Descarga gratuita del PDF del periódico

viernes, 19 de julio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

“AVE sí, pero no así” reclama la construcción de un paso peatonal en San Francisco y que se cumplan las promesas del PP

Tras una reunión con Fomento, el alcalde asegura que las obras del AVE “mejoran la permeabilidad” en el barrio de la Estación

El colectivo ciudadano “AVE sí, pero no así” exige al Ministerio de Fomento y Adif que se construya un paso peatonal en la estación de San Francisco para evitar que los vecinos tengan que dar un gran rodeo para llegar a sus viviendas. Así lo han reivindicado ante el avance de las obras que se realizan en aquella zona para la adaptación de la antigua línea ferroviaria a la alta velocidad, unas obras que, según los planes del Ministerio de Fomento habrían de estar finalizadas en unas semanas y que, sin embargo, no han registrado movimiento alguno para la construcción de un paso peatonal elevado, tal como se pidió en numerosas ocasiones y que se incorporó a las alegaciones presentadas al proyecto o, en su defecto, y en principio, subterráneo bajo las vías, a la altura del edificio del apeadero.

Las razones argumentadas por esta asociación vecinal son varias, una de ellas, según expresó su presidente, Gonzalo Vázquez, por las características de la acera que se está construyendo en paralelo a la nueva calzada, “con unas dimensiones que apenas permiten el paso de personas mayores y aún menos de aquellas que sufren discapacidad o cualquier persona que tenga que desplazarse con silla de ruedas”, ha asegurado el portavoz del colectivo.

Otro de los motivos esgrimidos es el incremento considerable de la distancia que hay desde la explanada de la estación hasta la desembocadura del nuevo vial, con la agravante de que discurre en buena parte por una zona sin viviendas que aumenta la inseguridad de los peatones en desplazamientos nocturnos.

“Y mientras tanto -asegura Vázquez- no vemos ni un movimiento para la excavación del paso subterráneo que estaba previsto en el proyecto constructivo bajo las vías justo al lado del edificio del apeadero, con salida al parque infantil que existe enfrente”.

Además de estas circunstancias, Gonzalo Vázquez, acompañado de Antonio Campos y otros miembros del colectivo y vecinos, lamentaba la cercanía de uno de los postes de la catenaria “a 1,67 metros” concretaba con la valla del referido parque infantil, con el consiguiente peligro puesto que por su tendido transitan 25.000 voltios, así como a las viviendas de vecinos de la zona.

El portavoz espetó al alcalde Joaquín Camacho y al PP que, si están tan seguros de que no existe riesgo para la salud de la población, que emitan un informe en ese sentido. 

Más adelante se refirió igualmente a los vicisitudes que se dan en otros barrios de Loja, como en El Frontil, donde se había asegurado que se instalaría un paso de conexión con La Esperanza y que a estas alturas no se está construyendo, lo que obligará a los ciudadanos de aquella zona a dar un rodeo de un kilómetro y medio, dejando por tanto a sendas barriadas aisladas la una de la otra.

Tampoco quiso olvidar el prometido paso de Loma de Alegrías o la reconstrucción del edificio de la estación Vieja “ladrillo a ladrillo, tal como dijo el alcalde” y que a fecha de hoy aún no ha experimentado ni una acción relativa a su alzado.

En suma, dijo que son muchas las deficiencias y perjuicios que se están originando a los vecinos y anunció que, además, en las próximas semanas debería elevarse la pantalla que habrá de instalarse en el trazado urbano de la alta velocidad, lo que, a su juicio, supondrá una nuevo motivo de preocupación y repulsa “por la chapuza que se está haciendo con el AVE en Loja”, concluyó.

Antonio Campos dijo no explicarse cómo se pretende poner en marcha la alta velocidad sin antes haber subsanado todos estos problemas, por lo que urgió al Ayuntamiento a que haga todo lo necesario para que las obras no se culminen sin haber realizado esas obras pendientes.

ENCUENTRO DE CAMACHO CON NIÑO

La convocatoria de la Comisión de Seguimiento de las obras del AVE de la semana pasada también sirvió para que el Ayuntamiento de Loja trasladara a los responsables de Fomento y de ADIF, de una forma más privada, algunas de las reivindicaciones de los vecinos sobre esta infraestructura, relacionadas en su mayoría con los pasos a nivel que se han suprimido. 

Uno de los asuntos de los que el alcalde Camacho y el concejal de Urbanismo Joaquín Ordóñez trataron con el secretario de estado de Infraestructuras, Manuel Niño, era el paso elevado para peatones que se construirá en las inmediaciones de la estación de San Francisco, y que viene a sustituir el subterráneo que se había incluido en un principio en el proyecto. Según el regidor, en las próximas fechas ADIF mostrará a los vecinos este paso elevado. 

“Es un logro que hemos conseguido desde el Ayuntamiento, porque en el proyecto original iba un paso subterráneo. El que se va construir es más seguro y más práctico para los vecinos”, afirmó Camacho. Eso sí, habrá que esperar al final de las obras que se ejecutan en la actualidad porque esta pasarela, según el alcalde, no está incluida en ese proyecto. 

El paso de vehículos por las vías de la Estación ya ha quedado cortado. El tráfico se ha desviado hacia el paso inferior que se ha construido a escasos metros, y que desemboca en la calle La Palma. Esta nueva infraestructura “mejora la calidad de vida de los vecinos”, según el alcalde. Joaquín Camacho argumenta que a partir de ahora tendrán dos formas de acceder a sus viviendas. Una, con sus vehículos, por un vial recién estrenado, permanente, con más seguridad que el anterior y que además cuenta con un acerado para el tránsito de peatones. Y otra, por la pasarela elevada en el entorno del parque de la Estación. 

En resumidas cuentas, el alcalde asegura que con estas actuaciones que se han ejecutado por las obras del AVE “se mejora la permeabilidad en el barrio de la Estación”. Esta, apuntó, “nunca sería total porque la vía, si no se hubiera hecho la adaptación para el AVE, seguiría estando en uso para los trenes convencionales y para las mercancías”. 

Otra de las mejoras que se han conseguido es la construcción de una pasarela peatonal en el barrio de la Esperanza, cuyo proyecto de ejecución también se mostrará en las próximas semanas. Lo que todavía está pendiente es el paso subterráneo por la Loma de las Alegrías, algo que según el alcalde es “fundamental para el desarrollo de la comarca, por la relevancia que tiene para Loja pero también para los municipios de Zagra y Algarinejo”. Camacho reitera la necesidad de que el ministerio incluya partida presupuestaria “para que este paso se mantenga”. 

En la reunión con el secretario de estado también se ha solicitado que se ensanche el puente del camino de Plines “porque es un lugar de paso de muchos vehículos y personas”. También que se ha pedido el asfaltado de los caminos que se han deteriorado por las obras del AVE.

Por último, en el encuentro el alcalde también trasladó la importancia de que la estación de Alta Velocidad “se pueda utilizar muy habitualmente, y que paren el mayor número de trenes posibles, no sólo los AVE”. En este sentido, Camacho abogó por iniciar un debate “para que el ferrocarril sea usado como transporte de cercanías y media distancia, ya que es un vehículo más eficiente y cómodo”. 

Deja un comentario