Descarga gratuita del PDF del periódico

viernes, 19 de julio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El Gobierno lojeño materializa la compra del antiguo edificio del Banco Hispano en la plaza de la Constitución

El remanente positivo de tesorería posibilita una inversión de más de 300.000 euros como primer paso de la ampliación de la plaza y la liberación de la base de la torre de la Iglesia de la Encarnación

La promesa del alcalde de Loja, Joaquín Camacho, de liberar la torre de la Iglesia de la Encarnación se va convirtiendo en realidad. El pasado viernes, último día hábil del año, se materializó la compra por parte del Ayuntamiento del antiguo edificio del Banco Hispano Americano en la Plaza de la Constitución. El remanente positivo de tesorería posibilita que se haya firmado una inversión de más de 300.000 euros. Esta compra es llevaba a cabo en su totalidad con fondos del consistorio lojeño debido a la mejora de las cuentas municipales, que también posibilitará otras actuaciones como la calle El Olivo, primera fase de la calle Menéndez y Pelayo, urbanización de El Taxi, mejora del abastecimiento del agua de La Fábrica y arreglo del camino que une Fuente Camacho con Villanueva del Trabuco, entre otras.

Con la compra de este edificio, que no está catalogado por Cultura y no tiene ningún tipo de protección, se inicia el proyecto de dinamización del Casco Histórico de Loja que busca mejorar la imagen y la actividad en esta zona de la ciudad. El objetivo, una vez comprada la edificación, es redactar el proyecto de derribo y dejar libre el tambor de la Iglesia de la Encarnación. Con posterioridad se iniciará la remodelación de la plaza con la idea de que albergue nuevas actividades que dinamicen la zona ayudando a los comercios ya existentes y a la apertura de nuevas empresas.

Esta actuación se unirá a la remodelación integral de la Calle Real que cuenta con un proyecto que contempla nuevas zonas recreativas y aparcamientos. También se actuará en el barrio de la Alcazaba y la Alfaguara con un proyecto urbanístico que buscará la integración de zonas degradadas de la ciudad.

“Es uno de los proyectos más ilusionantes que tiene sobre la mesa este equipo de gobierno”, comentaba Camacho tras la compra del edificio de la Plaza de la Constitución, destacando que “la buena gestión en estos años nos han permitido llevar a cabo esta inversión”. En ese sentido el regidor habló que se está trabajando “para que el ahorro se note en la vida de nuestros vecinos” y entiende que con esta compra “se hace justicia para despejar nuestros monumentos y que atraigan turismo y riqueza”. 

Deja un comentario