Descarga gratuita del PDF del periódico

sábado, 13 de julio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Antonio Orozco se entrega en cuerpo y alma y levanta a Loja en un espectacular concierto

Más de 7.000 personas vibran en el estadio Medina lauxa durante dos horas con una gran actuación en la que el artista lo da todo para deleite de sus seguidores

La actuación que dejó anoche en Loja Antonio Orozco será recordada durante mucho tiempo. El esperado gran concierto de la Feria Grande dejó un extraordinario sabor de boca entre las más de 7.000 personas que se dieron cita en el estadio Medina Lauxa para ver en directo al artista catalán.

Y es que Orozco se entregó en cuerpo y alma -llegó incluso a lesionarse en una pierna durante la actuación- ante el gozo de los miles de seguidores, muchos de ellos llegados desde todos los rincones de la geografía andaluza, que vibraron desde el primer momento con sus canciones y con la pasión que el cantante puso sobre el escenario, acompañado por su equipo de músicos.

Orozco no tardó en conectar. Había ganas de ver a un artista que hace ya muchos años pisó Loja cuando no tenía el reconocimiento que hoy le ha llevado a ser uno de los más importantes del panorama musical español, con una gran trayectoria que le ha hecho publicar nueve álbumes desde el año 2000, vender más de un millón y medio de discos y conseguir 9 discos de platino y uno de oro.

Como él dijo al inicio de su actuación, era muy importante y especial su actuación en Loja. Quería dejar buenas sensaciones y la verdad es que consiguió lograrlo de sobra. Fuerza, voz, energía, pasión y entrega no le faltaron en ningún momento a Orozco en Loja. Y eso que, como antes señalábamos, llegó a hacerse daño en una pierna durante la actuación y, en algunos momentos, mostró una visible cojera. Pero eso no fue obstáculo para seguir con la misma garra y entrega y dejar dos horas de buena música con las canciones que han marcado su trayectoria desde aquel año 2000 y su primer álbum ‘Un reloj y una vela’.

Canciones tan conocidas como ‘Estoy hecho de pedazitos de ti’, ‘Qué me queda’, ‘Devuélveme la vida’, ‘Temblando’, ‘Pídeme’, ‘Mi héroe’, ‘Por pedir pedí’, ‘Hoy séra’ y muchas más fueron desfilando a lo largo de una noche que, a buen seguro, se va a recordar durante mucho tiempo. 

Sus seguidores se entregaron también y bailaron y saltaron al ritmo de las canciones de Antonio Orozco, acompañando las letras y saboreando cada minuto del concierto. No había en absoluto ganas de acabar una noche que se tornaba mágica, pues la conexión entre cantante y público fue total.

Hubo muchos momentos especiales durante la noche. Uno de ellos se produjo cuando se refirió a los proyectos con los que viene trabajando desde hace nueve años a través de sus conciertos y gracias a los mensajes enviados por los propios seguidores que le siguen en sus actuaciones. En concreto, Orozco mostró imágenes de un proyecto que está atendiendo ya a 300 niños en un Hospital Pediátrico Infantil de Día que, según destacó, “es uno de los más importantes que hay en Europa y esto lo habeís hecho vosotros día a día y mensaje a mensaje”, señaló Antonio Orozco, quien añadió que “hay otros muchos proyectos que dependen de este hospital que también los habéis hecho vosotros, ofreciendo ayuda a las familias que necesitan desplazarse al hospital por la enfermedad de un hijo o el establecimiento de un lugar para poder acompañar los tratamientos… todo eso lo habéis conseguido todos vosotros”. Fue el momento en el que pidió a sus seguidores encender las linternas de sus móviles. Centenares de teléfonos se iluminaron tanto en el graderió como en el terreno de juego del estadio Medina Lauxa. A partir de ahí comenzaron a lanzarse mensajes de móvil con la palabra ‘ángel’ al número que anunció Antonio Orozco. De esta forma, iban a contribuir también en ese proyecto. Fue uno de los momentos más emocionantes y emotivos de la noche, que continuó con la interpretación de la canción ‘Mi héroe’.

Se iba acercando el final de una actuación que el público no quería que terminase. El reloj marcaba ya la 1 de la madrugada pero los seguidores querían más. Así que, ante su reclamo, Orozco volvió al escenario, acompañado por su guitarra, para regalar unas últimas canciones de una actuación que, a buen seguro, no olvidarán.

Deja un comentario