Descarga gratuita del PDF del periódico

lunes, 15 de julio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El Ayuntamiento de Loja da sus primeros pasos para la implantación de la administración electrónica

La nueva herramienta tecnológica garantizará al ciudadano su relación virtual con la institución y se reducirá el papel en la tramitación interna

El Ayuntamiento de Loja ha dado un paso importante para adaptarse a las nuevas tecnologías con la firma de un contrato de servicio con la empresa ABSIS que será la encargada de implantar la administración electrónica. Los objetivos de esta nueva herramienta virtual, y que marca la ley, será la de garantizar al ciudadano la relación electrónica con la administración y reducir el papel en la tramitación interna de documentos. 

El concejal de Gobernación del Consistorio lojeño, José Barea, fue el encargo de presentar esta iniciativa tecnológica que se comenzará a gestar, a partir de esta semana, y que convertirá a la institución municipal en “un Ayuntamiento moderno y adaptado a los nuevos tiempo”. El edil dio lectura a un extracto del preámbulo de un escrito, que edita la Federación Española de Municipios y Provincia (FEMP), sobre lo que se entiende como administración electrónica.                                                  

En palabras del concejal de Gobernación, esto viene a recoger “la preocupación de este Gobierno, cuando detectamos la carencia en la implantación de las nuevas tecnologías, y no podíamos mirar hacia otro lado porque era una exigencia marcada desde el 2007 por la ley de acceso de los ciudadanos al sector público”.  Puntualizó que “en el transcurso de 2007 a 2017 se han hecho pocas inversiones en este Ayuntamiento y era una necesidad imperante”.

La ley obliga a disponer de estas herramientas para “tramitar y archivar electrónicamente los expedientes, garantizar el derecho a la información y la transparencia y el buen funcionamiento electrónico e interno y trabajar de forma coordinada e interoperable con las administraciones”, informó Barea. 

Sobre este último asunto, la interoperabilidad, Barea reseñó que “este punto es el clave, ya que nos encontramos con una administración local que carecía de esta herramienta técnica, con las características de ser un municipio mayor de 20.000 habitantes, y correspondía asumir esa obligación” y, por este motivo, se formalizó la firma con la empresa que desarrollará este servicio tecnológico. 

En definitiva, lo que se pretende -matizó el concejal popular-, es que “el ciudadano, cuando acceda a la administración electrónica, lo haga con la seguridad que está utilizando una herramienta con las máximas garantías y pueda acceder las 24 horas del día durante todo el año y tener un Ayuntamiento moderno y adaptado a los nuevos tiempos”.

Asimismo, el director gerente de la empresa ABSIS, Ceferino Madero, especificó sobre el proceso que se va a iniciar en breve que “trabajaremos conjuntamente con los técnicos municipales para “cumplir con el proyecto y que salga satisfactorio por ambas partes, garantizando los dos objetivos esenciales a los que obliga la ley”. 

Sobre el plazo de ejecución para que la herramienta se pueda utilizar por el usuario, el responsable de la empresa contratada explicó que “se tiene un plazo de ejecución de doce meses, por lo que se irán poniendo hitos para ir cumpliendo la ley, poco a poco,  hasta 2018, ya que existe cierto margen para llevar a cabo algunos requisitos”.

Sobre la firma para la puesta en funcionamiento de la futura administración electrónica con la que contará el Ayuntamiento de Loja, el alcalde de la ciudad, Joaquín Camacho, manifestó que “es una noticia importante y un gran avance, en relación a un objetivo de este equipo de Gobierno desde hace seis años, y en el que estamos trabajando –especialmente- en esta legislatura, con mucha fuerza e impulso y siempre haciendo las cosas como marca la ley”. 

Esta administración electrónica tiene como meta final que “haya una comunicación fluida entre los vecinos de Loja y el Ayuntamiento de nuestra ciudad, con el fin de mejorar los servicios, de agilizar los trámites, de reducir en los posible la burocracia administrativa que, en muchas ocasiones, mata muchos proyectos”, comentó el regidor lojeño.

Por último, tanto Camacho como Barea informaron sobre el coste que supondrá la implantación de la administración electrónica en el Consistorio que rondará este año sobre los 30.000 euros ya que, además del servicio que prestará la empresa contratada, la mayor cuantía se la llevará las actuaciones que se realizan en la mejora del equipamiento informático, que deberán reunir los requisitos adecuados para poder desarrollar esta aplicación tecnológica. “El compromiso es mantenerlo cada año y se verá el beneficio en el ahorro de papel y la disminución de tiempo en cuanto a la burocracia administrativa”, concluyeron.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario