Descarga gratuita del PDF del periódico

martes, 28 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Nada puede frenar a la Abades Stone Race, que celebra con éxito su décimo aniversario

Centenares de atletas desafían la lluvia y el frío para completar la carrera en todas sus modalidades, con triunfos destacados para Salva Olivas, Zaid Ait, Juanma Peláez o María Ángeles Arroyo, entre otros 

Salva Olivas, Ganador De La Carrera Reina, Celebra Su Triunfo En La Meta. Foto: Paco Castillo

Ni la lluvia ni el frío pudieron frenar la magia de Abades Stone Race, la carrera de montaña que organiza el club lojeño Mala Cara Running y que ha celebrado este domingo su décima edición, con la majestuosa Sierra Gorda de Loja y este año también con otro macizo lojeño, El Hacho, como testigos de excepción del esfuerzo y la resistencia de los/as atletas participantes. De jornada épica se puede catalogar la mañana vivida con motivo de una cita que se consolida dentro del calendario de carreras por montaña. 

Muy temprano, a las 7 de la mañana, se tomó la salida de la prueba reina, la Ultra Stone de 55 kilómetros, aunque es verdad que se recortó un poco debido a las condiciones climatológicas y el efecto de la intensa lluvia que había caído en las 24 horas anteriores, e incluso, esa misma mañana, puesto que llovía en el momento en que se daba la salida, todavía de noche. 

SALVA OLIVAS, GANADOR ABSOLUTO

El lojeño Salvador Olivas Aguilera se erigió vencedor de la general con un tiempo de 4 horas, 38 minutos y 13 segundos. Tras él, Alberto Puertas Ballesteros con 4:46:17 y Martín Alberto Fuentes Romero con 4:53:24, completaron el podio. Olivas se mostró muy satisfecho y feliz por su triunfo al llegar a línea de meta, a pesar del considerable esfuerzo, pues el día anterior había tenido que hacer 30 kilómetros de esquí de montaña con motivo de los Campeonatos de España. “Había que cumplir y venir aquí, a pesar de todo y darlo todo y lo he intentado hasta que ya no podía más”, señaló el atleta lojeño, que añadió que “he salido muy tranquilo, esperando a que pasaran los kilómetros y esperar a la Venta del Rayo, que ya empezaba el terreno más técnico y con subida, que es lo mío y ahí he intentado descolgar al segundo, que venía pegado, he apretado y ahí he seguido dándolo todo hasta las ‘Emes’, donde ya me he quedado sin piernas y ya ha sido llegar aquí como se podía”. El deportista lojeño quiso dedicar el triunfo a su hija Lucía, que hace un mes en Andorra en el Campeonato de España se rompió el ligamento cruzado.

En féminas el triunfo fue para Laura Grima con 6:18:50, seguida de la lojeña Beatriz Calvo Rodríguez con 7:04:40 y Evelin Ortigosa Pérez con 7:18:39.

LOS RELEVOS PARA MAURI LOBATO Y JESÚS OTERO

La Ultra Stone individual era la gran novedad este año, después de estrenarse el año pasado con la modalidad de relevos, que también repetía, con triunfo de los lojeños Mauricio Lobato Núñez y Jesús Óscar Otero Ortega, que completaron la prueba en 4 horas, 18 minutos y 42 segundos. Mauri y Jesús llegaron triunfantes a meta con el objetivo cumplido como ellos mismos señalaban. “Hemos cumplido los objetivos que eran disfrutar, sobre todo, y lo hemos hecho y si es ganando, mucho mejor”, señalaban. Hace poco se plantearon hacerla juntos por relevos. Jesús Otero destacaba “la motivación que me ha dado Mauri, que lo ha puesto bastante fácil”. Este último, por su parte, señalaba que “Jesús se lo ha tenido que currar bastante ahí en la sierra”. Además, añadían que la carrera no se había deslucido por la lluvia, porque a los que están acostumbrados a correr en montaña, también les gustan estas condiciones.

Por su parte, el relevos femenino fue para Mª Victoria Mancera Carnero y Carmen Navarro Díaz con 6:16:41. 

ZAID AIT SIGUE SIENDO EL REY EN LA 33 K

En la segunda distancia, la Stone Race con 33 kilómetros, no hubo sorpresas y el triunfo fue para el auténtico ‘Rey’ de Abades Stone Race: Zaid Ait Malek, que ha ganado en todas sus participaciones en Loja. Su tiempo en meta fue de 2 horas, 25 minutos y 21 segundos. A un minuto y 2 segundos llegó Raúl Ortiz Cabello, completando el podio José Ángel Fernández Jiménez con 2:32:52. Zaid estaba muy feliz de ganar un año más en Loja. “Muy contento de volver aquí, siempre intento buscar un hueco para esta carrera, porque desde el primer año le cogí cariño a esta gente, me quieren mucho y parece que estoy corriendo en mi casa y eso significa mucho para mí”. Sobre la carrera dijo que “ha sido complicado, sobre todo para los voluntarios, porque nosotros estamos acostumbrados a correr en cualquier tipo de condiciones. Yo en principio quería probarme, tirar y probar mi ritmo, al final quedamos Raúl y yo y sabía que la última parte podría atacar un poco e intentar sacar algo de diferencia y controlar la carrera”.

