Descarga gratuita del PDF del periódico

sábado, 22 de junio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El colegio Elena Martín Vivaldi dedica su pabellón deportivo al docente Jorge Moreno Cáceres

La comunidad educativa de este centro reconoce la labor de este profesor de Educación Física que falleció en pasadas fechas y dejó una profunda huella entre sus compañeros y alumnado

Maestros Y Alumnos, Junto A Autoridades Locales, En El Homenaje Al Docente. Foto: C. M.

Desde este pasado 7 de febrero el pabellón deportivo del CEIP Elena Martín Vivaldi pasa a denominarse Jorge Moreno Cáceres, en reconocimiento por la labor de este docente recientemente desaparecido. La comunidad educativa de este centro lojeño quiere así rendir un sentido homenaje y reconocimiento a este profesor que dejó con su pérdida un profundo vacío entre sus compañeros y alumnado. Se busca con ello mantener el recuerdo de su trabajo y su buen hacer para mantener el funcionamiento de este colegio. 

Los familiares de Jorge acudieron al descubrimiento de la placa que renombra al pabellón del centro. Se contó con la presencia del concejal de Educación, José Antonio Gómez, y del propio director del colegio, Marcos Arenas. Alumnos de su antiguo curso, sexto de primaria, no se quisieron perder este homenaje a su profesor. 

En representación del Ayuntamiento, Gómez alabó el ejemplo de Jorge como docente amante de su profesión y reconoció su buena disposición a trabajar en la organización del centro. “Tuve la oportunidad de conocerlo como compañero del consejo escolar y demostró una gran profesionalidad”, comentó el edil que admite que dejó una gran huella en este centro. Para Gómez ha sido muy importante el trabajo realizado para mejorar este centro desde el punto de vista académico y profesional. 

Por parte de la familia tomó la palabra su mujer, Paqui Pérez, y su hijo mayor, Jorge Moreno, que agradecieron este acto de reconocmiento y recuerdo hacia su familiar. “A partir de ahora lo van a recordar todos los que pasen por este centro”, agradeció la mujer dando la palabra a su hijo. “Solo una persona muere cuando se olvida”, comentó el joven Jorge que se mostró orgulloso del cariño que se muestra por su padre. “Pretendía ante todo hacer felices a sus alumnos”, afirmó el joven emocionado. 

En representación de su alumnado, leyó un escrito Zainad el Aloui, que recordó a su maestro como “una buena persona”. “Siempre le gustaba ayudar a los demás y ha dejado una gran huella en nuestros corazones”, afirmó la joven que admitía que los escuchaba y aconsejaba en cualquier situación. Por último, agradeció la simpatía con la que trataba a todos sus alumnos. 

Cerró las intervenciones el director, Marcos Arenas, que muy emocionado recordó la labor de sus compañeros durante sus cinco años en el centro. En los últimos años participó en la Secretaría del colegio. “Hoy nos congregamos para recordar la vida de un maestro excepcional”, admitió el director añadiendo que no solo fue un educador sino “un faro luminoso”. Arenas enfatizó que el corazón de Jorge latía por la enseñanza y por sacar lo mejor de todos, por lo que dejó una gran huella en cada rincón del colegio. 

La familia descubrió una placa en recuerdo de Jorge en la fachada del propio pabellón. La misma insistía en reconocer a un gran maestro y compañero. A partir de ahora, Jorge Moreno quedará siempre unido a la historia de este centro educativo lojeño.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario