Descarga gratuita del PDF del periódico

miércoles, 19 de junio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Los alumnos de la pedanía de La Fábrica inician el curso sin luz ni agua

Se trata de unos módulos prefabricados que fueron instalados de urgencia el fin de semana por la Delegación de Educación

Alcalde Y Concejal, En Uno De Los Baches De La Avenida De Los Ángeles. Foto: Calma

Los alumnos del Colegio Público Rural ‘Taxara’ perteneciente a la pedanía lojeña de La Fábrica comenzaron ayer el curso escolar sin luz eléctrica ni agua en sus aulas, una situación que han denunciado los padres y madres de los niños que cursan sus estudios este año en este núcleo de población.

  Se trata, como ya hemos informado estos días, de unos módulos prefabricados que eran colocados el pasado sábado de urgencia por parte de la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía ante la falta de aulas para atender a la creciente población escolar que, prácticamente, se ha multiplicado por dos en los diez últimos años, pasando de 29 alumnos en el año 2003 a los 52 para el nuevo curso 2014/2015 que acaba de arrancar.

  Sin embargo estos nuevos módulos, consistentes en dos aulas de 45 metros cuadrados y otra de 20, no contaban todavía con las conexiones de luz y agua, lo que originó que durante toda la mañana se mantuvieran diferentes reuniones por parte del AMPA del colegio con la directora del propio centro, con la propia Delegación a través de planificación y escolarización y con el primer edil lojeño, Joaquín Camacho, y la responsable de Educación en el municipio, Consuelo Bueno.

  Los padres, tras conocer tanto de la Delegación de Educación como del propio Ayuntamiento la voluntad de encontrar una solución en los próximos días, decidieron dar un margen de confianza, pues habían llegado a amenazar con no llevar a sus hijos al colegio mientras no se solucionara el problema. Incluso, horas después quedaron más tranquilos al comprobar cómo ya acudían técnicos a comprobar las instalaciones.

  Los alumnos en el primer día de colegio asistieron de 12 a 14 horas, algo que ya estaba previsto para la entrada a clase, mientras que hoy jueves ya lo harán en el horario normal, a las 9 de la mañana. A pesar de todo y según confesaba la presidenta del AMPA del colegio, “no han pasado calor y han estado bien, ya que la directora acudió con antelación a las aulas para abrir ventanas y que pudiera refrescarse el ambiente para la llegada de los menores”.

  El principal problema con el tema de la luz es que este colegio tiene una instalación antigua que ya fue ampliada de potencia en su día para instalar ordenadores y demás elementos electrónicos,  y que no quedó resuelta porque la empresa encargada de la instalación quebró y dejó sin acabar el trabajo. No hay, por tanto, capacidad para ampliar más la potencia, por lo que desde el colegio no se le puede dar la misma a esta nueva unidad. Por ello, lo que se ha reclamado a Educación es que entregue la obra terminada, incluyendo la instalación y el suministro eléctrico con sus correspondientes cuadros y recepción de obra. 

  Hay que recordar que las reivindicaciones de esta pedanía de La Fábrica vienen de varios años atrás, ante la problemática de la falta de espacio que vienen sufriendo. De hecho, aunque han recibido con agrado la colocación de estos nuevos módulos en el colegio prefabricado ya existente, no se conforman y lo que realmente continúan demandando es “un centro nuevo”, coinciden en señalar tanto la directora del centro, 

  Inmaculada Ortigosa, como los propios padres y el Ayuntamiento.

Deja un comentario