Descarga gratuita del PDF del periódico

domingo, 21 de julio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El Día del Niño centraba ayer la programación de Feria, con actividades de agua, magia y canta-juegos y la quema del Roscuelo, en el ferial

Un gran deslizador de agua hacía las delicias de pequeños y mayores en la calle Tamayo

Los Integrantes Del Equipo Y La Directora Del Colegio Junto A Miguel Ramos En Su Visita A La Radio.

Ayer martes 30 de agosto fue el gran día de los niños en la Feria Grande de Loja, que culminó con la última jornada de atracciones en el recinto ferial, con precios más reducidos que los días anteriores. Precisamente, anoche se pudo ver una gran afluencia para aprovechar las últimas horas de columpios, así que el ferial presentó un gran aspecto.

Antes había tenido lugar la quema del ‘Roscuelo’, la mascota de las Fiestas Infantiles de la Feria. Junto a la Caseta Municipal y con la presencia de los usuarios de la Residencia de Discapacitados ‘Sierra de Loja’, que han sido los encargados, un año más, de realizar este trabajo, pasadas las 19 horas se daba paso a la quema, dando pasos a los lógicos momentos de emoción entre los propios usuarios, como destacaba y entendía el propio concejal de Fiestas, José Manuel Sánchez.

Precisamente, en la Caseta Municipal, hasta la hora de la quema del ‘Roscuelo’, se estuvieron desarrollando diferentes actividades infantiles de magia, canta-juegos y danzas urbanas a cargo de Yera Teatro, así como la actuación del cuerpo de baile de Mari Carmen y la cantante lojeña Lourdes Martín Fernández.

Eran algunas de las actividades que se concentraban en este día, en el que el área de Fiestas quiso que los niños fueran los grandes protagonistas, pues durante el mediodía las actividades de agua acapararon la atención y el interés de numerosos niños y también de mayores. Una atracción con un ‘Deslizador’ de agua que se instaló en la calle Tamayo hizo las delicias durante al menos un par de horas. La actividad continuó, a continuación, en la Plaza Arriba, donde hubo más actividades con el agua como protagonista, con dos hinchables y la fiesta de la Espuma, que ofrecieron momentos muy refrescantes a todos los participantes durante esas horas centrales del día.

José Manuel Sánchez también resumía la jornada que el área de Fiestas había diseñado para los más pequeños de la casa.

Al margen del Día del Niño, la programación dejó ayer también otro momento muy especial para los mayores, con el concierto de copla que tenía lugar en el Paseo Público de Narváez. Unas 500 personas asistieron y disfrutaron de de este espectáculo durante la noche.

En la Caseta Municipal se completaban las actuaciones con el grupo Seven Blue.

El concejal de Fiestas nos ofrecía también un improvisado balance de cómo se estaba desarrollando esta Feria Grande.

Deja un comentario