Descarga gratuita del PDF del periódico

martes, 23 de julio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

La Cofradía del Huerto y Nuestra Señora de la Esperanza llena de olor y aroma el Martes Santo lojeño

Cientos de personas se acercan para conocer los estrenos que presentaba este año y acompañan el desfile por el Barrio Alto y el centro de la ciudad

El Martes Santo en Loja es sinónimo de olor y aroma. El que desprende la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Orando en el Huerto y Nuestra Señora de la Esperanza, que realizaban su Estación de Penitencia bajo una enorme expectación.

Y es que había ganas también de conocer y poder ver en vivo los estrenos que presentaba este año esta cofradía, una de las que más novedades ofrece a la Semana Santa de este 2015. Por un lado, el estandarte en terciopelo azul bordado en oro por el taller lojeño Bordados Merto; por otro los candelabros de cola de la Virgen en orfebrería repujada realizados en los talleres Paula Orfebres de Lucena; y, por último, la restauración de los faroles del trono del apostolado.

Así que no eran pocos los argumentos para que desde antes de las 19 horas y a las puertas de la Ermita de San Roque, en plena falda de la sierra de Loja, se agolparan cientos de lojeños para ver la salida del cortejo. Precisamente éste es uno de los momentos más llamativos de su Estación de Penitencia, debido a la estrechez de la puerta del templo.

Con puntualidad y con el repicar de las campanas del pequeño templo, el Titular de la Cofradía del Huerto atravesaba la portada de cantería. Se trata de un trono que tiene la peculariedad de contar con dos imágenes, obras del artista local Pablo Morales Ortega y del ilurquense José Antonio Martín Fuentes.

Tras el trono de Jesús, los Apóstoles San Juan, San Pedro y Santiago que desfilan en otro trono. Las tres imágenes son obra del joven escultor sevillano Enrique Calero Rivera.

Más complicada, como es habitual, sería la salida de Nuestra Señora de la Esperanza minutos después. Las escasas dimensiones de la puerta de la ermita obligaron a los horquilleros a redoblar sus esfuerzos al desmontar el palio del trono y luego volverlo a colocar, con destreza y sincronía, una vez que la Virgen de Maíz de Castro estaba en la calle.

A pocos metros de la salida, los tres tronos recibieron el primer ‘golpe’ de Incensarios. De hecho, sus originales movimientos y sátiras se vieron y escucharon por primera vez en la presente Semana Santa, como es costumbre en el Martes Santo. Otra singularidad es que se trata de la única hermandad de Loja que cuenta con tres ‘corrías’, una para cada trono.

En cuanto al acompañamiento musical, la Banda de Cornetas y Tambores ‘Flor entre Espinas’ (para Jesús), la Banda ‘Amigos de la Música de Huétor Tájar’ (con La Esperanza) y la Concordia de Tambores de la Hermandad (con los Apóstoles) ponían las notas al desfile.

Pronto, nada más producirse su salida, se vivía uno de los momentos más espectaculares que ofrece la procesión del Martes Santo. No es otra que la bajada por la empinada y estrecha calle Nueva San Roque. También llamativo es el paso por el Túnel o, como siempre, la calle Tamayo. En su paso por Tribuna, pasadas las 22 horas, esperaba un numeroso público, deseoso de reencontrarse también con Nuestro Padre Jesús Orando y La Virgen de la Esperanza.

Si espectacular es la salida, no lo es menos la llegada por la empinada Cuesta de San Roque, antes de producirse su encierro en la Ermita, ya de madrugada.

Y tras el martes, la Semana Santa lojeña no ofrece ya descanso a sus seguidores, pues hoy, Miércoles Santo, se vivirá una de las jornadas más largas intensas de aquí al viernes, con Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas, que acaparará la atención de los lojeños durante las aproximadamente diez horas que dura su Estación de Penitencia. Tras salir desde la Iglesia Mayor (18:30 horas), llevará a cabo la subida a la Ermita del Calvario, para iniciar a partir de las 22.30 horas la espectacular bajada que le llevará por el los barrios de San Francisco, El Puente, la Alfaguara, el Mesón de Arroyo o el Barrio Alto, junto a varias calles del centro de la ciudad.

También se podrá disfrutar de la emotividad de sus encuentros con imágenes dolorosas de Loja: Dolores, Angustias y Esperanza, en la capilla de la Sangre, ermita de Jesús Nazareno y ermita de San Roque, respectivamente.

Hoy Miércoles Santo, turno para Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas

El Miércoles Santo también ofrecerá otro de los estrenos de este 2015. Se trata de la nueva corona de espinas realizada por el imaginero sevillano Fernando Aguado.

Ya en la jornada de mañana, Jueves Santo, por la tarde estará en la calle el desfile procesional de la Real Cofradía de la Santa Vera Cruz, Jesús Preso y Nuestra Señora de los Dolores. Saldrá a las 18:30 horas desde la capilla de la Sangre del barrio de San Francisco para posteriormente recorrer las calles de El Puente y del centro de la ciudad.

Por la noche, el Santísimo Cristo de los Favores recorrerá las calles de Loja con la solemnidad y sobriedad que le caracteriza. El estruendo de los Tambores Negros y la luz tenue de las velas conformarán una madrugada de ‘silencio’ llena de emoción. El desfile partirá a las 23:50 horas desde la Iglesia de Santa Catalina.

El día grande de la Semana Santa de Loja llegará de la mano de las tres hermandades del Viernes Santo por la mañana. Desde la ermita de Jesús Nazareno partirán, a partir de las 10 de la mañana, Santa Marcela, Jesús Nazareno y San Juan, la Santa Vera Cruz y la Virgen de las Angustias. La Verónica, imagen muy querida en Loja, estrenará nuevo estandarte realizado por el bordador César Gómez-Horn Román. De nuevo se podrán escuchar sonidos tan característicos como el Miserere, el Stabat Mater o el Amplius. El fin a la Estación de Penitencia vendrá con la tradicional ‘Corriilla’.

La Semana Santa de Loja llegará a su fin el Viernes Santo por la noche con la solemnidad de la procesión del Santo Entierro. Partirá a las 21 horas desde la Iglesia de la Encarnación. Abrirá el desfile la hermandad del Santísimo Cristo de la Salud, un bello crucificado que este año irá acompañado de una veintena de tambores. Tras él estará el Sagrado Cristo Yacente y finalmente Nuestra Señora de la Soledad. La Imagen mariana estrenará la restauración y ampliación trono y el nuevo palio, que tendrá un corte más recto y sobrio. Los trabajos han sido realizados en los talleres Angulo de Lucena (Córdoba).

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario