Descarga gratuita del PDF del periódico

sábado, 13 de julio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Loja apuesta un año más por el sorteo de Navidad, pues los lojeños han vuelto a comprar más lotería

Sigue creciendo la ilusión, con más suscripciones y peñas y colectivos que se suman a vender su número. Además, las devoluciones son cada vez menos. Desde la veterana administración número 1 de Loja confían en dar este año el Gordo 

Mari Pepa Burgos Y Su Hija Celia Escobar Junto A Los Trabajadores De La Administración. Foto: P.c.

Ya está todo preparado para el esperado sorteo de Lotería de Navidad que se celebra mañana viernes. Como cada año, la ilusión de miles de lojeños está depositada en este 22 de diciembre y en cada uno de esos décimos que se han adquirido ya sea a través de peñas, asociaciones, clubes, hermandades, partidos políticos… o adquiridos en ventanilla o a través de internet en cualquier administración.

Una de esas administraciones es la número 1 de Loja, ubicada en la histórica Plaza de la Constitución.  Durante cuatro generaciones esta administración continúa en manos de la misma familia, siendo todo un referente en Loja y la provincia. Celina Escobar es la actual propietaria, adquiriendo esa responsabilidad de su madre, Mari Pepa Burgos.  Ambas, acompañadas de una de sus trabajadoras, Carmen Moreno, nos recibieron ayer y nos comentaron sus sensaciones ante el sorteo de mañana y cómo ha ido la venta este año, además de contarnos numerosas anécdotas de sus muchos años al frente de la administración, especialmente Por parte de Mari Pepa Burgos.

La veterana lotera, que hace unos años dejó la administración en manos de su hija, nos cuenta que tiene muy buenas sensaciones para mañana.  “Yo creo que vamos a dar el premio, además mi hija también ha dado mucha suerte, porque fue terminar de pasarle yo la administración y dio un premio en el sorteo del Niño hace tres años y la verdad es que se siguen dando muchos premios, a mí me han dado muchas veces la enhorabuena desde Madrid”.  Y es que Mari Pepa ha dado premios importantes, como un especial de 500 millones de pesetas que dio hasta en dos ocasiones.

En aquellas ocasiones los premios se quedaron además en Loja, pero como nos recuerda Carmen, “aquí viene muchísima gente de fuera a comprar lotería, que vienen precisamente buscando esta administración, así que hemos vendido mucha lotería para gente de fuera, por ejemplo, vienen excursiones y casi todos prueban la suerte aquí”.  Y es que como recuerda Mari Pepa Burgos “me pedían lotería hasta de Alemania”.

Como añade Celina Escobar, “tenemos bares que nos venden en Málaga, en Madrid también tenemos gente, en Alemania como se ha dicho, nos piden de muchos sitios, de Barcelona, ​​​​de Palma de Mallorca y luego hay gente que busca un número concreto y lo tenemos nosotros, así que nos llaman y se lo enviamos”.  Además hay muchas suscripciones.  “Hay gente que lleva muchos años suscrita y siguen haciéndose más y eso es algo que se agradece, porque confía en nosotros, llevan sus números de siempre y es algo que muchas veces es heredado”.

Se habla mucho de doña Manolita, pero como dice Mari Pepa, “yo no tengo nada que envidiarle”.  Y es que ha dado muchos premios en los 34 años que ha estado sola regentando la administración en la que ya van cuatro generaciones con la actual.  “Primero la tuvo mi abuelo, después mi madre y después me la quedé yo”.  Y es que Mari Pepa se jubiló nada menos que con 78 años, aunque como dice su hija “ella seguiría aquí todavía y encantada de la vida”.

Celina se muestra feliz de haber cogido el testigo de su madre y continuar la tradición con esta cuarta generación ya.  “Es un negocio para conservar porque es muy bonito y la gente tiene mucha ilusión y yo recuerdo especialmente la Navidad desde pequeña, porque vienen muchas peñas, partidos políticos y lo viven con mucho entusiasmo y es algo que nosotros compartimos”.

Así que Mari Pepa Burgos insiste en tener muy buenas sensaciones para mañana.  “Vamos a dar el Gordo, aunque a mí no me toque, yo lo que quiero es dar el Gordo para que el pueblo se sienta feliz”.  Y nos afirma con seguridad: “Este viernes os vamos a tener otra vez aquí con champán, porque lo habremos dado”.  Y es que como añaden “aunque a uno no le toque, ver a la gente feliz es algo que se contagia y lo que quieres es dar premios y es algo muy bonito”. 

Ya dieron un quinto premio una Navidad, que dejó 10 millones de euros y fue muy repartido.  Y como añade Celina “gran parte de ese premio lo vendió Abades, que es un gran cliente nuestro”.  Y es que, como dice Carmen “si es un premio repartido la alegría es mayor”.

Este año el 5 y el 7 siguen siendo los números que más se venden.  Además, como señala Carmen “el 23 ha arrasado también y todo el mundo ha preguntado por este número, también nos piden mucho el 69 y el 13 vuela y se agota siempre y luego tenemos el 18.300, que al ser nuestro código postal, intentamos tenerlo todos los años y lo lleva casi todo el mundo”.

En cuanto a devoluciones, nos dicen que apenas ha habido. “Este año ha subido más la venta, la gente está otra vez más ilusionada, ya se notó mucho después de la pandemia, el año pasado ya fue mejor y vamos para arriba”.

Para finalizar animan a todos aquellos que aún no se han pasado a comprar su décimo a que en estas últimas horas se acerquen por la administración.  “Que se pasen, que vamos a dar la suerte”, dice Celina Escobar.  Y su madre añade: “Y si no lo damos en Navidad, que no se preocupen, que lo damos para El Niño, pero yo creo que lo vamos a dar en los dos”.

Mientras tanto, ya preparan el champán, porque esperan repartir algún premio importante este año.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario