Descarga gratuita del PDF del periódico

domingo, 26 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Loja inaugura su nuevo Centro de Servicios Sociales Comunitarios

Con las instalaciones, ubicadas en el antiguo Centro de Salud, y que llevan funcionando varios meses, se ha ganado en espacio y luminosidad

Tras varios meses de funcionamiento, ayer viernes fue el día escogido para la inauguración oficicial del nuevo Centro de Servicios Sociales Comunitarios de Loja. La nueve sede, ubicada en el espacio que acogiera el antiguo Centro de Salud, cuenta con unas modernas, espaciosas y completas instalaciones, con numerosos servicios a lo largo de todas sus áreas, entre las que se encuentran Tratamiento Familiar, Adicciones, Discapacidad, Integración y Absentismo. Una treintena de trabajadores, entre educadores, psicólogos, trabajadores sociales y personal de administración, completan el personal de los Servicios Sociales de Loja.

Mucho ha cambiado y evolucionado desde que arrancara este servicio hace 38 años, entonces con una única persona contrata, Mª Isabel Zurita, precisamente la primera trabajadora social contratada por un Ayuntamiento de la provincia de Granada, como se expuso durante el acto de inaguración. 

Con la presencia del personal del área, encabezado por su directora, Ana Ávila, y de las autoridades locales, con el alcalde lojeño, Joaquín Camacho, la concejala de Bienestar Social, Matilde Ortiz, y buena parte del Equipo de Gobierno municipal, así como técnicos de otras áreas, como el arquitecto municipal, Francisco Bohórquez, o el presidente de la Asociación Lojeña de Comercio e Industria, Antonio Campos, lo primero que se hizo fue descubrir la placa inaugural, en el recibidor de las nuevas instalaciones.

Fue el primer edil, junto a la responsable del área municipal, quienes descubrieron la placa, acto tras el cual se hizo un completo y explicativo recorrido de las instalaciones. Tal y como destacó el arquitecto municipal, “lo que se ha buscado es, por un lado, buscar unos despachos amplios y, al mismo tiempo, aprovechar la iluminosidad”, una de las señas de identidad de esta nueva sede. Para ellso, se han conservado también algunos tabiques de las antiguas dependencias de las zona de consultas y urgencias.

Durante la inauguración, la concejala de Bienestar Social recordó las circunstancias en las que llegó el actual Equipo de Gobierno, con una subvención por parte de la Junta de Andalucía para un nuevo Centro de Servicios Sociales. “Era un proyecto de gran envergadura, con un presupuesto de 200.000 euros entre la aportación de la Junta y la del Ayuntamiento, pero no daba para el proyecto inicial, que se iba prácticamente a los 500.000 euros, algo realmente imposible de acometer, por lo que en ningún momento renunciamos a esta subvención y buscamos todas las posibilidades, para lo que hicimos otro proyecto en la Casa Derqui, que no salió finalmente adelante, hasta que se replanteó y se hizo la sede que ahora inauguramos, con una aportación de 70.000 euros, además de lo conveniado con la Junta”.

Matilde Ortiz mostró su orgullo por el personal con el que se cuenta en los Servicios Sociales de Loja, a los que agradeció su trabajo, así como al resto de áreas municipales que han hecho posible contar con esta nueva sede. También agradeció el apoyo de la directora general de Servicios Sociales de la Junta de Andalucía, Ana Conde, “que siempre nos animó a seguir adelante y no renunciar a la subvención”. 

A continuación se detuvo en la figura de Mª Isabel Zurita, la primera trabajadora social -como antes señalábamos- que empezó a trabajar en los servicios sociales, en los que ha cumplido ya 38 años. El alcalde y la propia concejala le hicieron entrega de una placa y un ramo de flores en agradecimiento por esa incansable labor.

Zurita, agradecida por el inesperado detalle y recordó la trayectoria que ha tenido este servicio desde su puesta en marcha. “Vine aquí en 1980, con Manolo Martín como alcalde, y se empezó con un trabajo destinado a las personas minusválidas, que dio origen a la puesta en marcha del Centro Ocupacional y Estimulación Precoz, algo con lo que siempre he estado muy identificada y poco a poco se fueron poniendo en marcha programas, consolidándose el sistema de Servicios Sociales con el Plan Concertado en 1988”, señaló Zurita, quien dio las gracias a todos los alcaldes, concejales y técnicos que han pasado durante estos años.

Por su parte, el alcalde lojeño, Joaquín Camacho, comenzó agradeciendo el trabajo de todo el personal del área de Servicios Sociales y destacó “el cambio cualitativo y cuantitativo fundamental desde que se arrancó en el año 80 con una trabajadora social y un proyecto destinado a las personas con discapacidad y hoy hay más de 30 personas trabajando en el área, prestando servicios muy variados, gracias a las transformación de las políticas sociales, lo que ha hecho que se mejore la calidad”.

El primer edil destacó el trabajo que se está haciendo en materia de discapacidad, tratamiento de adicciones, tratamiento familiar, los propios Servicios Sociales Comunitarios, la Escuela de Padres y Madres, las políticas de mayores o el Centro de la Mujer, a los que también reconoció en su trabajo de asesoramiento y formación. “Es un ejemplo de que los servicios sociales están avanzando”, señaló, aunque añadió que “tienen que crecer todavía y la administración nos tiene que dejar a los Ayuntamientos aumentarlos en personal y servicios”. Por eso, hizo un llamamiento a todas las administraciones “para que nos creamos que los servicios sociales tienen que ser una prioridad, no sólo de palabra, sino también facilitando que se puedan mejorar los recursos y se pueda invertir”.

Para concluir, el alcalde también agradeció el apoyo de la Junta de Andalucía y, en especial, de su directora general de Servicios Sociales, Ana Conde. “Aquí tenemos un ejemplo de colaboración institucional y eso es lo que tenemos que seguir potenciando, porque los vecinos no entienden de administraciones, sino de que hay que solucionar sus problemas”.

Deja un comentario