Descarga gratuita del PDF del periódico

domingo, 19 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El pintor Jacinto García trae al Pósito una doble muestra sobre la herencia andalusí y la idea del éxodo forzado

Se trata de “Los caminos de al-Andalus” y “Refugiados”, que podrá visitarse hasta el próximo 9 de julio

El Concejal De Cultura Y El Alcalde, En Una De Las Aulas Donde Se Imparte La Updl. Foto: E. C.

El pintor granadino Jacinto García trae estos días al CIC El Pósito una doble exposición que, bajo los enunciados ‘Caminos de al-Andalus’ y ‘Refugiados’, pone de relieve dos conceptos: por un lado, la herencia andalusí, con su paisaje de arquitecturas y personajes y, por otro, la idea del éxodo forzado presente en la tradición cultural morisca pero que hoy día recobra nueva vigencia a través de la imagen trágica del “refugiado”.

Deudor de la escuela granadina de Rodríguez Acosta, López Mezquita y Gabriel Morcillo, entre quienes encuentra sus precedentes, Jacinto García aborda todo tipo de formatos pictóricos, dotándolos de nuevo orientalismo con dominante azul violácea del color. La sensualidad flota en los matices de sus nocturnos envueltos en dorados y azules surgidos de las sombras. Todo ello, según relata el autor, se debe a su formación más que temprana –empezó sobre los siete años de edad- en la Escuela de Artes y Oficios de Granada “que creó un tipo de pintura con un colorido bastante especial”. 

En ambas muestras el artista granadino expresa de forma evidente las dos funciones sociales que, a su juicio, tiene el arte. Por un lado, es motivo de encuentro, de civilizaciones en este caso. Es lo que ocurre con ‘Caminos de al-Andalus’: “Son muchas más las razones que nos unen que las que nos separan y, a pesar de ello, estamos en guerra continua. En realidad, cuando paseas por Fez o Chauen la gente es igual que la de Granada”, relata el artista. 

Y el otro valor social no es otro que el compromiso y la denuncia. En ‘Refugiados’, aunque desde otra perspectiva, el arte también asume ser un elemento social para la provocación y la reflexión de lo que acontece en nuestra sociedad. Con esta muestra se pretende concienciar y trasladar a la vista aquellos hechos ante los que mostramos una cierta insensibilidad.

Ambos temas se amoldan a la perfección. “Son 50 cuados, pero parece como si fueran uno sólo”, destaca García. 

La exposición de Jacinto García, maestro jubilado que ahora ha retomado su afición pictórica, inaugura el horario de verano del CIC El Pósito. Podrá visitarse hasta el 9 de julio, de martes a viernes de 19:30 a 22 horas y los sábados de 10 a 12. 

Deja un comentario