Descarga gratuita del PDF del periódico

miércoles, 29 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

La conclusión de la rehabilitación del Convento de Santa Clara, para al primer trimestre de 2019

Así lo ha anunciado el subdelegado del Gobierno en Granada, Francisco Fuentes, quien ha visitado, junto al alcalde lojeño, el estado de las obras tras los primeros siete meses

El subdelegado del Gobierno en Granada,
Francisco Fuentes, y el alcalde de Loja, Joaquín Camacho, junto al portavoz del Equipo de Gobierno municipal y concejal de Urbanismo, Joaquín Ordóñez, y el concejal de Cultura, José Antonio Gómez, han
visitado esta mañana las obras de rehabilitación del Convento de
Santa Clara, incluidas en las inversiones del 1,5 por ciento cultural
del Ministerio de Fomento y que arrancaron el pasado mes de
septiembre, por lo que se han cumplido ya siete meses desde que se
iniciaron los trabajos en dicho templo, cerrado en su día al culto
por los problemas de filtraciones de agua y otros desperfectos que
afectaban seriamente a la estructura y a la seguridad del propio
edificio.

De esta forma, la actuación se viene
centrando desde entonces en la mejora de las cubiertas, la
recuperación tanto de los propios frescos como de todos los
elementos artísticos que se dan en el interior o los coros de
clausura, a la entrada del templo.

El subdelegado calificó la del
Convento de Santa Clara como “una de las restauraciones más
importantes que se están produciendo, ya que hablamos de un
patrimonio de los lojeños”. Como recordó, desde diciembre de 2016
con el apoyo del Ministerio de Fomento a través del 1,5% cultural,
se concedió para dicha restauración un presupuesto cercano a los 2
millones de euros, “una cuantía que da importancia del calibre de
esta actuación”, a decir de Francisco Fuentes “ya que es el
apoyo del Gobierno de España al patrimonio cultural de Loja y, sobre
todo, la importancia que contiene en los presupuestos generales para
el año 2018, con una cantidad de 881.000 euros”, destacó.

De esta forma, a decir del subdelegado
del Gobierno en Granada, la obra, que tenía un plazo de ejecución
de 29 meses y se anunciaba para el 2020, “se pueda adelantar al
primer trimestre de 2019”, informó. Además, Fuentes aseguró que
esta restauración “es una apuesta clara por el municipalismo, ya
que el 1,5% cultural no sólo llega a las capitales grandes, sino
también a los municipios, como es el caso de Loja”. Por ello,
pidió “la responsabilidad del resto de los partidos políticos
para que los Presupuestos Generales del Estado salgan adelante este
año y, con ello, el municipio de Loja pueda contar con esta partida
de 881.000 euros para que la obra avance progresivamente y en tiempo
y forma”.

Fuentes recordó que ya se contó con
una inversión de unos 300.000 euros el pasado año, a los que se
sumarían los 881.000 previstos para este año y pendientes de
aprobación y el resto, hasta completar los cerca de 2 millones de
euros, quedarían para el 2019. En cualquier caso, añadió que “ello
no es obstáculo para que la obra finalice, ya que los plazos se
suelen aplazar”.

Por su parte, el alcalde lojeño,
Joaquín Camacho, calificó de “un día muy importante para la
ciudad de Loja” la jornada de hoy “puesto que comprobamos con
hechos que se pueden conseguir grandes avances en relación a la
conservación de nuestro patrimonio histórico y emocional”. Y es
que, a decir del primer edil, “el Convento de Santa Clara es uno de
los mayores tesoros que tiene la ciudad de Loja y, por tanto, era
una obligación de las administraciones que nos pusiéramos de
acuerdo para conseguir que se recuperara”.

El alcalde, quien manifestó su
satisfacción por el anuncio del subdelegado del Gobierno sobre el
adelanto en la finalización de la obra, valoró los importantes
avances que se han producido durante los primeros siete meses desde
que se iniciaron los trabajos de restauración y que se pueden
observar en algunos aspectos, como la cornisa y parte de la fachada,
entre otros.

Camacho agradeció “el compromiso del Gobierno de España” con los más de 880.000 euros previstos para este año.  Por eso dijo que “este presupuesto tiene que ser aprobado, porque sino se pone en cuestión la inversión para arreglar nuestro Convento”, señaló.

Como recordó, “esta actuación se suma a otras que se vienen realizando desde el Ayuntamiento de Loja para recuperar nuestro patrimonio histórico”. En esa línea situó el estreno de la nueva estética en la Casa del Marqués o el presupuesto de 200.000 euros previstos para el arreglo del acceso al Centro Histórico de Loja, en concreto, en la calle Real.

Aprovechando la presencia del subdelegado del Gobierno de España en Granada, el primer edil valoró la aportación puesta en el Convento de Santa Clara, que calificó como “la mayor inversión en Loja por parte de una administración, sumando esta actuación a las de las obras del AVE”. Eso sí, añadió que “tenemos que seguir trabajando para buscar líneas de financiación y colaboraciones económicas para terminar de arreglar todo el Convento de Santa Clara, ya que tenemos un proyecto con la Agrupación de Hermandades y Cofradías para que se convierta en el Museo de la Semana Santa lojeña y sede de todas las cofradías y hermandades de la ciudad”.

Joya del mudéjar y el barroco

El Convento de Santa Clara data de
1527, cuando las monjas clarisas procedentes de Málaga tomaron
posesión del recién terminado Convento. La disposición se repite
en el convento de las Jerónimas de Granada: iglesia con coro,
claustro adosado a la iglesia y en torno al cual se disponen las
dependencias fundamentales de la comunidad y zona aneja para
servicios al exterior en torno a un patio con su pórtico y una
fuente.

El claustro consta de dos plantas
rectangulares con arcos de ladrillo sobre columnas mudéjares. La
portada es de estilo gótico isabelino, adornada con escudos del
fundador, el arzobispo de Granada, fray Hernando de Talavera. En el
interior de la Iglesia destaca el artesonado mudéjar de par y
nudillo, y los altares y retablos barrocos (reforma posterior). Uno
de ellos se realizó en 1730 por Gregorio Salinas y pertenece al
barroco tardío granadino. En él faltan algunas imágenes por los
deterioros de la guerra en 1936, aunque quedan las imágenes de Santa
Clara y San Francisco de Asís, y una bella talla de la Inmaculada. A
ambos lados de la nave hay tres pequeños retablos con altar, uno de
los cuales contiene una talla de Santa Clara atribuida a Mena. A los
pies hay coros alto y bajo separados de la Iglesia por celosías de
hierro.

En 1862 Isabel II visitó el convento e
hizo un donativo de 5.000 reales con los que se costeó una sillería
nueva para el coro. Destaca asimismo la decoración pictórica de los
muros, obra de los hermanos José y Vicente Cieza, con asuntos sobre
la vida de Cristo en recuadros divididos por arquitectura fingida
según la costumbre de decorar al fresco las iglesias de Granada a
finales del s. XVIII. El monumento está declarado Monumento
Histórico- Artístico Nacional.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario