Descarga gratuita del PDF del periódico

domingo, 14 de julio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

El alcalde destaca la mejoría en la situación económica del Ayuntamiento, que se ve reflejada en el superávit de casi 2 millones

Joaquín Camacho resalta la disminución de la deuda, si bien lamenta que no se puedan realizar inversiones “por culpa de los más de 17 millones que se deben en préstamos sacados por anteriores gobiernos socialistas”

Grupo De Jóvenes Que Se Han Graduado En La Eso, Con El Alcalde. Foto: Plizd

El alcalde, Joaquín Camacho, ha analizado la situación económica del Ayuntamiento en base a la liquidación del presupuesto del año 2015, de la que ya se dio cuenta en el último pleno. Así, según expresó, “con unos principios y criterios muy claros, estamos dándole la vuelta a una situación límite e insostenible y en la que el Ayuntamiento de Loja está pasando de no tener oxígeno ni siquiera para respirar y recursos para poder hacer frente a la obligaciones que tenemos, a ir pudiendo tener compromisos con los cuales pretendemos prestar servicios y hacer inversiones pagándolos”.

Y es que, según Camacho, “existen dos modelos diferenciados, uno el del PSOE, en el que se gasta en inversiones y servicios y no se pagan ni se plantea cómo hacerlo, y otro, el que hemos llevado a cabo durante estos cinco años desde el Partido Popular, en el que hemos pretendido tener como base la buena gestión económica, la priorización de los gastos y tener claro en lo que queremos invertir y teniendo como premisa clave que lo que se hace se paga”.

En esa línea, el alcalde recordó que cuando el PP llegó al Equipo de Gobierno el nivel de endeudamiento estaba en el 150% y hoy se ha bajado al 96%, “Estamos reduciendo deuda y los datos no engañan y lo hemos hecho manteniendo servicios y realizando inversiones”, sentenció Joaquín Camacho en su exposición de la liquidación del presupuesto de 2015, que calificó de “extremadamente realista, pues lo que se contemplaba invertir y gastar se ha hecho y lo que se había previsto como ingresos, también se ha ingresado”.

Así, según expuso el primer edil en el desglose del presupuesto, se ven derechos reconocidos de 19.245.000 euros y en el capítulo de obligaciones reconocidas hay 18.456.000 euros, lo que significa que “nos deben más que debemos”, señaló Camacho, quien también destacó el cien por cien de ejecución en el reconocimiento de obligaciones (nóminas, pago de préstamos a bancos y transferencias corrientes). Por eso, añadió que “la liquidación de este presupuesto demuestra que hemos cumplido al cien por cien esos compromisos de pago”, poniendo como dato también el pago de las subvenciones acordados a clubes deportivos y fiestas en los anejos.

El alcalde destacó también que de las declaraciones reconocidas se ha pagado un 92%. “Eso es un nivel muy alto, pues de cada 10 euros reconocidos hemos pagado más de 9, asumiendo esa responsabilidad y haciéndola real”. En esa línea destacó como todas las facturas del 2015 se han pagado durante el año en curso.

En lo que respecta al capítulo de ingresos, la liquidación del presupuesto refleja que hubo una previsión muy cercana, pues se ha cumplido en un 82%. “De cada 10 euros que habíamos previsto ingresar, hemos recaudado 8,2”. En concreto, se ha recaudado más de lo previsto en cuanto a las tasas.

Pese a los buenos datos, el alcalde reconoció que hay que seguir mejorando, puesto que “los ingresos todavía siguen siendo insuficientes para hacer frente a los pagos reales, porque hemos pagado todo lo que hemos hecho, pero con un gran esfuerzo por parte del Ayuntamiento, lo que nos obliga a conseguir una mayor proximidad entre ingresos y gastos”, señaló.

En cualquier caso, el informe de intervención señala que la estructura de ingresos y gastos es correcta y está permitiendo que la deuda se esté aminorando poco a poco. De hecho, analizando el informe se deduce que se ha conseguido un superávit, alcanzándose la estabilidad presupuestaria, por lo que no es necesario realizar un nuevo plan económico financiero. Eso sí, Camacho dijo que hay que conseguir prestar servicios y realizar inversiones “sin aumentar la presión fiscal de los ciudadanos, que reconocemos que ya es muy alta, pero tenemos un plan de ajuste que hasta el año 2022 nos obliga a tener los impuestos en esos niveles, aunque nuestro objetivo es ir bajando los impuestos con bonificaciones fiscales y se está estudiando por parte del Ayuntamiento”.

En cuanto al pago a los proveedores, el alcalde reconoció que hay que seguir bajando el tiempo en que se tarda en pagarles. “Hoy estamos pagando a 84 días de media, mientras en 2011, cuando llegamos al gobierno, se tardaban más de 700 días en pagar, es decir, se ha bajado casi diez veces el tiempo en que se está pagando a nuestros proveedores”.

Camacho destacó el plan de pago a los proveedores, que permitió dar liquidez a los mismos y con él “se consiguió aliviar la situación de asfixia de muchas empresas”.

Analizando los datos de 2015 se refleja un resultado positivo de 1.995.000 euros y la variante del remanente de tesorería (lo que se debe, lo que está pendiente de cobro y la liquidez real del Ayuntamiento) por tercer año consecutivo es positivo, con 5.126.791 euros. Además, según destacó el alcalde, en este dato no se refleja lo que se debe al consistorio de muchos años atrás, es decir, lo deudores de dudoso cobro, que suponen otros 6 millones de euros, además del exceso de financiación afectada, que son otros 90.000 euros. 

En cualquier caso, según añadió Joaquín Camacho, “para ver qué podemos hacer con esos 5 millones de remanente, tenemos que ver la deuda que tenemos y es ahí donde está el problema, puesto que tenemos 24 préstamos que suman 17.279.652 euros, la gran mayoría sacados por los anteriores gobiernos socialistas”.

Por todo ello, el alcalde calificó de “nefasta” la  gestión llevada a cabo por el anterior alcalde, Miguel Castellano, “quien gastó hasta lo que no tenía y eso no se puede hacer, porque al final sale muy caro”. 

En esa línea, Camacho destacó que de lo que se paga de impuestos cada año, los primeros 2,5 millones de euros van destinados a pagar préstamos, lo que supone una tercera parte de dichos impuestos. Según añadió “esto nos impide poder bajar los impuestos”.

Eso sí, según resaltó, el hecho de haber podido disminuir la deuda durante estos años ha permitido que Loja ya no esté a la cabeza en cuanto a la deuda por habitante. Por ello, se mostró optimista, pues dijo que “hay solución a los problemas y con tesón, prioridad y sabiendo gestionar el Ayuntamiento se puede conseguir mejorar la situación económica que tenemos”.

Por último, el primer edil replicó al portavoz socialista, Juan Francisco Mancilla, por decir que los años de más deuda han sido los gobernados por el PP. “Le animo al señor Mancilla a que se lea el informe de la interventora, donde se dice que la deuda a corto plazo se ha ido aminorando cada año en 100.000 euros, aparte de la deuda a largo plazo, que este año se ha bajado en 2,5 millones. Hemos pasado del 150% cuando nosotros llegamos al 96% en 2015, luego hemos bajado la deuda de este Ayuntamiento”.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario