Descarga gratuita del PDF del periódico

sábado, 15 de junio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El obispo de Loja de Ecuador visita el Ayuntamiento, donde fue recibido por el alcalde y su equipo de gobierno

En un periplo que lo llevará hasta el Vaticano, Alfredo Espinoza conoció el Salón de Plenos y la Alcaldía, donde firmó en el libro de visitas de la ciudad

Loja, España, recibió ayer la visita del obispo de la otra Loja, la de Ecuador. Monseñor Alfredo Espinoza recaló en la ciudad lojeña con motivo de la visita que está realizando a España –en concreto a las ciudades de Madrid, Sevilla y Córdoba- como primer destino de un viaje que le conducirá finalmente hasta el Vaticano, donde mantendrá un encuentro con el papa Francisco.

El obispo de Loja de Ecuador ha visitado “la Loja granadina” para “conocer la raíz del pueblo lojano”, según dijo a los medios de comunicación. Fue recibido en el Ayuntamiento por el alcalde Joaquín Camacho, acompañado por varios concejales de su equipo de gobierno. El regidor explicó al obispo los detalles del mobiliario que decora el despacho de Alcaldía. Posteriormente, Espinoza firmó en el libro de visitas de la cuidad, donde dejó un mensaje de fraternidad entre los pueblos lojeño y lojano. 

En el salón de plenos continuó la visita. Allí, el regidor y el obispo posaron junto al cuadro del retrato de Alonso de Mercadillo, capitán y explorador lojeño quien fundara allá por 1548 la ciudad de ecuatoriana de Loja. Hoy día, es la capital de la provincia del mismo nombre, y cuanta con una población cercana a los 250.000 habitantes.

En este primer “hermanamiento” con el obispo de Loja, tal y como definió él mismo, Alfredo Espinoza expresó su bendición al Ayuntamiento y a los lojeños “para que sigan creciendo y soñando por un futuro mejor, sembrando y haciendo el bien”. 

Se trataba de un día “muy importante para la ciudad”, como calificó Joaquín Camacho, “ya que recibimos al obispo de una ciudad hermana a la que apreciamos y recordamos a raíz del hermanamiento que se hizo en 1986”. El regidor lojeño expresó su gratitud por la presencia del obispo lojano y sus mejores deseos para su viaje por España y el Vaticano.  

El religioso lojano nació en la ciudad de Guayaquil en 1958 y pertenece a la congregación de los salesianos, por lo que tiene una íntima relación con la formación de los jóvenes cristianos. El encuentro con el papa Francisco se enmarca dentro de la visita ad limina, la que todos los obispos diocesanos deben realizar al Vaticano para informar al santo pontífice, cada cierto período, del estado de la diócesis que gobiernan.

Hay que recordar que Loja está hermanada desde 1986 con la ciudad homónima ecuatoriana, lo que ha permitido que se produzca, en más de una ocasión, la llegada a esta localidad granadina de representantes de las instituciones municipales y provinciales de la ciudad hermana, así como de autoridades académicas y estudiosos de sus dos universidades. 

Deja un comentario