En féminas repitió triunfo Ikram Rharsalla, compañera de equipo de Zaid, con 2:59:02, seguida de Kirsty Brown con 3:15:02 y Davinia Corrales García con 3:34:12.

JUANMA PELÁEZ SE LLEVA LA 12 K

Por último, en la Mini Stone de 12 kilómetros la general masculina se la llevó el lojeño Juan Manuel Peláez Martos con 1 hora, 15 minutos y 17 segundos. A pocos segundos llegó Sergio Blanco Martínez con 1:15:43 y en tercer lugar Francisco López Núñez con 1:17:24. Juanma Peláez, muy feliz por la victoria, dio las gracias a la organización. Visiblemente emocionado dijo que “llegar a la meta es un cúmulo de sensaciones, desde el principio salí con ganas e ilusión de intentar estar ahí”. Lo dedicaba una vez más a su madre y hermano, a los que siempre tiene presentes y que les faltan. Añadía que “siempre es especial y una motivación correr en casa, luchas y peleas más si cabe”.

MARÍA ÁNGELES ARROYO, EXPERIENCIA TRIUNFAL

En cuanto a la general femenina, se impuso la local María Ángeles Arroyo Martel con 1:42:37. Tras ella, Marisa Rodríguez Montalbán con 1:43:42 y Azucena Cobo Moreno con 1:44:56. Mari Ángeles, que ya fue la primera local en la reciente Carrera de Fondo de Loja, en su primera competición, afrontaba su primera experiencia en la montaña y no podía resultar mejor la experiencia. “La verdad que no me lo creo, ha sido una experiencia muy dura, pero muy bonita”, añadiendo que “yo que estoy acostumbrada a entrenar en asfalto, puesto esto yo lo veía como un mundo para mí, pero aquí estoy”. Confesaba que “ha sido duro, he sufrido, no veía el final, ha hecho frío y ha caído lluvia, pero después bien, cuando ya entras se te quita todo”.

CLASIFICACIONES LOCALES

Además de que la general tuvo un importante protagonismo de atletas locales, como ha quedado reflejado, también hubo otros grandes nombres de mujeres y hombres que protagonizaron las clasificaciones locales de la carrera. Así, en los 55 K, donde Salva Olivas se imponía en la general, lógicamente lideró también la clasificación local, seguido de Miguel Ángel Díaz García con 4:56:34 y Miguel Ángel Pérez Guerrero con 5:05:47. En féminas, Beatriz Calvo, segunda de la general, fue la primera lojeña de la distancia.

En 33 K el primer lojeño fue Juan Jesús Hoyo Jiménez con 2:47:31, seguido de David García Pacheco con 3:09:31 y Francisco Jesús Guerrero Ramírez con 3:27:22. En la clasificación local femenina Begoña Campaña Guerrero hacía el primer puesto con un tiempo de 4:15:25.

Por último, en los 12 Kilómetros, Juanma Peláez, como ganador de la general, se subió también al podio local, donde fue segundo Sergio Blanco Martínez con 1:15:43 y tercero José Manuel Díaz Pinos con 1:18:14. En féminas María Ángeles Arroyo hacía también doblete con la general y la clasificación local. En esta última el segundo puesto fue para Azucena Cobo Moreno con 1:44:56 y el tercero para Isabel Rubio Trassierra con 1:45:23.

LA RECAUDACIÓN, PARA ALODANE

Como es sabido, el club Mala Cara decidió que en esta décima edición la parte solidaria con la recaudación del evento tuviera como destino la Asociación Alodane. Su presidente, Javier Ramírez, se mostraba agradecido. “Han tenido la deferencia de volver a acordarse de nosotros, así que encantados y aquí hemos estado para colaborar también en todo lo posible”. Informaba que además de la recaudación de la carrera, también van a recibir la aportación de la venta del denominado ‘Langostino Solidario’, junto a la venta de productos con su propia mesa de Alodane. Ramírez también señalaba que “gracias a las instalaciones que tenemos, hay dobles terapias en logopedia y psicología, tenemos fisioterapia, terapia ocupacional, musicoterapia, el Aula Montessori y hemos ampliado nuestros servicios”.

Además del stand de Alodane, también había otros colectivos y asociaciones presentes, para conseguir algo de recaudación con la venta de sus productos, además de visibilidad. Fue el caso de la asociación ‘Corro por Marina y Samuel’, así como también otro stand para ayudar en la lucha contra la leucemia infantil, que ya viene acudiendo desde hace unos años a Abades Stone Race.

Con la paella para los participantes, la entrega de trofeos y la fiesta final concluyó una intensa jornada deportiva y social que dentro de apenas un mes volverá a tener otra cita dentro de lo que es el evento, puesto que hay que recordar que el próximo 13 de abril se celebrará la primera carrera infantil ‘Abade Stone Race’, que estaba prevista el pasado sábado y se decidió aplazar debido a la lluvia.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario