Descarga gratuita del PDF del periódico

sábado, 18 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El cielo se abrió a la observación de lojeños y visitantes en la VI edición de la Noche Celeste

Unas 130 personas de diferentes lugares de la geografía española se dieron cita a más de 1.500 metros de altitud, en plena Sierra de Loja

La participación en la VI Noche Celeste, en plena Sierra de Loja, no ha podido ser más variopinta, a tenor de la procedencia de las 130 personas que siguieron la convocatoria del Área de Turismo del Ayuntamiento.

No de lugares tan remotos como de donde proceden las estrellas fugaces, pero sí de todos los puntos cardinales llegaron hasta Loja personas interesadas en vivir una noche especial con la mirada puesta en el firmamento. El lugar no podía ser más espectacular, a más de 1.500 metros de altura bajo un mar de galaxias que lucían esplendorosamente.

La cita, como es sabido, era con la Noche de las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo, organizada en su sexta edición ya por el Área de Turismo del Ayuntamiento de Loja, con la inestimable colaboración del científico lojeño Sebastían Cardenete, que dirigió técnicamente la velada, y del grupo astrofísico Sirio de Málaga, que volvió a prestar sus conocimientos y equipos de observación a los participantes en el evento.

Por lo que respecta a la asistencia, la provincia de Granada fue la más representada con las 25 personas que se unieron desde Loja, 16 de Granada capital,  4 de Albolote, 6 de Armilla, 3 respectivamente de Motril, Huétor Tájar y Salar; y 2 de cada una de las localidades de Las Gabias, Ogíjares, Huétor Vega y Villanueva Mesía. A todos ellos se unieron las 28 personas que participaron en la organización hasta totalizar unas 130.

Desde Málaga se desplazaron al macizo lojeño 15 criaturas y 4 de Torremolinos; desde Sevilla lo hicieron 4, 2 de Huelva, 7 de Madrid, 2 de Cornellá (Barcelona), 1 de Alicante y otra de Palencia. 

Las buenas condiciones meteorológicas que se dieron en la noche del 12 al13 de agosto permitieron una magnífica observación de las estrellas fugaces,además de generar un buen clima de compañerismo y fraternidad entre las personas asistentes.

En esta sexta observación astronómica se acampó de nuevo en el “Llano del Tejadillo”, por encima del Charco del Negro, a 1.525 metros de altitud. 

Las inscripciones incluían la cena picnic, las jornadas astrofísicas, zona de acampada, desayuno, regalo de la organización, actividades y piscina municipal gratuita para la jornada del domingo. Todo ello por 10 euros (7,5  para niños de hasta 12 años). Los asistentes participaron en el sorteo de dos entradas para el Centro de Ciencia Principia de Málaga y otras dos para el Parque de las Ciencias de Granada.

El programa darba comienzo el sábado 12 de agosto por la tarde con la recepción de los asistentes y entrega de acreditaciones en el hotel Abades Mirador. La organización encabezaba la salida para guiar a los vehículos que no conocieran la zona de acampada. Al anochecer, sobre las 21 horas, se recibía a los participantes en la Sierra y se servía una cena-picnic. 

Con la llegada del 13 de agosto, justo a la media noche, comenzaron las jornadas astrofísicas e interpretación de la lluvia de estrellas. Tras ellas, se acampó en vivac (solamente saco de dormir y esterilla). Al amanecer se ofreció un desayuno tras el cual se regresaba al núcleo urbano para disfrutar de un baño gratuito en la piscina municipal de Loja. 

Deja un comentario