Descarga gratuita del PDF del periódico

martes, 23 de julio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Cerca de un centenar de personas aseguran su alimentación diaria gracias a un proyecto de Cruz Roja

Con la colaboración de La Caixa, la Junta de Andalucía y diferentes empresas, el servicio permite que sean las propias familias beneficiarias quienes realicen las comidas

Jesús En El Huerto Tras Su Salida De San Roque. Fotos: P. Castillo.

La Asamblea Comarcal de Cruz Roja de Loja está iniciando estos días un nuevo proyecto que permitirá alimentar de lunes a viernes a unas 90 personas diarias, especialmente niños, cuya situación familiar desde el punto de vista económico es sumamente complicada y de vulnerabilidad. 

Como ha explicado durante la presentación del mismo el presidente de la ONG, Ramón Soler, “el proyecto consiste en poner a disposición de las familias toda la infraestructura y los productos para que ellas mismas se cocinen. De esta forma –continúa-, se generan equipos todas las semanas con las propias familias y voluntarios que preparan las comidas diarias.

Y es que como indica Soler “la necesidad ya la teníamos creada y detectada desde el momento en que veníamos trabajando con 50 o 60 niños diariamente y con sus propias familias y ya sabíamos que su alimentación no era la necesaria y tenía muchas carencias”. 

El presidente de Cruz Roja en Loja quiso aclarar que no se trata de un comedor social. “Aquí lo que pretendemos, en primer lugar, es proteger la dignidad de las personas y hacerlas partícipes de su desarrollo y su día a día. De esta forma, además de generar ese espacio de convivencia entre las familias y los voluntarios, permite normalizar un poco más su situación”.

Cruz Roja cuenta para este proyecto con la participación de la Obra Social de La Caixa, que ha subvencionado dos cámaras frigoríficas para la cocina, que permitirán que todos los alimentos que les sean suministrados puedan mantenerse en buen estado. Además, también colabora la Junta de Andalucía a través del Fondo de Garantía Alimentaria y se han sumado también distintas empresas lojeñas. Es el caso de Embutidos García Lizana, Frigoríficos Ortega y Congelados Apolo, entre otras.

Raquel Martín-Zamorano, directora de la oficina de La Caixa en Loja, agradeció a Cruz Roja que de los 500 millones de euros de la Obra Social de esta entidad “una gotita pueda caer en Loja”. Añadió que “como empleados lo que más nos enorgullece es nuestra obra social y si lo podemos ver donde estamos desarrollando nuestro trabajo, mucho mejor”. Por eso, destacó la labor de Cruz Roja a través de todos sus proyectos.

En la misma línea se expresó Mar Porcel, jefa de zona de la Caixa, quien destacó los numerosos proyectos que desde hace años unen a la entidad y a Loja a través de esta ONG. Y es que, desde que la Fundación empezó a colaborar con Cruz Roja, ha ayudado con más de 65.000 euros en diversos proyectos en la comarca. “Cruz Roja Loja es una de las entidades con las que estamos colaborando más, simplemente porque nos pide para ayudar a los demás, que, en definitiva, también es el objetivo de la obra social de La Caixa”.

Ramón Soler, presidente de la Asamblea Comarcal de Cruz Roja, repasó las distintas colaboraciones con la obra social de La Caixa desde el año 2010. Como recordó, “todo comenzó con  la atención psicosocial y el servicio de lavandería y aseo personal para colectivos desfavorecidos, que sigue funcionando actualmente. Continuó en 2012 con el proyecto de asistencia humanitaria de emergencias a personas inmigrantes en situación de vulnerabilidad extrema, con una atención a los trabajadores temporeros de zonas agrícolas como Zafarraya o Ventas de Zafarraya, que se encuentran en unas condiciones muy precarias, según apuntó Soler. En 2014 llegó una nueva subvención de la Obra Social de La Caixa para la implantación y desarrollo del proyecto ‘Itinerarios integrales para personas de difícil inserción en el Poniente Granadino’, un proyecto bastante ambicioso a nivel de empleo, consiguiendo dar trabajo a unas veinte personas, según apuntó Soler. A partir de ahí, en 2015 y ya desde el Centro ‘El Pinar’ colabora de nuevo, esta vez con el programa ‘Atención integral a la infancia en situación de vulnerabilidad del Poniente Granadino’. También la oficina local de La Caixa contribuyó con la adquisición de cinco equipos informáticos para el ‘ciberaula’. 

Ya en este año 2016, ha llegado este plan de cocina solidaria familiar.

Deja un comentario