Descarga gratuita del PDF del periódico

sábado, 22 de junio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Desconvocada la huelga de los árbitros granadinos, que habían anunciado a partir de este viernes, tras los últimos episodios de violencia en el fútbol

Presuntas presiones del Comité Andaluz de Árbitros podrían haber llevado a echar para atrás al colectivo arbitral. El paro habría provocado el aplazamiento de más de 200 partidos, entre ellos la semifinal del Loja frente al Vandalia por el ascenso

Los árbitros granadinos desconvocaron ayer, apenas unas horas después de haberla anunciado, la huelga que iban a iniciar a partir de este viernes en busca de soluciones contra la violencia verbal y física que se viene produciendo en los últimos partidos. Presuntas presiones por parte del Comité Andaluz de Árbitros se apuntan como las causas por las que se habría desconvocado la anunciada huelga, que habría afectado a más de 200 partidos de fútbol y fútbol-sala durante el fin de semana y que también habría tenido que obligar a que se aplazaran las semifinales de la fase de ascenso a División de Honor y, por tanto, el partido del Loja CD, que debe disputar este domingo en el estadio Medina Lauxa.

Fuentes arbitrales denuncian que “nos presionan para desconvocar el parón, con amenazas de posibles descensos o no dar ascensos a árbitros de Granada”. Estas mismas fuentes añaden que las presiones vendrían ejercidas por dirigentes de la Federación Andaluza y Española. 

Los árbitros granadinos habían decidido plantarse en busca de una solución al incremento de casos de violencia verbal y física que se viene produciendo durante la temporada. Está claro que el desencadenante de esta decisión del colectivo arbitral está en los lamentables incidentes que se han producido estas dos últimas semanas en dos partidos de la 1ª División Andaluza, de un lado el choque entre el Churriana y el Cúllar Vega y, de otro, el celebrado este domingo entre el Puerto de Motril y el Santa Fe con la clasificación para el play-off en juego.

En ambos encuentros se han producido agresiones físicas y verbales y auténticas batallas campales en el propio terreno de juego.

El colectivo arbitral decidió tras ello parar ante esta situación de violencia en el fútbol granadino y anunció una huelga indefinida a partir de este mismo viernes, que apenas ha durado unas horas. De haberse producido, habría afectado a todos los partidos que deberían disputarse el fin de semana. Anunciaron también una reunión este miércoles con el presidente de la delegación granadina de la Federación Andaluza de Fútbol, José Manuel Molina Maza para tratar de buscar una solución a esta situación.

En su comunicado los árbitros argumentaban que “es difícil ejercer nuestras funciones mientras se convive permanentemente con insultos, presiones, amenazas, coacciones y agresiones físicas y verbales. Desde el fútbol granadino (árbitros, clubes e instituciones) se defiende los valores que, a través de la formación, se inculcan dentro de este deporte; valores como el respeto», destacaban.

En el comunicado también se refieren a los incidentes ocurridos en el reciente partido entre Churriana y Cúllar Vega, cuyas imágenes han dado la vuelta a España y se han podido ver en medios de comunicación de índole nacional. Así, señalan que “todos y todas somos plenamente conscientes de los hechos sucedidos en las últimas semanas en el fútbol granadino, hechos que incluso han ocupado hueco en la prensa nacional y que avergüenzan la imagen del fútbol de nuestra provincia”, aluden en referencia a dicho partido. “Sin embargo –añaden-, no hemos visto reflejado en las sanciones aplicadas la contundencia necesaria para erradicar dichos incidentes tan graves, quedando el colectivo arbitral huérfano de respaldo por parte de las instituciones federativas”.

Unos hechos que ahora han tenido continuidad en el partido entre el Puerto de Motril y el Santa Fe, donde incluso el colegiado del partido habría sufrido el intento de agresión física y una agresión verbal por parte de un jugador del Santa Fe, según reflejó en el acta.

Todo ello colmó la paciencia de los árbitros, que decidieron parar desde este viernes. Dicen en el escrito: “Exigimos compromiso para modificar el Código Disciplinario, para que el Comité de Competición pueda interponer sanciones más duras, no sólo económicas o disciplinarias, sino también mayores sanciones a efectos clasificatorios; contar con un representante miembro del colectivo arbitral en activo en las reuniones semanales del Comité Territorial de Competición, relativas a la aplicación de las sanciones disciplinarias; mayor respaldo para no continuar un encuentro declarado de alto riesgo sin presencia de las Fuerzas del Orden Público que garanticen nuestra seguridad; respetar las categorías arbitrales, siendo éstas dirigidas por los árbitros pertenecientes a sus respectivas categorías”, puntualizan. Ahora, tras desconvocarse la huelga, habrá que ver si los árbitros ejercen otras medidas de presión.

Por otro lado, hoy habrá que estar muy atentos a la reunión del Comité de Competición para estudiar los hechos ocurridos el domingo en el Puerto de Motril-Santa Fe y decidir las posibles sanciones tras los graves incidentes. También se espera que el Comité resuelva sobre el recurso presentado por el Loja CD solicitando que se deje sin efecto la segunda tarjeta amarilla mostrada el domingo a Diego Gámiz. En caso de que se desestime dicho recurso y se mantengan las dos tarjetas, el futbolista lojeño no podrá jugar la semifinal el domingo ante el Vandalia.

Deja un comentario