Descarga gratuita del PDF del periódico

martes, 23 de julio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El Ayuntamiento aprueba definitivamente el presupuesto para 2018 por un montante de 24 millones de euros

PP y PSOE protagonizaron un duro debate en la discusión final de las cuentas anuales de este ejercicio

El pleno de la corporación municipal, aprobó de forma inicial, en el pasado mes de febrero, el presupuesto general del Ayuntamiento de Loja para este año 2018, por un importe de 22.336.609 euros, mientras que el presupuesto consolidado (en el que se incluyen los organismos y sociedades municipales autónomas) ascendía en el capítulo de  gastos a 24.041.242 euros y el de ingresos a 24.083.560, por lo que se reflejaba un superávit de 42.318 euros. 

La aprobación se produjo con los votos a favor del grupo de gobierno del Partido Popular, mientras que el concejal no adscrito Alejandro Ronda se abstuvo y el Partido Socialista votó en contra.

Refiriéndonos a la previsión de ingresos, destaca los 7.070.000 euros en impuestos directos -una cantidad en la que ya está contemplada la bajada del IBI-. Por su parte, lo impuestos indirectos ascienden a 232.000 euros, en tasas y otros ingresos se contemplan 2.782.220, en transferencias corrientes 9.897.075 -de ellos 4.425.000 euros del Gobierno Central, 1.285.000 euros de la Junta de Andalucía, además de 270.000 euros del Consorcio  Provincial de  Extinción de  Incendios para mejorar el parque de bomberos lojeño-, 288.000 euros en ingresos patrimoniales, 553.365 euros en enajenación de inversiones reales, 1.441.587 euros en transferencias de capital y 72.000 euros en activos financieros.

En cuanto al apartado de  gastos, por un montante que supera los nueve millones de euros, destacaba el capítulo de personal, con 7.305.965 euros, el aumento en un 66% para limpieza, con una cantidad de 600.000 euros, 378.000 euros para jardinería, 455.000 para alumbrado, los 50.000 que se destinan para Juveloja, los 170.000 euros para la Feria Grande, 160.000 para las Escuelas Deportivas Municipales, 60.000 para la Universidad Popular y partidas para la cultura, la Feria de Ganado y la Feria de Salud. 

Por su parte, las cuentas anuales del Ayuntamiento de Loja prevén 2.827.000 euros en inversiones reales, cantidad de la que más de un millón es con fondos propios del Ayuntamiento. En este apartado aparece la rehabilitación de la Casa del Marqués o la de la calle Real, esta última con 200.000 euros propios. También destaca la actuación en la calle Escuelas de Cuesta de la Palma con 50.000 euros a sumar al PFEA, mejora del parque de Los Ángeles con 60.000 euros para adquisición de columpios infantiles y equipamiento para poner una pista deportiva, 30.000 euros para la Casa de la Naturaleza del Caminillo, 20.000 euros para pintura y arreglos de los colegios, 5.000 para reposición de la caldera del colegio de Ventorros de San José, otros 5.000 para libros en la biblioteca municipal, 553.000 euros para adquisición de los terrenos para el nuevo recinto ferial, 103.000 euros para la iluminación y el retoping de la pista de atletismo del estadio Medina Lauxa, 35.000 para la mejora del suelo del pabellón de Ventorros de San José, 10.000 para caminos rurales, 1.500 para señalización viaria, otros 1.500 para mobiliario urbano y 6.000 para maquinaria en el medio rural, 4.500 para audioguías para Turismo, 6.000 para la aplicación informática de comercio ‘Loja Compras’ y 120.000 euros para el edificio municipal en Riofrío. En el apartado de subvenciones el alcalde destacó el millón de euros que se destinará a esta partida.

INTENSO DEBATE PRESUPUESTARIO

Pues bien, el pasado martes se llevó a cabo la sesión plenaria en la que se daría lugar a la aprobación definitiva del presupuesto municipal para este ejercicio y fue así como se dio luz verde con los votos a favor del PP, el voto en contra del PSOE y la abstención del concejal Alejandro Ronda, una votación que reprodujo la misma posición que en el pleno de febrero, si bien en este caso hubo un largo y apretado debate entre el alcalde, Joaquín Camacho y el portavoz del PSOE Gonzalo Vázquez.

En la defensa de las cuentas anuales el primer edil, partiendo de los datos económicos reflejados en el informe de Intervención, significó que se aumentan los recursos para realizar inversiones, pagar a proveedores y a las entidades financieras y aumentar servicios, en un entorno de estabilidad presupuestaria en el que se ha conseguido disminuir la deuda municipal hasta el 61%.

