Descarga gratuita del PDF del periódico

sábado, 18 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El Ayuntamiento inicia a primeros de año una ambiciosa campaña para erradicar los excrementos de mascotas por las calles de la ciudad

La medida más novedosa consiste en la dotación de un equipo de perros espía que grabarán las imágenes de los individuos que no recogen las deposiciones de sus animales

Estadio Municipal Miguel Moranto De Huétor Tájar, Sede Del Torneo

Ante la insostenible situación en la que se encuentran las calles de Loja por los excrementos caninos, el Ayuntamiento ha decidido poner en marcha un plan radical de actuación a fin de erradicar tan nefasta imagen de la ciudad.

Desde hace ya largo tiempo viene buscándose una solución a este problema. Se instalaron los conocidos pipicanes, que al final han devenido en algo baldío e insuficiente. En otras ocasiones se han puesto en marcha campañas de concienciación y sensibilización para que los propietarios de las mascotas recogiesen los excrementos de sus animales e incluso se redoblaron las labores policiales para detectar a los infractores de las ordenanzas municipales.

Todo ha caído en saco roto y lo cierto es que son innumerables las deposiciones que una persona ha de ir sorteando para no pisarlas, con el asco y repulsión que supone llenar el zapato de tan execrables restos.

Por lo tanto, la corporación municipal ha decidido dar un paso más en la lucha contra los excrementos caninos, anunciando la inminente puesta en marcha de un plan que supera lo hasta ahora desarrollado con tal fin.

Según se ha informado desde el Ayuntamiento, no se trata de una campaña con afán recaudatorio con las multas que se impondrán, ni siquiera de una estrategia intimidatoria para que la ciudadanía no saque a pasear a sus perros, no se trata tampoco, han advertido desde el gobierno municipal, de una medida coercitiva ni atentadora de la intimidad o presunción de inocencia de animales y propietarios, sino de una iniciativa que busca la salubridad urbana, la tranquilidad de los viandantes y dignificar la imagen de Loja.

Según han explicado fuentes municipales, la principal medida de este ambicioso plan consiste en la dotación de un grupo de perros, de distintas razas y tamaños, a los que se les colocará una minicámara de vídeo en el collar, de tal forma que un equipo de voluntarios, totalmente anónimos y dotados de un gran sentido del deber público y la urbanidad, se prestará a pasear tranquilamente por la ciudad acompañado de su mascota-espía. Estas personas, como si tal cosa, pasearán por las diferentes calles y plazas en las que se detecta una mayor presencia de deposiciones y mientras la cámara que va instalada en el collar del perro que les acompaña irá grabando todo el recorrido. Es así como, entre iguales, se captarán aquellas imágenes que delaten a los incívicos propietarios de canes que no recogen las cacas de sus mascotas. 

Posteriormente será la policía la que examine dichas grabaciones y determine la existencia o no de delito contra la salud pública, extendiendo, en su caso, la correspondiente denuncia, que irá acompañada de un dvd con el fragmento de la grabación en la que se observa el instante en el que el perro expulsa sus excrementos sin que su amo lo recoja.

Desde la corporación municipal se confía en la bondad de esta medida y espera que desde primeros de año, fecha en que comenzará la campaña, vaya advirtiéndose una disminución de los restos en las calles, hasta su total eliminación.

Deja un comentario