Descarga gratuita del PDF del periódico

domingo, 26 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Docete Omnes

El consistorio rechaza las alegaciones de la empresa y reitera sus exigencias sobre la calidad de la prestación y el cobro por el personal de sus nóminas

Ya se está mucho más cerca de acabar con la desesperada situación que vive el personal de la Residencia Sierra de Loja, de atención a personas con discapacidad, por el impago de sus nóminas, que se acumulan desde hace varios meses. El Ayuntamiento aprobaba ayer miércoles 27 de septiembre los pasos a seguir para que, cuanto antes, prospere la resolución del contrato de concesión que se otorgó a la empresa Docete Omnes para la gestión de esta importante infraestructura social .

El Pleno de la Corporación Municipal reunido en sesión extraordinaria votó unánimemente en contra de las alegaciones que había presentado la empresa y abogó por la extinción de la relación contractual, a fin de garantizar una adecuada prestación de los servicios que tiene encomendada, el correcto mantenimiento de las instalaciones y evitar que se repita la falta de pago a los empleados de la Residencia. A tal efecto, los 21 ediles dieron luz verde al envío al Consejo Consultivo de Andalucía del expediente para que este resuelva, como paso previo al acto final de resolución por “incumplimiento culpable”. Así mismo decidieron incautar la garantía de 98.000 euros que tuvo que depositar en su día Docete Omnes, solicitar daños y perjuicios, y que se suspenda el plazo en tanto se dicta resolución por el citado Consejo andaluz. Todo ello, informó el alcalde Joaquín Camacho, tras llevar a cabo todas las exigencias marcadas por la ley y contar con los preceptivos informes técnicos e inspecciones llevadas a cabo por los técnicos municipales de Bienestar Social, Urbanismo y Secretaría General, entre otros departamentos. Así mismo se realizaron todas las acciones previas, dándole a la empresa la oportunidad de restablecer la normalidad en el funcionamiento del centro social sin que lo llevara a cabo. Por todo ello, el alcalde mostró su satisfacción porque este negativo capítulo pueda finalizar cuanto antes, volviendo a hacer de este servicio una actuación de calidad y se protejan los derechos laborales de sus empleados. En esa línea agradeció a todos los ediles su colaboración y significó que esa unanimidad es un ejemplo de la coherencia municipal lojeña. La sesión plenaria no encontró obstáculo alguno para su desarrollo con total agilidad y consenso, lo que derivó en una duración de algo menos de media hora para resolver los dos expedientes que se llevaron a votación. Y el segundo se planteaba para obtener una subvención de unos 80.000 euros destinados a un plan de mejora del abastecimiento de agua potable, recogida de aguas residuales y pavimentaciones en la barriada de La Esperanza. Explicó el alcalde que se pretende garantizar una adecuada presión en el suministro de agua potable a los domicilio de la barrada, el asfaltado de buena parte de sus calles y unir la conducción de aguas residuales de la urbanización Las Peñas, que hasta ahora iban directamente hasta el río Genil, con las propias de La Esperanza y su incorporación a los colectores de la Estación Depuradora de Aguas Residuales situada en las Huertas Bajas. Las principales calles beneficiadas son Extractora, Virgen de los Remedios, Betis, Virgen de Guadalupe y Carril del Molino.

Para acogerse a esas subvenciones, dijo el alcalde, se ha tenido que presenta un añadido (adenda) al plan económico financiero del Ayuntamiento de Loja, superando las cautelas señaladas por el Gobierno en lo relativo a la regla de gasto. Una vez subsanado ese requerimiento, Joaquín Camacho dice confiar en su consecución y llevar a cabo, por tanto, estas necesarias actuaciones en La Esperanza. El voto unánime de los 21 ediles dio luz verde al expediente y con el se finalizó la sesión extrarordinaria.

Deja un comentario