Descarga gratuita del PDF del periódico

martes, 28 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El Ayuntamiento pide hoy permiso a Cultura para la demolición de la conocida como ‘Casa del Marqués’, de la Cuesta Campos, declarada en ruina

La intención es proceder inmediatamente a la misma y llegar a un acuerdo para su futura reconstrucción

Ángel Cobos Consiguió El Premio Con Una Técnica De Enganche Llamada Limonera.

Como se ha podido comprobar en las últimas horas, el Ayuntamiento ha procedido al corte del tráfico, tanto de vehículos como peatonal, de la Cuesta Campos y parte de la Carrera San Agustín. El motivo no es otro que preservar la seguridad de los ciudadanos ante el estado de ruina que presenta la conocida como ‘Casa del Marqués’, una circunstancia que ha obligado al Equipo de Gobierno a decidir su demolición de manera inminente. Como es sabido, se trata de un inmueble de tipo casa-patio andaluza de un gran valor histórico.

La rehabilitación de esta casa señorial viene de lejos. A finales de 2008, el anterior equipo de gobierno socialista en el Consistorio lojeño anunció una inversión con la Consejería de Gobernación de la Junta, de unos 600.000 euros, para convertir la ‘Casa del Marqués’ en la nueva sede de Turismo. El proyecto incluía, además de las instalaciones de la concejalía, la creación de nuevos espacios para oficinas municipales. Pero la crisis a partir de entonces empezó a azotar con fuerza, y el proyecto no pudo llevarse a cabo. 

Ahora, años después, la situación de deterioro obliga a su demolición. Según explicó a pie de la propia calle el concejal de Obras y Urbanismo, Joaquín Ordóñez, “el estado de la casa es de ruina inminente”. En ese sentido, recordó que hace unos meses se encargó un proyecto de rehabilitación de la vivienda, conservando todos los elementos de valor histórico y toda la fachada. Sin embargo, una vez que se ha iniciado este proyecto se ha podido comprobar el mal estado en el que se encuentra, según el informe del arquitecto y los técnicos municipales

Según Ordóñez, el pasado 2 de noviembre se envió dicho informe a la delegación de Cultura de la Junta de Andalucía y, a partir de ahí, hay unos plazos establecidos para comenzar con el derribo del edificio.

El concejal de Urbanismo añadió que “el corte producido este pasado lunes vino derivado del aviso de unos vecinos, quienes alertaron de un movimiento extraño dentro de las estructuras auxiliares. Pese a que no había ningún aviso de peligro inminente según los informes, desde el Equipo de Gobierno hemos querido asegurarnos de posibles problemas y por eso se ha decidido cortar la calle”. Ahora, se está a la espera de la respuesta de Cultura para autorizar el derribo del inmueble de manera inmediata y en los próximos días. 

Ordóñez también manifestó el compromiso de rehacer esta vivienda en el futuro con las mismas características y en colaboración con Cultura, que es quien debe dar los permisos para ello.

Por su parte, el acalde lojeño, Joaquín Camacho, recordó que la vivienda fue una herencia del anterior gobierno del Partido Socialista “quien la entregó ya en el estado en que se encuentra actualmente, con el deterioro propio de un inmueble que no ha tenido ningún tipo de mantenimiento en muchos años. Por ello –continuó- hemos tomado la decisión de proceder a su demolición de manera inminente”.

Camacho informó de una reunión que se mantuvo ayer con los técnicos municipales y la arquitecta a la que se va a encomendar el trabajo de supervisión de demolición y, posteriormente, de reconstrucción del inmueble, así como con los letrados municipales, para conocer el procedimiento a seguir “con la intención de agilizar al máximo esta actuación”, señaló.

Y es que, como recordó el alcalde, se trata de un inmueble que, pese a su estado de deterioro, cuenta con una especial protección por parte de Cultura y una serie de catalogaciones, que impiden su demolición sin autorización. Es precisa, por tanto, la autorización para proceder a su derribo. Por ello, Camacho anunció una visita esta mañana a la delegación de Cultura de la Junta de Andalucía para trasladar por escrito la urgencia de esta actuación, debido a su avanzado estado de deterioro.

Camacho también afirmó que la seguridad está garantizada con las medidas que se han tomado en las últimas horas, cortando tanto la Cuesta Campos como la parte de la Carrera San Agustín junto a la vivienda.

Por ello, dijo que, en cuanto que Cultura autorice el derribo, se procederá a dichos trabajos de demolición. Y, asimismo, anunció el compromiso para que en 2017 se actúe con fondos propios del Ayuntamiento para reconstruir la facha del inmueble e ir planificando por fases el desarrollo del mismo. Igualmente, anunció que la casa que hay justo debajo de esta vivienda, conocida como la ‘Casa Derqui’, se ha incluido en el PFEA de este año para la remodelación de su fachada y, además, se ha conseguido, que uno de los remanentes del dinero de otras administraciones se vaya a usar para un PFEA especial para reformar su fachada y también su interior, junto con el asfaltado de la propia Cuesta Campos.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario