Descarga gratuita del PDF del periódico

jueves, 13 de junio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

La comunidad educativa del CEIP Pérez del Álamo se concentra contra las denuncias de una madre por un supuesto acoso a su hijo, alumno del centro

La dirección del colegio, el AMPA y los delegados de clase han mostrado el apoyo unánime hacia los alumnos, madres y tutora del curso, denunciados por esta madre, y aseguran que "las acusaciones son falsas"

La comunidad educativa del CEIP Rafael Pérez del Álamo se concentró en la mañana de este pasado jueves a las puertas del centro para mostrar su apoyo unánime a 6 alumnos de 2º curso de Primaria, 4 madres de alumnos, la tutora de dicho curso y la dirección del centro, tras las diferentes denuncias presentadas por parte de una madre de un alumno del mencionado curso hacia las diferentes partes señaladas, por un supuesto caso de acoso hacia su hijo.

Acompañados por parte del resto de la comunidad educativa lojeña, con la presencia de algunos directores, maestros y profesores de otros centros educativos de la localidad, así como de buena parte del Equipo de Gobierno municipal y numerosos padres de alumnos del centro, quisieron manifestar lo que han definido como “falsas acusaciones” por parte de la madre de este alumno, “cuyo objetivo no es otro que perjudicar el clima escolar entre alumnos, padres y profesorado, así como perjudicar la imagen del centro y de todos los que formamos parte de nuestra comunidad educativa”, aseguran en una nota los padres y madres del centro.

Según señalan, con fecha 3 de abril recibieron una comunicación por parte de la dirección del colegio en las que se les informaba que un total de 6 alumnos de 2º curso habían sido denunciados ante la Guardia Civil de Loja por “maltrato y acoso escolar” hacia un compañero, el hijo de la madre denunciante.

Con anterioridad, el día 27 de marzo se les informó también de una supuesta agresión por parte de esta madre a un alumno en horario escolar y durante una excursión organizada por el centro. Los padres afectados emprendieron acciones legales ante este hecho.

Posteriormente, con fecha 21 de mayo, volvieron a ser informados por parte de la dirección del centro de una nueva denuncia presentada por la misma persona, esta vez a cuatro madres del alumnado de 2º curso que, según la denunciante, se debe a que dichas madres “se meten con el alumno”. Dos de estas cuatro personas son madres de algunos de los alumnos denunciados con fecha 3 de abril.

Mientras tanto, la dirección del Pérez del Álamo daba cuenta de que desde el principio, además de los 6 alumnos denunciados, la misma persona había presentado también una denuncia contra la tutora de 2º curso, motivo por el que el centro puso en marcha un protocolo de seguimiento del caso, levantando el acta oportuna y poniéndolo en conocimiento del inspector de Educación de zona. Igualmente, se dio traslado del caso a Servicios Sociales y se realizó un sociograma para comprobar actitudes del alumnado, no encontrándose ningún indicio del maltrato ni acoso escolar en la clase.

Los padres aseguran que “desde el principio se trató de llevar este asunto con la mayor prudencia posible, de tal forma que no afectara al desarrollo normal de la convivencia ni al proceso de aprendizaje del alumnado de 2º curso”.

Pero ante todos los hechos que se vienen produciendo y las reiteradas denuncias por parte de esta madre, el pasado jueves llevaban a cabo una concentración. En ella, en primer lugar se dio lectura a un comunicado por parte de la directora del CEIP Pérez del Álamo, Loli Hidalgo, a través del cual se informó de una reunión del consejo escolar en la que el mismo fue informado de los hechos que han venido ocurriendo a lo largo de los últimos meses, determinándose que “el problema es de centro y no de una clase, ya que aunque es verdad que todos los incidentes tienen una clase común, los alumnos interactúan entre ellos, independientemente del curso al que pertenecen”.

El consejo escolar mostraba su apoyo a los padres y alumnos “injustamente denunciados”, según se asegura en el comunicado. Al mismo tiempo, manifesta su “apoyo hacia cualquier acción que se plantee para mostrar la repulsa hacia este tipo de actuaciones”.

A continuación intervino uno de los padres afectados por esta serie de denuncias, quien, tras agradecer la asistencia a todos los presentes, dijo que “toda la comunidad educativa está unida ante esta situación y por seguir luchando por una educación de calidad”.

Tras esta serie de intervenciones, tuvimos oportunidad de hablar tanto con la dirección del centro, como con los padres y el concejal de Educación, quienes nos dieron sus impresiones acerca del caso.

La directora del centro, Loli Hidalgo, relató el desarrollo de los hechos y las acciones llevadas a cabo por el centro, “de las que se deriva que no existen los hechos denunciados por la madre”. Según añade “todos los alumnos de esa clase, incluyendo ese niño supuestamente acosado, son una maravilla, se llevan muy bien entre todos y no existe absolutamente nada”. El informe realizado tras la denuncia a los 6 alumnos se envió oportunamente a la delegación de Educación y a Protección de Menores “sin que a día de hoy nos hayan contestado, por lo que los padres están muy preocupados por el hecho de que sus hijos se vean implicados en algo que está demostrado que no es cierto y por eso lo que queremos es que esto acabe ya”, insiste la directora del centro, quien añade que “desde el centro ya no podemos hacer nada más, hemos actuado con todo el protocolo y hemos demostrado que no ha habido acoso por parte los compañeros hacia este niño”.

Uno de los padres denunciados por la madre del alumno señaló que están viviendo la situación con mucha preocupación. “Es algo muy desagradable que, desde el primer momento, hemos tratado de llevar con la mayor cautela posible, siempre pensando en los alumnos, porque estamos hablando de niños de 7 años, pero queríamos que se conociera por parte de toda la comunidad educativa, porque no todo vale y aquí estamos hablando de denuncias falsas”, asegura.

Por su parte, la presidenta del AMPA, Nieves Cuesta, señalaba también la preocupación por estos hechos. “Se trata de una persona que pensamos que es problemática, puesto que ya ha denunciado hechos parecidos en otros sitios y el problema realmente es de esta persona y es algo que nos sorprende, porque todo es mentira”, asegura. Además, añade que “es una persona que no quiere tratar ni mediar y con la que es imposible cualquier diálogo”.

Mientras, el concejal de Educación, José Antonio Gómez, manifestó el apoyo del Equipo de Gobierno municipal hacia todos los centros educativos lojeños. En su condición también de profesor del IES Virgen de la Caridad, precisamente otro centro que también recibió hace unos meses denuncias por parte de la misma persona, Gómez Trassierra señaló que “esto es la continuación de los otros acontecimientos y falsas acusaciones que tuvieron lugar en nuestro centro a partir de diciembre”.

El concejal y profesor del IES Virgen de la Caridad añadió que “esto ha llegado ya a sobrepasar los límites, porque estamos hablando de acusaciones a menores, a niños pequeños, por lo que la situación es ya bastante delicada, ya que hablamos de algo incluso más sensible, y no debemos permitir que se meta a nuestros niños en estos temas”.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario