El corto de loja, Publicidad
Ahora: 11:00 ⋅ 32.7 C ⋅ :21% ⋅ 5.5 Km/h ⋅ :0 mm ⋅ Previsto hoy: / ⋅ Prob. lluvia: % ⋅ +info
Jueves 29 de febrero del 2024
Última actualización 29/02/2024 06:10
Cultura

‘Loja, Dos Reinos, Dos Culturas’ cambia de episodio histórico y recreará la sublevación campesina de 1861

La novena edición se celebrará el 30 de septiembre y 1 de octubre con personajes de la talla de Pérez del Álamo, el general Narváez y la reina Isabel II en escenarios como el Palacio de Narváez, el Mausoleo y el Casino

12/09/2023| M. CARMEN CALMAESTRA

La asociación cultural ‘Loja, Dos Reinos, Dos Culturas’ cambiará de rumbo en la recreación de la historia local en su novena edición y se situará en una época más reciente: el siglo XIX para representar la sublevación campesina del 1861, conocida como la revolución del pan y el queso, con el apoyo del colectivo Battle Honours y el Ayuntamiento de la ciudad. El evento se celebrará el fin de semana del 30 de septiembre al 1 de octubre. 

Si en estos ocho años se ha teatralizado la toma de la ciudad por las tropas cristianas a los nazaríes y la sociedad de finales del siglo XV, ahora la decena de artistas y figurantes encarnarán a personajes tan relevantes como el militar y político lojeño Ramón María Narváez, I Duque de Valencia, quien luchó por mantener el poder de la reina Isabel II y Rafael Pérez del Álamo, principal dirigente de la sublevación para defender los derechos de los campesinos, que estarán arropados por numerosos intérpretes que darán vida y contenido a la sociedad de ese tiempo. 

Novedades que se dieron a conocer durante la presentación de las I Jornadas Históricas Culturales de Loja que es donde se enmarcará -a partir de ahora-, esta representación histórica. En el acto estuvo el concejal de Cultura, José Antonio Gómez, quien reseñó sobre el cambio de época que “en estos años nos hemos remontado a los siglos XV-XVI con Boabdil y Moraima y es bueno que la historia avance y conozcamos a otros grandes personajes locales del siglo XIX”. Agradeció la labor de difusión de este colectivo -que nació hace diez años-, y subrayó que el Consistorio y la Fundación Ibn Aljatib de Estudios y Cooperación Cultural están “en estrecha unión” para colaborar con este tipo de eventos.

Asimismo, el presidente de la asociación ‘Loja, Dos Reinos, Dos Culturas’, Antonio Ruiz, agradeció la colaboración institucional ya que “sin ella es muy difícil llevar a cabo este tipo de proyectos”, cuyo objetivo principal es difundir el patrimonio histórico y cultural de Loja. “Durante ochos años nos hemos centrado en la Edad Media y llega un momento que dices avanzar en la historia con personajes importantes, pero menos conocidos por el público como Narváez, Isabel II y Pérez del Álamo y en localizaciones que se conservan como el Palacio de Narváez, el Mausoleo o el Casino que permitirán desarrollar estas recreaciones”. 

Esta presente edición contará de nuevo con la asociación de recreación histórica ‘Battle Honours’ que en este año tendrán un papel protagonista porque “todo el peso de la representación teatral recaerá en este colectivo ya que tienen todo lo necesario para mostrar esta época”, comentó Ruiz. 

Al hilo de sus palabras intervino Luis Cano, socio de esta asociación y que ha trabajado “mano a mano” en las ediciones pasada del evento. “Este año queríamos darle un cambio importante y centrarnos más en la historia y el mejor formato que se nos ocurrió es plantear estas jornadas históricas culturales para que nos quede claro lo que pretendemos y acercar la historia, a través de la recreación, para saber exactamente qué ocurrió”, explicó. Afirmó que se trata de un reto importante que sale adelante en “muy poco tiempo”, a la vez que “complicado porque no existe mucha información para representarlo”.  

Según explicó Cano, estas primeras jornadas se centrarán en los años 1861 y 1862, que es cuando se produce una pequeña revuelta en la ciudad con nombres como el revolucionario Rafael Pérez del Álamo, la reina Isabel II, el general Ramón Narváez, junto a Carlos Marfori, I Marqués de Loja y personalidades de la clase alta y cuerpos como el de la Guardia Civil. También aparecerán otros personajes en escena como Antonio Arjona ‘El Zorrica’. “Queríamos tener un guiño a la comunidad gitana que se unieron a la revuelta”, junto al campesinado. Agradeció la contribución al conocimiento de la historia por parte del cronista oficial de Loja, José Arenas. 

Todo se desarrollará a través de dos bandos para crear “confrontación y vida a las jornadas” -concretó-, así que la actividad se dividirá en dos bloques: uno, abordará los sucesos de la revuelta, como el juramento para ser miembro de la sociedad secreta, un duelo entre Pérez del Álamo y Carlos Marfori, el reparto del pan y el queso y una breve refriega entre la guardia civil y los revolucionarios. 

El segundo apartado escenificará la visita de Isabel II con un desfile de recepción de la época con música tradicional como un fandanguillo, un discurso del General Narváez en el balcón de la plaza o un baile en el salón. “Hay mil ideas, pero había que concentrarlo un poco en lo que creemos que representa lo que pasó”. Recreando la sociedad de esta época habrá actores y actrices representando oficios como farolero, mantero, afilador, fotógrafos…) y juegos populares.

Como cierre de la presentación de las jornadas históricas intervino el alcalde Joaquín Camacho, quien se refirió al Palacio de Narváez como “uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad con una gran historia que no hay que olvidar” y de cuya tarea se encarga el colectivo cultural ‘Loja, Dos Reinos Dos Culturas’ con “mucho trabajo, ilusión y cariño”. Por esta circunstancia -manifestó el regidor- que el Ayuntamiento tiene que apoyar a este tipo de eventos que realizan asociaciones que quieren contribuir “a mejorar su pueblo” y lo hace con una aportación económica de 6.500 euros. 

Por último, incidió el primer edil sobre esta recreación histórica que “no tendrá sentido si no salimos todos a la calle a disfrutarla”, por lo que invitó a todos los lojeños y visitantes a participar estos dos días que revivirán la sublevación del pueblo en el verano del 1861.