Descarga gratuita del PDF del periódico

miércoles, 12 de junio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Flor González derrocha arte, sentimiento, pasión y poderío en su Pregón oficial de la Feria Grande de Loja

La música, gran protagonista de un acto espectacular que encandiló a los centenares de lojeños que llenaron por completo el auditorio del Centro Cívico 'Adolfo Suárez'

Foto De Familia De Todos Los ámbitos Implicados En La Vi Semana De La Salud. Foto: Calma

La Feria Grande de Loja de este año 2014 no pudo tener un mejor comienzo que el que ofreció anoche en el Centro Cívico ‘Adolfo Suárez’ la lojeña María Flor González, quien derrochó durante los 75 minutos que duró su Pregón oficial de Feria, arte, sentimiento y un poderío que dejó con un gran sabor de boca y con muchas ganas de feria a los centenares de lojeños que llenaron por completo el auditorio.

  Flor González llevó, con su pregón, un auténtico soplo de aire fresco a un público entregado hasta el final y que, incluso, obligó a la pregonera, junto con su querido Coro Rociero ‘Ajoblanco’, a ofrecer una última interpretación musical a un acto que quedará para la historia como uno de los mejores que se recuerdan para dar la bienvenida a la Feria Grande lojeña.

  Y es que la música fue la gran protagonista, como no podía ser menos, en el pregón de Flor González. Con su prodigiosa voz y una fuerza desgarradora, la lojeña consiguió emocionar y llegar hasta el corazón de todos los presentes.

  Flor apareció en el escenario del Centro Cívico, que reproducía una caseta de Feria y convenientemente preparada para la ocasión, con un vestido de gitana y comenzó su pregón presentándose a todos los asistentes: “Soy Flor González Muñoz, hija de Rafalín el del Ciprés, y de Flor, la catequista de Santa Catalina; nieta de Miguel Conveniencias, el de la calle Cuadrá o nuera de Kiska, la Condesa o la Montera, de la calle Alta, y de Manolo el de la Loxa. Esposa de Ozeíllo, que jugaba al fútbol en El Barrio o el Independiente. La mamá de Rocío, del Cole San Francisco, y de Florecilla, el terremoto de la guarde del Barrio Alto. O simplemente Flor, la que canta en la Comparsa de las Niñas o en el Grupo Ajoblanco y, bueno, puede que la que algún día tocara en la puerta de su casa para cobrarle la facturilla del electricista”.

  Tras la presentación, la pregonera de este año comenzó señalando que nunca hubiera imaginado que, un año después de participar en el pregón de Mª Ángeles Morales, su predecesora, iba a ser la encargada de dar el pistoletazo de salida a la feria mayor de este 2014. Por ello, añadió que era un honor poder hacerlo y se mostró agradecida por haber pensado en ella. Bien es cierto que reconoció que al principio tuvo dudas, “por la incertidumbre de no saber si estaría a la altura de este momento y por el sacrificio que conllevaría realizar esta tarea”, confesó.

  Flor quiso dedicar su pregón a su familia, amigos y las personas a las que más quiere, pero, especialmente, a su marido. Y a partir de ahí quiso mostrar a todos los presentes la historia de la Feria que ella ha conocido a lo largo de sus 34 años de vida. Tras señalar que no se considera una artista, ni pretende serlo, sí que confesó que es con la música como encuentra la mejor manera de decir lo que siente y lo que es.

  Y como no, la música comenzó a aparecer, como no podía ser menos, con su grupo Ajoblanco, con el que interpretó ‘Ya huele a Feria’.

  A continuación se acordó de quienes emigraron hace años y vuelven estos días para reencontrarse con los suyos en la Feria Grande.

  Enseguida la música y la voz de Flor vuelve a irrumpir con fuerza interpretando con gran sentimiento ‘De mujer a mujer’, con la imagen proyectada de la Virgen del Rocío y acompañada por José Antonio Molina, guitarrista del grupo Ajoblanco. Y es que Flor González se confesó ‘rociera’: “Siento que tengo la suerte de tener una madre, mi madre, esa que me dio la vida, y una mare que me vela desde el Cielo”.

  A continuación, la pregonera presentaría al dúo formado por los Hermanos Ortigosa, Lolo y Emilio, que esa misma noche iban a estrenar las actuaciones de la Caseta Municipal. El dúo interpretó unas sevillanas dedicadas a la Hermandad de Málaga, uniéndose la propia Flor para cantar al final.

  Continuó con un recuerdo a Rafael Farina y Juanito Valderrama y la interpretación al piano de ‘El Emigrante’ a cargo de José Antonio Molina.

  Flor regresó con un nuevo vestido y, con la guitarra de Kiki Corpas y el acompañamiento al cajón y los coros de sus cuñados Fran e Ismael y sus hermanas Graci y Ana, interpretaron unos tangos ‘morentangos’, a los que siguieron una nueva interpretación. Se trataba del tema ‘Me quedo contigo’ en el que lució el baile de Elena López (La Sensa) y Fran Calvo.

  Por supuesto, en una carnavalera de pro, tampoco podía faltar una alusión al carnaval. Tras interpretar, a capela, una coplilla de la chirigota callejera ‘Las Preñac’, continuó la actuación de ‘Las Niñas, 1/4 y Mitad’ con ‘Soy afortunado’.

  La solidaridad también tuvo su sitió cuando Flor habló de la Caseta Humauaca y de su trabajo para sacar proyectos sociales adelante. Pero también nombró a los muchos lojeños que dedican su tiempo en asociaciones como Cruz Roja, Proclade, Manos Unidas, el Banco de Alimentos, la Asociación Española contra el Cáncer, Amigos del Sahara o Donantes de Sangre. “Todas ellas -dijo- son un soplo de esperanza y apoyo importante para todas esas personas que por uno u otro motivo están pasándolo mal”. Junto al Coro de las Niñas interpretó el tema ‘Color Esperanza’.

  No faltó tampoco el homenaje a la Patrona de Loja, la Virgen de la Caridad. Flor aseguró que “si todos los lojeños lleváramos a la práctica los valores que esconde el nombre de nuestra patrona, el pueblo de Loja sería mucho más grande”.

  Y Flor González despidió su intenso pregón haciendo un homenaje a su tierra, a Loja. Habló de sus manantiales, de ‘su’ Barrio Alto, de la Iglesia de Santa Catalina, de su Semana Santa… y cerró con sus últimos versos a Loja.

  Tras cerrar el pregón, aparecieron sobre el escenario el alcalde, Joaquín Camacho, y el concejal de Fiestas, Joaquín Ordóñez, quienes entregaron a Flor González una reproducción del famoso trofeo del ‘rosco de Loja’, al igual que se había hecho al inicio del acto con el autor del cartel oficial de la Feria de este año, Raúl Astorga.

  El primer edil felicitó a Flor González y señaló que había sido uno de los mejores pregones vividos durante los últimos años.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario