Descarga gratuita del PDF del periódico

sábado, 22 de junio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Los trabajadores de la Residencia Sierra de Loja hacen públicas las mejoras que se están experimentando tras asumir su gestión la empresa “Alfaguara”

En tan solo un mes se han cobrado las nóminas atrasadas, se ha dotado de nuevo mobiliario y equipamientos y se han adecuado los servicios y suministros

En una carta dirigida a los medios de comunicación, los representantes de los trabajadores de la Residencia Sierra de Loja agradecen todos los esfuerzos encaminados a solucionar la problemática que sufrían con la anterior empresa, Docete Omnes, gestionando ese centro asistencial. En el escrito ponen de manifiesto los importantes cambios que se están experimentando con la gestión de una nueva empresa, La Alfaguara, no sólo en los asuntos que afectaban a los empleados, fundamentalmente la percepción de sus pagas, sino de manera especial en el suministro de productos básicos para la convivencia en la residencia, que afectaba penosamente a los residentes, personas mayores con discapacidad psíquica y en muchos casos también física.

En la carta indican, textualmente que están “en la obligación de hacer público algo que ya es una realidad. Un cambio muy esperado pero que nos ha tenido en vela algo más de mil y una noches. No se trata de un cuento y seguro que a muchos nos hubiese gustado que fuese así. Se trata de decir a boca llena que todo ha cambiado. Mi residencia, mi “segunda casa” ya no es lo que era… ahora tiene color, brillo, esperanza, ilusión, ganas, fuerza, entusiasmo; en definitiva, tiene cambio”.

Continúan afirmando que es “un cambio que viene dado por la empresa ‘La Alfaguara’, que desde el primer día nos ha tratado con respeto, humildad y admiración. Ha contado con la voz de todos y cada uno de los trabajadores para mejorar en el aspecto técnico y profesional. Nos han dado calidad de vida y nos han devuelto la ilusión que, aunque profesionalmente no la teníamos perdida porque nos debemos a ellos -a “nuestros niños”-, laboralmente no era ni de lejos la mejor”.

Entre las ventajas que  se han producido, añaden más adelante, “ahora contamos con sillones nuevos, mobiliario adecuado, salas de estar totalmente renovadas, todo tipo de material adaptado para ellos, actividades diarias, podemos presumir de que hacemos actividades con animales y cualquier iniciativa que proponemos la ven bien. Como ellos nos dicen “a full y p’alante”. Por todo esto, Antonio y Álvaro Morales -gerentes de La Alfaguara-”.

Por otro lado, continúan con los agradecimientos, lo hacen hacia el “Ayuntamiento de Loja y a toda su corporación, por ayudarnos en cada paso que hemos ido dando porque sin su ayuda este cambio no hubiese sido posible. Dicen que es de bien nacidos el ser agradecidos. Por eso tenemos que hacer una mención especial a la concejala Matilde Ortiz y a todos los técnicos del Ayuntamiento, entre ellos a Miguel Ramos y Ana Ávila, que no han parado de ayudarnos, de estar con nosotros y de no permitir que este barco se hundiera. Por supuesto, al alcalde. Joaquín Camacho, que ha estado con nosotros desde el minuto uno en el que hablamos con él. Una vez más, gracias”.

Por último, hacen extensivas esas gracias también al “sindicato UGT, con la ayuda de Diego y nuestros representantes sindicales -Antonio Manuel Cáceres, Soraya Masanet y Maria Dolores Camacho-, que han estado exigiendo en todas y cada una de las reuniones lo que hoy es una realidad”; y a todos los miembros de la plantilla mostrando su admiración “por aguantar como auténticos profesionales y estar, día tras día y año tras año, al pie del cañón”.

COMPROMISO EMPRESARIAL

En declaraciones a EL CORTO DE LOJA, el nuevo gerente de la Residencia Sierra de Loja, Álvaro Morales, como representante de la empresa “La Alfaguara”, ha puesto de relieve la ilusión que les está suponiendo asumir esta responsabilidad desde el pasado 22 de diciembre, y cómo en tan sólo unas pocas semanas se han producido tan importantes cambios, tanto en las dotaciones de equipamiento y mobiliario del centro, como en la adecuación de los suministros de energía, alimentación, limpieza y aseo, entre otros, a las necesidades de las personas usuarias. Y algo muy importante, ampliar la plantilla de personal para cubrir adecuadamente a las personas allí ingresadas y cumplir con total normalidad con el abono mensual de los sueldos de todos los trabajadores, incluyendo las nóminas atrasadas que se les adeudaban.

Así mismo, Morales ha significado la apertura del centro al exterior, abandonando la anterior política de estar cerrado a la ciudad, a los ciudadanos e incluso a los propios familiares de los internos, y para ello se están multiplicando las acciones que procuren ese fin. En ese contexto, el nuevo gerente refería la puesta en marcha de nuevos talleres, como los de lavado de coches, mercadillo solidario de productos artesanales elaborados por los propios residentes, atención a mascotas, huerto y granja, la realización de un programa de radio mensual en Onda Loja con participación directa de los usuarios y un buen número de acciones más que irán poniéndose en marcha paulatinamente.

Con ello se tratar de normalizar en lo posible la situación de estas personas, así como visibilizarlas socialmente, ha asegurado Álvaro Morales, sumando a esta nueva realidad el posibilitar que los familiares puedan visitar a los residentes en cualquier momento, siempre en horas razonables, para que no exista ocultación, “incluso poder probar la comida que comen sus hijos o familiares”, incidía el gerente.

Y todo ello en un periodo de interinidad que llega hasta el momento en que salga a concurso la concesión del servicio y se culmine el proceso, lo que puede ocurrir en unos meses, algo que manifiesta un espíritu de trabajo, de esfuerzo económico y de absoluta compenetración con el proyecto, aún cuando tengan que pujar por la concesión junto a otras empresas. En ese sentido, el gerente dice ser optimista y que esperan que tanto la disposición de su empresa, como la amplia cobertura de estipulaciones que se establezcan en el pliego de condiciones serán cubiertas ampliamente de cara a un futuro mucho más largo en el tiempo y más capacidad para demostrar todo lo que están haciendo y están dispuestos a hacer desde “La Alfaguara” por un centro asistencial que está suponiendo un gran reto para ellos.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario