Descarga gratuita del PDF del periódico

jueves, 30 de mayo de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El Ayuntamiento de Loja solicitará la declaración de zona catastrófica para la pedanía de Riofrío

Las distintas administraciones se unen para hacer frente a la tragedia vivida por los vecinos de esta pedanía y anuncian ayudas y medidas paliativas 

La pedanía lojeña de Riofrío se ha despertado en la mañana del sábado con una imagen desoladora, convertida en un auténtico lodazal, tras la catástrofe natural sufrida en la tarde de ayer, donde una tromba de agua desbordó los ríos Salado y Frío, y que provocó inundaciones en viviendas, negocios, y destrozos importantes en la iglesia y el consultorio del pueblo, además de arrastrar decenas de vehículos por su cauce y tirar parte del puente romano.

La respuesta institucional no se ha hecho esperar y el alcalde de Loja, Joaquín Camacho, junto a miembros de su Gobierno en Riofrío, anunció que el Ayuntamiento solicitará la declaración de zona catastrófica, una vez se haga una valoración más exacta de los daños que “se serán cuantiosos” por lo que se observa a primera vista. Para ello, el Consistorio lojeño abrirá el próximo martes una oficina de atención a los damnificados de esta pedanía y, a partir de ahí, “se iniciarán los trámites de la declaración” lo que repercutirá en ayudas económicas para los afectados. 

Y es que como reiteró el alcalde pedáneo de este núcleo rural, Alejandro Aguilera -en numerosas ocasiones-, “era una muerte anunciada lo que ha ocurrido” porque, desde la última catástrofe que tuvimos hace once años, “no se ha actuado debidamente en los cauces de los ríos, ni en los ojos de los puentes”,  por lo que pidió a los organismos competentes que “aprendamos de esta tragedia y que no se vuelva a repetir” y agradeció emocionado la respuesta vecinal que se ha volcado achicando agua.       

Desde el primer momento, el Consistorio lojeño movilizó a todo el personal del  Mantenimiento y de la empresa pública Gemalsa para labores de limpieza, al que también se sumaron bomberos, Policía Local, Guardia Civil, voluntarios de Protección Civil, y en la mañana de hoy sábado un retén de Infoca, junto a la contratación de los servicios de dos empresas con maquinaria para eliminar escombros y barro. “Ayer se dio la respuesta más rápida y coordinada por parte de todas las administraciones para una situación que nadie esperaba, ni preveía”.

Y a partir de aquí, el regidor lojeño pidió la colaboración de todas las administraciones públicas para prevenir este tipo de catástrofes, porque el pasado abril el Ayuntamiento solicitó, a petición del pedáneo de Riofrío, la limpieza de los cauces y puentes a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), que es la competente, y el organismo respondió que “la actuación en el núcleo principal era municipal”, por lo que Consistorio pidió su autorización en junio para iniciar los trabajos, y la Confederación le contestó en julio que tendrían un plazo de respuesta de seis meses, además de advertir que “de actuar se podría sancionar a la institución municipal”, subrayó.  

Para evitar esta dilatación en el tiempo en este tipo de trámites, el jefe de coordinación de la CHG en Granada, Francisco Ureña, informó de la existencia de un convenio con el que se autoriza la adecuación y mantenimiento de los cauces fluviales por un periodo de tiempo más largo. No supo precisar si la zona de Riofrío se encuentra dentro del Plan de Gestión de Riesgos de Inundación, para una intervención preventiva más específica, a través de diferentes medidas, ya que “el documento se está revisando y hay que ver en qué situación está Riofrío”.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno central en Granada, Inmaculada López, que se desplazó a Riofrío, acompañada por miembros de la Corporación municipal, para evaluar los daños de primera mano y “trasladarlos a otros niveles”, recalcó que es “necesario la firma de este documento” que agilice las intervenciones en las riberas y puentes de Riofrío, el Genil, arroyo Neblín o Los Infiernos. 

Además, informó sobre las posibles ayudas que desde el Estado se van a gestionar para paliar los daños, además de estudiar las posibles mejoras de la capacidad de drenaje. También incidió en la “colaboración entre instituciones” para dar la mejor respuesta ante estas situaciones de emergencia.  

A continuación, la delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, adelantó que la Junta mantiene operativo un dispositivo de retirada de limpieza de lodo, maleza y enseres afectados, a través del Infoca, por lo que “podéis estar tranquilos que no se irán hasta que todo esté limpio”. A su vez, trasladó al Consistorio el apoyo para la evaluación de daños materiales y la puesta en marcha de ayudas para paliarlos.

García valoró la inmediatez y la coordinación institucional, a través del 112, en el dispositivo de respuesta tanto en el anejo de Riofrío como en el de Venta de Santa Bárbara, y recalcó la rapidez de actuaciones como los trabajos de la Consejería de Fomento para restablece los puntos de la red autonómica  de carreteras afectadas por las riadas.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario