Descarga gratuita del PDF del periódico

sábado, 25 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Un proyecto de la arqueóloga Cintia Moreno pondrá en valor uno de los campamentos ‘maquis’ mejor conservados de la Sierra de Loja

La historiadora ofrece una interesante conferencia donde desgranó la forma de vida de estos guerrilleros

Un proyecto liderado por la arqueóloga Cintia Moreno, y realizado a través de la asociación ‘Estudios Históricos del Frente Sur’, pretende a partir de primavera poner en valor uno de los campamentos maquis mejor conservados de la Sierra de Loja, el del Cerro Formazo. Es uno de los refugios que sirvieron de asentamiento para decenas de guerrilleros antifranquistas que se instalaban en improvisados asentamientos como resistencia organizada. 

El grupo de maquis de la Sierra de Loja, liderado por Jorge José Muñoz Lozano,  –conocido como Roberto entre los guerrilleros- estuvo en el macizo lojeño entre 1949 y 1952. Durante estos tres años se refugiaban en decenas de campamentos que construían de forma improvisada y de los que aún hoy día quedan restos en las montañas kársticas lojeñas. El proyecto de Cintia Moreno y de la asociación cuenta con una subvención de 3.722 euros de la línea de ayudas que, en materia de Recuperación de la Memoria Histórica, tiene la Junta de Andalucía.

Ya han recibido la autorización del Ayuntamiento de Loja, que es titular de la sierra. Ahora se está a la espera de recibir el permiso de las delegaciones de Medio Ambiente y Cultura de la Junta para iniciar la limpieza que consistirá “en el desbroce de los campamentos para delimitar las estructuras y numerarlas, con idea de que se impulse su puesta en valor y difusión mediante señalización o incluso rutas”, detalló Cintia Moreno.

El proyecto se apoya en la investigación ‘Arqueología de la Posguerra; aproximación al estudio de los campamentos militares de la población guerrillera de Granada-Málaga’ del que es autora Cintia Moreno. La arqueóloga e historiadora de Salar ofreció el pasado jueves en Loja una conferencia en la que desgranó la forma de vida de estos guerrilleros. 

Formaban parte del 6º Batallón de la Agrupación Guerrillera Málaga-Granada, compuesto por entre 50 y 70 personas que iban cambiando de asentamientos para salvar la vida. Se asentaban fundamentalmente en las sierra de Loja y de Alhama. La investigación de Moreno ha documentado y descrito cinco de estos campamentos,  entre los que se encuentra el Cerro Formazo, el mejor conservado de todos. Pero no se sabe a ciencia cierta cuántos campamentos llegó a haber. 

La joven arqueóloga empezó a estudiar a los maquis por la relación familiar que tiene su familia con estos lugares. Su tío abuelo formó parte de este grupo guerrillero y su abuelo formó parte de los enlaces. Precisamente estas personas eran las que abastecían de víveres y provisiones a los miembros de estos grupos de guerrilleros que se movían con facilidad por el monte y que se convirtieron en una amenaza para las autoridades franquistas. La agrupación decayó por las numerosas bajas y deserciones y por la captura de Roberto por un chivatazo, lo que le llevó a ser fusilado en 1953 en el cementerio de Granada.

Los campamentos se disponían en torno a estructuras circulares construidas con piedras del terreno, de forma muy rudimentaria, a las que llamaban “hogares”. Ahí es donde se encontraba la cocina y donde los maquis se calentaban. En los alrededores se encontraban diversas tiendas de campaña, construidas también con paredes de piedras y cubiertas por lonas. En sus ruinas se han encontrado restos de latas de conserva, mecheros o botellas de medicamentos. 

Moreno destacó el “valor histórico, arqueológico y sentimental” de estos lugares y subrayó la importancia de que tengan “su estudio completo y que se incorporen al patrimonio español”. Además, pidió medidas de protección “para no desvirtualizar su naturaleza”. 

Cintia Moreno recibió el apoyo del concejal de Cultura, José Antonio Gómez, quien defendió la puesta en valor de estos lugares para que “la gente que pase por ellos, entre los que se encuentran numerosos ciclistas y senderistas, sepan lo que son esos reductos y quién estuvo allí”. La actuación ampliará, según el edil, las rutas turísticas y culturales de municipio a la Sierra de Loja, para que pueda ser visitada por vecinos y turistas. También propuso crear visitas para los escolares lojeños. 

Deja un comentario