Descarga gratuita del PDF del periódico

miércoles, 12 de junio de 2024

PUBLICIDAD

Bonachera - Roscos de Loja

Cerca de 220 estudiantes se examinan desde hoy en Loja para acceder a la Universidad con estrictas medidas de protección

Mascarillas, distancia social y limpieza son las directrices a seguir frente al covid-19 en el IES Virgen de la Caridad, en una prueba marcada también por el aumento del alumnado

Un total de 217 estudiantes se examinan en las Pruebas de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (Pevau), la conocida selectividad,  que se desarrolla durante tres días (hasta el 9 de julio) en la sede del IES Virgen de la Caridad en Loja. De este total, 192 jóvenes se presentan a la fase general y, los 25 restantes, para materias específicas. El número global supone un incremento con respecto a los matriculados en la convocatoria del pasado año, que registró un número de 177, según informó el director del instituto, Antonio García. 

El motivo de este aumento de  inscritos es que el instituto lojeño acoge al alumnado de la localidad: 96, procedentes del mismo centro y, 35, del Moraima, y de Huétor Tájar, 71 estudiantes, entre los que se encuentran también jóvenes de poblaciones como Salar, Villanueva Mesía, Algarinejo, Zagra o Moraleda de Zafayona y, como novedad, este año se cuenta con 15 alumnos de Montefrío. 

Cabe reseñar que, en todas las sedes de la Universidad de Granada se presentan un total de 7.141 estudiantes para realizar los exámenes de acceso a los estudios de grado.

Una Pevau distinta, marcada por la protección sanitaria en el desarrollo de los exámenes, donde el uso de mascarillas, la distancia social y la limpieza son las premisas a seguir para que se garanticen todas las medidas de seguridad de los alumnos, como así matizó el concejal de Educación del Ayuntamiento de Loja, José Antonio Gómez.  

La primera medida excepcional ha sido ampliar los espacios a nueve: seis aulas, con 15 alumnos cada una, y el comedor de restauración que alberga un número de 29, junto al salón de usos múltiples (36) y el gimnasio (37) que son los dos escenarios habituales para esta prueba, según detalló el edil. Y, a su vez, se han señalizado circuitos de entrada y salida ordenada de las clases para mantener las distancias. 

Todo este reparto de estudiantes implicará contar con un mayor número de vocales, 14, entre correctores y vigilantes, junto a personal de apoyo y miembros de la Junta Directiva del instituto, lo que sumará una treintena de personas pendientes de que todo salga de la mejor manera posible. 

La limpieza también es clave. En principio, el alumno usará siempre el mismo pupitre durante los tres días de prueba que se limpiará justo tras su uso. Para ello se ha reforzado el servicio de limpieza del centro con personal del Ayuntamiento de Loja y se ha actuado de forma constante en zonas comunes con especial atención a los servicios.  

A estos días de nerviosismo, donde los jóvenes estudiantes se juegan su futuro profesional, se le suman las altas temperaturas. El mercurio en estas tres jornadas rozará los 40 grados y “sin aire acondicionado, lo que puede ser un hándicap considerable”, como explicó García, ya que se siguen “las recomendaciones de la Universidad de Granada para evitar la propagación de virus”. Desde el centro han informado que se ha recurrido a la apertura de puertas y ventanas y a las aulas más frescas. 

En esta primera jornada de pruebas de acceso a la Universidad, que ha arrancado a las ocho y media de la mañana, los cerca de 200 inscritos para la fase general se han examinado de Lengua Castellana y Literatura, Historia de España y Lengua Extranjera y, los dos siguientes jornadas se dedicarán a asignaturas optativas como arte, latín, matemáticas II, griego, física o filosofía, entre otras opciones de materias.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario