Descarga gratuita del PDF del periódico

jueves, 30 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El Pleno aprueba una rebaja del 4% del tipo impositivo del IBI para el próximo año

El alcalde defiende que en los dos últimos años el impuesto ha bajado un 12%

Los lojeños verán un poco más aliviada la carga fiscal del Ayuntamiento por segundo año consecutivo. El Pleno de la Corporación celebrado anoche ha aprobado de forma unánime una rebaja del 4% del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para el ejercicio 2018. De esta forma, el tipo impositivo bajará del 0,75% al 0,71, con el objetivo de que los lojeños “no noten la revalorización del catastro y que el recibo al final se mantenga igual y no se vea encarecido”, explicó el alcalde Joaquín Camacho. 

Para 2017 ya se aprobó una sustantiva rebaja del tipo impositivo, que pasó del 0,83 al 0,75. Con estas reducciones consecutivas, el IBI bajará en Loja un 12% en los dos últimos años. Así lo destacó el regidor lojeño, quien afirmó sentirse orgulloso por poder implementar esta medida, que era un compromiso electoral del Partido Popular, “para que los lojeños noten la recuperación de las cuentas municipales pagando menos impuestos”. 

El alcalde reconoció, sin embargo, que el IBI había subido mucho en los últimos años debido a un aumento del tipo impositivo, a la revalorización catastral y porque el Gobierno central decidió subirlo en 2012 para aumentar la financiación de las administraciones locales. “Ahora que tenemos capacidad económica, es nuestra obligación bajar los impuestos”, declaró Camacho. 

Esta bajada del IBI, explicó, se hace de forma “responsable” porque “el Ayuntamiento cumple todas sus obligaciones y además se cumple la legislación vigente”. En este sentido, se ha tenido en cuenta un informe de Intervención en el que se especifica que, a pesar de la reducción, los ingresos del Consistorio no se verán mermados. Y esto es posible, según Camacho, por la reciente aprobación de tasas municipales que anteriormente no existían. Entre ellas, el uso de dominio público por parte de empresas de telecomunicaciones, a las que se les cobra por instalar cables por las calles, lo que ha supuesto unos ingresos de unos 70.000 euros que irán aumentando progresivamente. 

Para el regidor lojeño, con esta reducción “la economía municipal se pone al servicio de los vecinos, y no al revés”. Defendió además que “muy pocos ayuntamientos han bajado el IBI tanto como lo ha hecho el de Loja” y anunció que en cuanto sea posible, también se hará una rebaja en el impuesto de vehículos, que, como el de la contribución, está en los niveles más altos. 

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario