Descarga gratuita del PDF del periódico

sábado, 25 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

La vega del Genil y el Poniente Granadino producen más de 31.000 toneladas de espárragos

La superficie cultivada ronda las 6.500 hectáreas, acaparando la mitad de la producción española

Escudo De La Agrupación

La superficie cultivada de espárrago en la provincia granadina, principalmente en la Vega del Genil y el poniente granadino, ronda las 6.500 hectáreas, acaparando aproximadamente la mitad de la producción española, con un volumen de 31.642 toneladas. El cultivo del espárrago verde en la provincia de Granada, —principal productora de Andalucía—, destaca por su importancia económica y social, así como una tendencia creciente de implantación en los últimos años, en los que ha contribuido a frenar los efectos del desempleo en otros sectores económicos.

Este cultivo se localiza principalmente en Huétor Tájar, Illora, Moraleda de Zafayona, Fuente Vaqueros, Loja, Pinos Puente, Láchar, Chauchina, Cijuela, Villanueva de Mesías, Santa Fe, Salar, Granada  y Maracena. El cultivo del espárrago ocupa el 25 por ciento de la superficie total de hortícolas en Granada —7% de la producción hortícola—.

“Hace dos décadas, Cooperativas Agro-alimentarias de Granada comenzó a apoyar la organización del sector, fomentando la concentración de los productores, para mejorar la comercialización de un cultivo vinculado que aporta cohesión social y recursos económicos a miles de familias de la Vega y el poniente granadino, contribuyendo a la creación de empleo durante los meses de febrero a junio”, explica Fulgencio Torres, representante del sector de Frutas y Hortalizas de Cooperativas Agro-alimentarias de Granada.

Hoy en día, fruto de esta labor y de la confianza de los agricultores, en la vega granadina existen trece cooperativas agrarias, productoras y comercializadoras de espárrago verde, que aglutinan a más de 3.200 socios y 4.680 hectáreas en producción. Se trata de un sector con arraigo al cooperativismo que, cada campaña, produce unos 32 millones de kilos de espárrago verde, alternando este cultivo con otras hortalizas, lo que se traduce en una facturación que supera los 34 millones de euros.

Las cooperativas productoras de espárrago verde son Centro Sur (Huétor Tájar), con 1.225 agricultores; Agrícola San Francisco (Huétor Tájar), con 500 agricultores; Los Gallombares (Ventorros de San José), con 500 agricultores; Espárrago de Granada (Láchar), con 400 agricultores, integrada por Agroláchar (Lá¬char), Vegachauchina (Chauchina); Espafrón (Moralena de Zafayona) y Agromesía (Villanueva Mesía); Los Fresnos (Romilla), con unos 170 agricultores; Hortovilla (Villanueva Mesía), con más de 100 agricultores; Grana Genil (Purchil), con 50 agricultores; San Isidro de Loja (Loja), Soto de Fuente Vaqueros (Fuente Vaqueros) y Espalorquiana (Fuen¬te Vaqueros).

Empleo y calidad

La generación de empleo durante la recogida entre los meses de febrero a junio resulta tan relevante como el valor de la producción en sí. En los últimos años, este sector ha pasado de contratar mano de obra en origen a priorizar los trabajadores y trabajadoras para la recogida del cultivo. Generando más de 2,5 millones de jornales y unos 1.400 empleos en las instalaciones de manipulado y envasado de las cooperativas agrarias, con una alta predominancia del empleo femenino, este cultivo representa una de las producciones con mayor valor social para la economía agraria de la provincia granadina.

Más producción y mercado

En la última década la superficie de espárrago cultivada en Granada ha crecido un 40 por ciento. Este crecimiento tan espectacular se ha debido a la labor de las cooperativas agrarias que han sabido aprovechar las oportunidades que presenta este cultivo de cara a la exportación, como producto para consumo en fresco y en conserva. Este incremento de superficie cultivada se ha multiplicado en los últimos tres años, con el consiguiente incremento de agricultores (+8%), presentándose como una alternativa viable a otros cultivos que en la vega granadina han reducido su rentabilidad.

El mercado nacional sigue siendo el principal punto de destino del espárrago granadino. En los últimos años, las cooperativas han realizado una apuesta importante por la investigación e innovación, con la finalidad de obtener variedades con mayor calidad, más productivas y rentables. Una diversificación y especialización que poco a poco, unida a la labor comercial realizada desde las cooperativas, va captando el interés de clientes de países como Austria, Inglaterra, Italia y los Países Nórdicos.

Llegar a más consumidores europeos, con una oferta comercial de calidad es el objetivo de las cooperativas. “Los clientes europeos valoran como puntos fuertes de nuestros espárragos su calidad y frescura frente a la producción de terceros países, la precocidad de la campaña, nuestra cercanía con los consumidores europeos y capacidad logística, el cumplimiento de las normas sanitarias y sistemas de producción respetuosos medioambientalmente, con el valor añadido que supone el respeto a las condiciones socio-laborales de producción, entre otros”, explica Fulgencio Torres.

Calidad diferenciada

En 1996 el espárrago autóctono de Huétor Tajar (variedad verdemorada) obtiene el reconocimiento de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía a través de la Denominación Específica Espárrago de Huétor Tájar. En el 2000, la Indicación Geográfica Protegida IGP Espárrago de Huétor Tajar se inscribe dentro del registro comunitario de Denominaciones Geográficas de Calidad Protegidas.

Se trata de una variedad altamente nutricional, con distintos tipos de saponinas y flavonoides, componentes conocidos contra el colesterol y antitumoral. En el mercado, esta indicación geográfica protegida aporta diferenciación y calidad, siendo un valor atractivo para los clientes internacionales.

Promoción exterior

En las ferias hortofrutícolas, las cooperativas buscan nuevas oportunidades de negocio para su creciente oferta de espárrago, mostrando especial interés por los consumidores de los países nórdicos, un comparador exigente y selecto que valora la alta calidad del producto. Recientemente, las cooperativas de espárrago han participado en Fruit Logistica, celebrada en Berlín, con buenos resultados de negocio, y ya preparan su participación en la próxima feria de Madrid, Fruit Attraction, que se celebrará del 28 al 30 de octubre. Además, el próximo mes de abril, la IGP Espárrago de Huétor Tájar participará en un evento de promoción de productos agroalimentarios que se celebrará en Bru¬selas, promovido por la federación en colaboración con la Junta de Andalucía.

Cooperativas Agro-alimentarias de Granada apoya esta labor de promoción para el fomento del consumo de los productos agrarios autóctonos dando a conocer sus beneficios y garantías frente a productos de países terceros. En concreto, el espárrago verde está plenamente incorporado a nuestra gastronomía, diferenciado por su calidad y aporte nutricional. Se trata de un alimento rico en potasio, fósforo, calcio, magnesio y ácido fólico, con efectos diuréticos y depurativos para nuestro organismo.

Futuro del sector

Cooperativas Agro-alimentarias de Granada apuesta por una concentración de la oferta más efectiva y una relación más directa entre el productor y el consumidor. A través de las organizaciones de productores, el sector aspira a la concentración de su oferta cada vez más abundante, para ganar influencia en la comercialización. Cara a los mercados, se debe seguir apostando por la innovación y la investigación, por variedades competitivas, métodos de cultivo que apoyen la calidad, incorporación de envases atractivos que optimicen la conservación del producto manufacturado, entre otras líneas de trabajo.

Deja un comentario