Descarga gratuita del PDF del periódico

sábado, 15 de junio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El rejoneador lojeño José Velasco sale a hombros y por la puerta grande en la presentación ante su pueblo

Extraordinaria tarde de toros en Loja con la plaza llena y un público entregado

Cartel De La Película 'bohemian Rhapsody' Que Se Proyecta En Loja. Foto: El Corto

Extraordinaria tarde de toros la que se vivía este viernes en Loja con el ambiente de las grandes ocasiones y un público que llenó hasta arriba la plaza instalada en el campo de fútbol San Francisco. Había ganas de volver a ver toros en Loja y, sobre todo, de ver en acción y en casa al rejoneador lojeño José Velasco, que consiguió lucirse ante sus paisanos y vivió en su pueblo una tarde inolvidable, lo que le hizo salir a hombros por la puerta grande ante un público entregado a su gran faena.

  Desde luego el joven rejoneador sí que fue ‘profeta en su tierra’, redondeado una magnífica actuación en sus dos toros, lo que le valió ganarse en ambos las dos orejas y el rabo. Acompañado de toda su familia y de numerosos amigos y lojeños que querían verle en acción, José Velasco tuvo en Loja la tarde que cualquier torero habría soñado el día de su alternativa ante su público.

  Pese a que el primero de los dos novillos, que procedían de las ganaderías de Castilblanco y Los Espartales, no acompañó, Velasco supo salir airoso con una buena faena. Se lució con las banderillas, arte que demostró dominar a la perfección y completó su gran actuación a la hora de matar. El público no dudó en pedir para su nuevo ídolo las dos orejas y el rabo, que concedía finalmente el presidente, el alcalde lojeño Joaquín Camacho.

  La tarde no podía empezar mejor para un público que llegaba con ganas de toros y de disfrutar de un gran espectáculo. La banda de música de Loja acompañaba con los clásicos sones taurinos y enseguida comenzaría la lidia a pie, con novillos de Santa Ana. El primero sería para José Antonio Cejudo ‘El Güejareño’. El de Güejar Sierra también completó una buena faena que le valió las dos orejas. La tarde se mostraba generosa por parte de un público que disfrutaba con las primeras actuaciones.

  A continuación llegó el turno de Julio Benítez. El hijo de Manuel Benítez ‘El Cordobés’, para no ser menos que sus antecesores, también se lució y mostró elegancia y clase en el toreo. Al igual que ‘El Güejareño’ también se ganó las dos orejas.

  No se podía pedir más a la tarde a la espera de volver a ver en acción a José Velasco. Antes, la lidia a pie la completaría el joven Cristian Guerrero. El de Villanueva estuvo muy bien con las banderillas, lo que provocó que entre el público se escuchara más de un piropo al grito de ‘¡Fandi, Fandi!’. También completó una buena faena en el toreo, aunque le costó más en la suerte de matar. Pese a todo, la presidencia concedió las dos orejas y el rabo que pidió insistentemente el público para el joven diestro.

  Y llegó la hora para ver de nuevo al lojeño José Velasco, con su segundo de la tarde. En esta ocasión el toro acompañó más que en el primero, lo que permitió un mayor lucimiento del rejoneador, que estuvo impecable con las banderillas. Aunque costó un poco más en la suerte final, su gran actuación volvió a ser premiada con las dos orejas y el rabo, al igual que en el primer novillo.

  No se podía pedir más a una tarde completa que disfrutó el público llegado no sólo desde Loja, sino también desde localidades cercanas. El broche fue ver la salida a hombros y por la puerta grande en su Loja de José Velasco, al que esperaban numerosos paisanos para agasajarle, pedirle autógrafos y fotografiarse con el joven rejoneador, que no paró de recibir las felicitaciones por su gran actuación. Sus abuelos, a los que dedicó su actuación, visiblemente emocionados, al igual que toda su familia, no cabían en sí de gozo al ver cumplido un sueño. Poder presentarse así en Loja y con una actuación tan completa era, desde luego, ver cómo se cumplían todas sus expectativas.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario