.  

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario