Descarga gratuita del PDF del periódico

jueves, 30 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Una tromba de lluvia y granizo origina numerosas inundaciones por varias zonas de la ciudad

Más de 33 litros por metro cuadrado se han recogido en tan solo 15 minutos en Loja

La Joven Cofrade María Arjona, Protagonista Del Pregón Infantil. Foto: C. Molina

El pronóstico del tiempo elaborado por la Agencia Estatal de Meteorología para la ciudad de Loja no contemplaba un alto índice de probabilidad de lluvia para hoy, tan sólo existía un 5 % de riesgo a partir de la segunda mitad de  la jornada. Sin embargo, lejos de toda previsión y, por tanto, sin esperarlo, ni siquiera el 112, una tromba de lluvia en forma de granizo caía en poco más de quince minutos, con un saldo de 33 litros por metro cuadrado. Una cantidad muy elevada que las rejillas y colectores de la red de agua pluviales de la ciudad no han sido capaces de absorber antes de que se formen torrenteras o embalsamientos. 

Acompañada de truenos y relámpagos, la tormenta adquiría su mayor énfasis entre las 17:55 y las 18:10 horas, quedando la ciudad prácticamente invisible desde la distancia a consecuencia de la fuerte cortina de agua.

La mayor virulencia de la riada se constataba en las avenidas de los Ángeles y de  Pérez del Álamo, ya que hasta ellas confluyen las empinadas calles del barrio Alto, en el primero de los casos, y de toda la ciudad en el segundo, con el consiguiente arrastre de hojas, tierra, piedras y demás escombros que el agua va arrollando a su paso. Tal ha sido la intensidad de la precipitación que se han levantado tapas de los colectores y las rejillas se han colapsado totalmente.

 El alcalde de la ciudad, Joaquín Camacho, acompañado del concejal de Gobernación, José Barea y de la jefa de la Policía Local, Elena Ortiz, se trasladaba inmediatamente hasta las zonas más sensibles, donde ya se encontraban diversos coches de policía, vehículos de bomberos y de protección civil así como los  numerosos ciudadanos que sufrían la inundaciones de sus viviendas o establecimientos.

En la avenida Pérez del Álamo se había formado una gran laguna de decenas de metros de longitud que impedía el paso de los vehículos y la mayor parte de los locales que existen en este vial estaban prácticamente todos llenos de agua y lodo que trataban de achicar con todo tipo de recipientes, palas y, en los casos más graves, con bombas de agua.

Esta avenida tuvo que ser cortada al tráfico rodado hasta que se ha eliminado el embalsamiento de agua, pasadas ya las 19:00 horas, no obstante los bomberos y miembros de Protección Civil seguían prestando sus servicios hasta más tarde.

Era precisamente en zona de la avenida Pérez del Álamo comprendida entre la intersección con callejón de los Naranjos y la plaza del Puente, donde el alcalde se interesaba por el suceso, hablando con los vecinos y siendo puntualmente informado de la evolución del proceso de alivio y socorro.

Joaquín Camacho ha informado a El Corto de Loja y a Onda Loja Radio de que “siendo numerosas las viviendas y locales afectados, lo más importante es que no haya daños personales, sin menoscabo de que un análisis más detenido y detallado de los daños materiales arroje una cifra más o menos cuantiosa”.

Camacho mostraba su consternación por el suceso y llamaba la atención sobre la ausencia total de datos que hicieran presagiar la tromba, “ni siquiera el servicio de urgencias del 112 tenía constancia de que pudiera formarse una tormenta de estas características” comentaba el primer edil.

Así mismo aseguraba que en cuanto comenzó la lluvia y el granizo con tal virulencia se puso en marcha el dispositivo de emergencias del Ayuntamiento de Loja, en el que a las fuerzas ya anteriormente citadas se unen operarios de las distintas áreas municipales que tienen que ver con los servicios y obras municipales.

La primera medida, tras garantizar la seguridad de la población, ha sido limpiar con toda la urgencia posible las rejillas y colectores de la red de aguas pluviales, a fin de que las balsas desaparezcan lo antes posible. Así mismo se trasladaban hasta las viviendas dañadas para comprobar “in situ” el alcance de los desperfectos.

Los  vecinos afectados se quejaban de la falta de limpieza de las rejillas y de la urbanización de la parte de la avenida Pérez del Álamo más cercana al Puente, con las entradas a sus viviendas o locales de negocio más bajas que la propia calzada, por lo que reiteradamente sufren inundaciones cuando existe una tromba de cierta consideración. Un problema que dicen venir denunciando desde hace décadas.

El alcalde comunicaba también la rapidez con que la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía y de la Subdelegación del Gobierno de España se ponían en contacto con él para interesarse por la situación. En ese sentido, Joaquín Camacho ha agradecido la colaboración de agentes de otros parques de bomberos de la provincia y de agrupaciones de Protección Civil de otras ciudades, que se prestaban inmediatamente para realizar las labores que fueran necesarias.

Otra de las zonas donde se ha tenido que intervenir masivamente es en la avenida de los Ángeles. Lugar habitual de inundaciones tanto en la calzada como en los numerosos establecimientos y cocheras que se alinean a uno y otro lado de la calzada.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario