Descarga gratuita del PDF del periódico

miércoles, 19 de junio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

La aprobación del presupuesto municipal se aplaza hasta el próximo pleno

El punto sobre las cuentas del Ayuntamiento se dejó finalmente sobre la mesa a petición de CpL y PSOE

Pepe Pérez, Durante Su Actuación En El Guateque 1.000 De Onda Loja Radio, Hace Dos Años

Como ya les adelantábamos el pasado viernes, la aprobación del presupuesto municipal del Ayuntamiento de Loja no se pudo llevar adelante en el pleno celebrado el jueves por la corporación municipal, por lo que tendrá que ser en la próxima sesión cuando se pueda acometer y aprobarse definitivamente, algo que parece está asegurado tras las afirmaciones tanto del PP, en palabras del alcalde, Joaquín Camacho, como de su socio de gobierno, CPL, y su portavoz, Antonio Ramón Molina, quienes comparecían horas después de la sesión plenaria para garantizar el pacto y avanzar que no habrá ningún problema en aprobar las cuentas municipales en la próxima sesión.

Hasta llegar a esta decisión se estuvo debatiendo, fundamentalmente por parte de los dos grupos que forman el Equipo de Gobierno. En primer lugar tomó la palabra el alcalde, quien dijo para comenzar que “no es fácil en estos momentos tan complicados hacer un presupuesto que tenga como prioridad total y absoluta el mantener los servicios públicos con la carga de obligaciones de pago que hay en el presupuesto”. Por ello agradeció al área de Economía y Hacienda el trabajo que han realizado para poder tener el presupuesto. Joaquín Camacho destacó como objetivos del Equipo de Gobierno el saneamiento económico del Ayuntamiento, el mantenimiento de los servicios y la mejora de la situación económica. 

El alcalde calificó el presupuesto de “equilibrado entre los ingresos y gastos y realista” y añadió que el objetivo, puesto que los ingresos han disminuido de forma muy importante durante estos últimos años, es también reducir los gastos, al menos en relación a lo que han disminuido los ingresos. Camacho presentó un presupuesto de 19.174.000 euros de ingresos y gastos previstos, indicando que puesto que ha habido una disminución de ingresos, la prioridad política que se ha marcado el Equipo de Gobierno ha sido reducir los gastos innecesarios y prescindibles para intentar tocar lo menos posible a los que son necesarios e imprescindibles para los ciudadanos”. 

Así, anunció dentro del apartado de ingresos unos impuestos directos de 6.087.000 euros y una disminución de un 45,70% en los impuestos indirectos en las previsiones del Ayuntamiento en relación a los ingresos del pasado año, que equivale a 124.305 euros, lo que calificó de un grave problema “porque estos impuestos directos constituyen principalmente el reflejo de la actividad económica del municipio, sobre todo del sector de la construcción, que se ha visto muy perjudicado y, por tanto, han disminuido esos ingresos que antes teníamos y ahora no tenemos e influye en la gestión que se puede realizar”.

En el capítulo de tasas también se contempla una bajada de ingresos del 3,91% y es que en ese capítulo no se cuenta con el 12,59% que ha habido de disminución de la tasa por recogida de basura que ahora ese servicio lo cobra la Diputación de Granada. Por su parte, la previsión de transferencias corrientes constituye 7.133.332 euros, que incluye lo que envían tanto el Estado como la Junta de Andalucía para financiar servicios. En este capítulo se espera una disminución de un 2,23%, señalando el alcalde que el Estado disminuye un 1,32% y la Junta en un 14,61% la ayuda que presta al Ayuntamiento de Loja. Precisamente, esta disminución en las previsiones del dinero que se espera recibir por parte de la Junta, fue criticado especialmente por parte del alcalde, quien señaló que, sobre todo, afectan a los servicios sociales, como ocurre con las actividades de los Centros de Día, el Centro Comarcal de Drogas, el plan concertado de Servicios Sociales Comunitarios, las ayudas económicas familiares, Centro de la Mujer o tratamiento a familias con menores. También en esta partida está el convenio firmado para la Residencia de Nuestra Señora de la Misericordia, que el alcalde cifró en 14.000 euros menos al mes por parte de la Junta de Andalucía para mantener los servicios que se prestan.

En el capítulo de enajenaciones para inversiones reales se han contemplado 370.000 euros.

Según el alcalde, con todas estas inversiones “tenemos que hacer magia para mantener los servicios ya que tenemos mucho menos dinero del que antes ingresaba el Ayuntamiento, y a pesar de ello, estamos manteniendo los servicios”.

En cuanto al apartado de gastos, Camacho anunció que el capítulo de personal supone 6.700.999 euros y en gasto corriente 5.194.575 euros. Aquí se detuvo para destacar que se ha reducido drásticamente el gasto gracias a una buena gestión que ha permitido mantener los servicios.

Joaquín Camacho, quien dijo que “gastar en personal es una inversión para la ciudad”, o que “los gastos corrientes hay que pagarlos para el servicio de los ciudadanos”, sí lamentó los gastos financieros y los pasivos financieros que hay que pagar a los bancos por préstamos que se sacaron en años anteriores. Así, recordó que hay que pagar 725.555 euros al año de intereses y 2.450.564 euros al año de capital, lo que suma 3.200.000 euros al año a los bancos.

En cuanto a las transferencias corrientes suponen 989,320 euros, mientras que en el capítulo de inversiones hay previstos 3.077.033 euros para distintas actuaciones. En ese sentido se cuenta con el PFEA por 1.161.609 euros en subvenciones de otras administraciones, junto con la aportación municipal, así como la reforma del Teatro Cine Imperial, para la que también buscó los fondos el Ayuntamiento y la partida necesaria para poner su parte, y en la que se cuenta con 1.375.424 euros de la Junta de Andalucía, tanto de Obras Públicas como Cultura, algo que quiso destacar y agradecer el alcalde. En este apartado de inversiones también se cuenta con el dinero previsto en enajenaciones para la subvención de los caminos rurales, el programa de ciudades amables y la obra del Mantillo.

El alcalde anunció también que gracias a que la liquidación en la participación de los impuestos del Estado en el año 2012 ha sido positiva por valor de 170.000 euros a favor del Ayuntamiento, se han propuesto inversiones para adquisición de una motocicleta para la policía local, señalización viaria, mejora de diferentes calles, soterramiento de contenedores, mobiliario urbano y adquisición de libros.

Al margen del capítulo de ingresos y gastos expuesto por el primer edil, Camacho también dijo que se quiere hacer un replanteamiento de la Relación de Puestos de Trabajo que sea riguroso y serio y permita mejorar cada una de las áreas del Ayuntamiento. En ese sentido, el alcalde dio las gracias a los trabajadores municipales, “porque han sido colaboradores necesarios para el esfuerzo que se está haciendo en este Ayuntamiento debido a la reducción de ingresos, la legislación y las restricciones, ya que están siendo muy generosos los trabajadores”. Así, anunció que la mesa de negociación está dando sus frutos y se está llegando a acuerdos importantes con los representantes sindicales del Ayuntamiento, por lo que se ha podido recuperar y mejorar el fondo social. También se ha llegado a un acuerdo para ampliar un acuerdo de 2008, que es la promoción interna de distintos trabajadores del Ayuntamiento. Además, se aumentará la jornada de la jurídica del Centro de Información a la Mujer del 50 al 75% por la necesidad social de atender y asesorar jurídicamente a más de quinientas mujeres de media cada año.

Tras la larga exposición del presupuesto municipal por parte del alcalde, que calificó de “equilibrado, realista, transparente y más inversor que los anteriores”, fue el turno para el resto de grupos políticos. En primer lugar intervino el portavoz de CPL, Antonio Ramón Molina, quien dijo que a estas alturas el presupuesto está prácticamente ejecutado y no debe haber ningún tipo de variación, por lo que entendió que “no es necesario debatirlo”. Para Molina, pues, “a estas alturas ya no tiene utilidad aprobar y tener un presupuesto”.

Al margen de esta apreciación, el portavoz de CPL, dijo que “para que sea realista se tienen que materializar las enajenaciones y hasta que esto no se produzca las cuentas no son realistas”. Y es que, a decir de Molina, “este presupuesto dentro de sus inversiones se apoya en unas enajenaciones que son un ‘brindis al sol’ y, por tanto, no va a ningún sitio”. Así, el portavoz de CPL se preguntó cómo se puede dar respuesta a una serie de inversiones si no se tienen garantizadas con las enajenaciones estas aportaciones. “¿Dónde están esas garantías para que sea un presupuesto realista y cómo vamos a responder a toda esa serie de inversiones?”, se preguntó Molina durante su intervención. En ese sentido añadió que “necesitamos una inversión para responder a compromisos ya contraídos y a proyectos ya aprobados de 456.000 euros” y que “la única justificación para traer al pleno este presupuesto sería tener garantías de las aportaciones  y eso no está hecho”.

Sí planteó que lo que hay que hacer es utilizar adecuadamente con los recursos disponibles y  los 170.000 euros de la liquidación de los presupuestos generales del Estado de 2012 para los tres planes de empleo que hay disponibles, así como arreglar los jardines, espacios verdes, calles y espacios públicos que se puedan acometer.

Por tanto, concluyó señalando que este presupuesto no tiene razón de ser y no debería someterse a votación, pidiendo que fuera retirado e indicando que sobre este documento se debería empezar ya a trabajar para presentar a final de año un presupuesto para 2015 que se pueda ejecutar y que sea serio y realista para todo el año, independientemente de quién gobierne en mayo.

Por su parte, el PSOE, en la misma línea que CPL, pero sin entrar en ningún tipo de valoración o debate sobre el presupuesto, pidió por medio de Andrés Ruiz que este punto fuera retirado por el alcalde o se votara por los ediles que se dejara sobre la mesa.

El alcalde calificó de ‘grotesco’ el que un miembro del Equipo de Gobierno, en relación a Antonio Ramón Molina, criticara el presupuesto de su propio Equipo de Gobierno, “cuando había tenido oportunidad de aportar al presupuesto y lo había desaprovechado no asistiendo a las reuniones o directamente no haciendo propuestas”. En ese sentido, lamentó que el portavoz de CPL critique las enajenaciones, cuando el propio Molina propuso que se cubrieran con enajenaciones las dos inversiones que ahora critica: “El dinero que hay para estos dos proyectos a partir de enajenaciones fue a propuesta de CPL, no estaba en el presupuesto inicial”, aseguró el alcalde, quien dijo haber aceptado una propuesta de su socio de Gobierno para este presupuesto. Así, manifestó no comprender su actitud y su postura.

Joaquín Camacho defendió el presupuesto señalando que “aunque llega tarde es necesario y la obligación de un Equipo de Gobierno es intentar presentarlo y que se pueda votar”, algo a lo que se negaban tanto CPL como PSOE.

Antonio Ramón Molina mantuvo su postura volviendo a reiterar que a estas alturas no tiene sentido aprobar el presupuesto cuando está prácticamente ejecutado y se debería empezar a preparar el del próximo año, argumentando en que había un motivo para que se retirara el punto, ya que hay un desfase, según dijo, de 170.000 euros y otras partidas que son susceptibles de modificaciones de crédito y en algunos casos difíciles de ejecutar.

El PSOE también reiteraba su petición al alcalde de que retirara el punto o se votara dejarlo sobre la mesa, tal y como se estaba pidiendo por parte de la mayoría del pleno.

Así pues, Joaquín Camacho señalaba que su deseo sería poder debatirlo y que se votara por parte de los grupos, que insistieron en su postura. Finalmente se decidió votar el dejarlo sobre la mesa, lo que se hizo con los votos a favor del PSOE y CPL y en contra del PP. De esta forma, por tanto, el presupuesto se volverá a llevar al siguiente pleno para su debate y posible aprobación.

Deja un comentario