Añadía que habrá más ingresos que gastos y que el resultante positivo se repercuta favorablemente en los vecinos, sin que se hayan tenido que hacer recortes y cumpliendo con las exigencias del Ministerio de Hacienda. Así pues, el alcalde calificó de realista y con un alto grado de ejecución, tal como dijo esperar cuando llegue el momento de su liquidación.

De forma insistente, el alcalde leía una a una las partidas presupuestarias de inversión y de gastos correspondientes a servicios municipales y le reprochaba al PSOE que votar en contra del presupuesto era votar en contra a todas esas propuestas, exigiéndole, una a una que dijera si estaba de acuerdo o no.

Joaquín Camacho, en una discusión que se prolongó por más de una hora con Gonzalo Vázquez, le pedía a la bancada socialista su voto afirmativo para el presupuesto municipal, algo que el portavoz del PSOE desestimó por considerarlo deficitario y carente de propuestas que reflejen una buena gestión. 

Vázquez dijo que el crecimiento económico y el superavit en las cuentas era algo general en los ayuntamientos españoles en estos momentos y que, por tanto, no era algo de lo que debiera alardear Camacho, así mismo le aseguró que, según la ley, las cantidades resultantes positivas debían destinarse a pagar deuda y a eliminar déficits anteriores. 

Más adelante le reclamó más gestión municipal y menos presencia en las redes sociales, asegurando que su falta de gestión había hecho que se perdiera la subvención más elevada que hubiera podido conseguir el consistorio, por más de cinco millones de euros, de los fondos europeos.

El portavoz socialista recordó las grandes obras realizadas en Loja por los ayuntamientos gobernados por el PSOE y le espetó que esa era, realmente, la herencia socialista de la que no le gustaba hablar a Joaquín Camacho, por eso le preguntó qué había hecho en estos siete años para dejar una buena herencia de su paso por el Ayuntamiento, pasando a reclamarle más limpieza en la ciudad o exigiéndole la creación de oportunidades y empleo para que el municipio no siga perdiendo población y haya mayor riqueza y actividad económica en Loja.

En otro momento, Gonzalo Vázquez le dijo que si el PP había votado en contra de los presupuestos de la Junta de Andalucía eso significaba que su partido está en contra de la carretera de Ventorros de San José, e igualmente le recordó al alcalde que sus grupos municipales nunca habían dato un voto favorable a las cuentas presentadas por el PSOE.

A renglón seguido el alcalde volvió a reiterar todas las partidas económicas y exigirle a Vázquez su determinación sobre cada caso particular y criticó a los socialistas que no hicieran propuestas positivas para Loja y no sólo reproches, ni que tampoco hicieran público el modelo de ciudad que defienden. Negó Joaquín Camacho que todos los ayuntamientos estuvieron en saldo positivo y puso el foco en la disminución de deuda municipal que se ha producido en los últimos años, hasta llegar al punto actual, con la mitad de las que existía en la etapa socialista, luego ahí basaba uno de los grandes éxitos de su gestión, descargando a las arcas municipales de una deudas que asfixiaban la gestión municipal hasta el punto de que cuando entraron al gobierno, incluso se les cortó el suministro de energía eléctrica.

También se refirió Joaquín Camacho al aumento de suelo industrial con los acuerdos alcanzados con algunas empresas lojeñas, o a la disminución de los plazos de pago a proveedores, hasta los alrededor de 30 días actuales.

En cuanto a los fondos europeos, dijo que se habían presentado proyectos en dos ocasiones y que habían luchado al máximo por conseguirlos, pero que en ministerio no se había tenido en cuenta algo que consideraba muy importante, como es la aportación municipal a los proyectos reflejados en la solicitud de subvención, una aportación que se elevaba a 200.000 euros.

En referencia a la herencia popular, se refirió también a la rehabilitación del Convento de Santa Clara, entre otras iniciativas.

En las sucesivas intervenciones de ambos se cruzaron críticas, reproches y temas de debate paralelo, como fue la inclusión por parte del portavoz socialista de la demolición de la estación vieja y la no reconstrucción de la misma por el Ministerio de Fomento. Vázquez aseguró que habían planteado múltiples propuestas que escasamente había aceptado el PP y afeó al gobierno municipal la situación de las localidades anejas, que calificó de lamentable.

Fueron apurándose los turnos de intervención en el debate y finalmente el alcalde reclamó para el presupuesto el voto favorable de los socialistas, diciéndoles que cuando gobierna el PP lo hace para todos los lojeños, que la buena gestión es la que está permitiendo a Loja salir de una situación de asfixia generada por la deuda que arrastró el PSOE y aseguró que sigue reclamando la reconstrucción de la estación vieja.

Tal como se indicaba anteriormente y ya superando las 12 de la noche se pasó a votación, con el resultado ya señalado de aprobación definitiva por mayoría absoluta con los votos a favor del PP, los votos en contra del PSOE y la abstención de Ronda.

Deja un comentario