El corto de loja, Publicidad
Onda Loja El tiempo Farmacias Horóscopo Tablón de anuncios





|

Sociedad

El municipio se suma a la celebración del Día Internacional de las Mujeres Rurales

El Área de Igualdad del Ayuntamiento de Loja y la asociación feminista Loja por la Igualdad ponen en relieve este día la situación y necesidades urgentes de este colectivo

15/10/2020 | DIPUTACION/LOJA POR LA IGUALDAD

Loja se suma a la celebración del Día de las Mujeres Rurales. FOTO: EL CORTO

Con motivo de la celebración del Día Internacional de las Mujeres Rurales, desde la Delegación de Igualdad de la Diputación de Granada, en coordinación con el Consejo Provincial de Igualdad que aglutina a colectivos de mujeres de toda la provincia, este año 2020 queremos aprovechar este día para poner de relieve la situación y necesidades urgentes de las mujeres rurales, acrecentadas por la pandemia de la COVID-19, así como reconocer las formas de organización, los conocimientos, capacidades y oportunidades que nos ofrecen los entornos rurales hoy.

Las mujeres rurales desempeñan un rol central en nuestros municipios siendo parte activa en la provisión de alimentos, en los cuidados familiares y en la realización de actividades, y trabajos propios de este entorno, así como en la preservación de conocimientos y saberes tradicionales. En consecuencia, son una pieza clave para el desarrollo y riqueza del mundo rural.

A su vez, desde el comienzo del estado de alarma, el medio rural se ha convertido en un lugar que, potencialmente, ofrece nuevas perspectivas y oportunidades a la hora de vivir de manera más equilibrada, sostenible y en contacto con espacios más limpios y acordes con nuestra esencia.

Sin embargo, todavía hoy tenemos que alzar la voz denunciando las desigualdades y la falta de oportunidades que sufren las mujeres rurales. La igualdad real de oportunidades no será posible hasta que no se asuma que seguimos enfrentándonos a numerosos obstáculos relacionados con el hecho de ser mujeres. Y para derribarlos, lo primero es ser capaces de verlos.

Actualmente, muchas mujeres que viven en nuestros pueblos trabajan en actividades precarias, en condiciones desfavorables y con escaso reconocimiento social y económico, en empleos inmersos en la economía sumergida que no generan derechos, por lo que no cuentan con mecanismos de protección social, que hoy se han vuelto una necesidad fundamental, motivo por el cual, obtendrán pensiones más bajas o se verán abocadas a acceder a una prestación social mínima.

Por otra parte, la mayoría se encuentran con serias limitaciones para acceder a recursos productivos, como la tierra, recursos económicos, financiación para sus proyectos de emprendimiento, seguros y capacitación, además de diversas barreras para colocar sus productos en los mercados. Pocas son las que asumen puestos de liderazgo y toma de decisiones y, en el mejor de los casos, son tratadas de modo desigual respecto a sus compañeros varones.

A su vez, la cobertura y acceso a recursos digitales, que se han revelado como una herramienta fundamental a la hora de afrontar la COVID´19, son una traba importante para su avance, y han supuesto un aumento de las brechas de género existentes.

Además, las mujeres rurales afrontan una gigantesca sobrecarga de trabajo no remunerado, labores productivas, familiares y domésticas por las cuales nunca han recibido pago alguno. Y los desafíos de la pandemia no han hecho más que agudizar y hacer más compleja esta situación en el medio rural, pues además de sus actividades productivas, las mujeres deben dedicar una mayor parte de su tiempo a cuidar de personas dependientes: niñas y niños que dejaron de ir a la escuela, personas enfermas, y mayores son solo la punta del iceberg de esta cuestión.

A esta situación crítica, se suman los recientes informes sobre posibles incrementos de la violencia de género, a raíz de la implementación de las medidas sanitarias y de aislamiento social aprobadas en todo el estado español para hacer frente a la pandemia.

Derivado de todo este conjunto de situaciones, la salud física, psicológica y emocional de las mujeres también se reduce, afrontando mayores niveles de estrés y deterioro generalizado.

No podemos obviar estas cuestiones por más tiempo. Se precisa reorientar el trabajo y desarrollar nuevas iniciativas que puedan paliar los efectos provocados y reducir las brechas de género existentes actualmente en el medio rural. Y muy especialmente, propiciando el desarrollo y la riqueza de nuestros pueblos y nuestra provincia, de forma equilibrada en lo que afecta a la igualdad entre mujeres y hombres.

En concreto, desde la Delegación de igualdad y en coordinación con el Consejo Provincial de Igualdad, animamos al resto de entidades públicas y privadas de la provincia de Granada a trabajar activamente en las siguientes acciones:

-Reducción de la brecha digital de género, tanto en cobertura, equipamientos como acceso a las nuevas tecnologías.

-Apoyo al emprendimiento femenino en el sector agrícola, ganadero y artesano, y a la búsqueda de nuevos yacimientos de empleo para las mujeres rurales.

-Desarrollo de iniciativas locales donde se las reconozca y visibilice, también en materia de conciliación, corresponsabilidad y coeducación.

-Impulso a la creación de Recursos Públicos de Información, Atención y Asesoramiento a las Mujeres residentes en zonas rurales, con especial dedicación a las que están viviendo situaciones de Violencia Machista, en aquellas Comarcas en las que no existe ningún recurso, o ha desaparecido en los últimos años.

-Coordinación para la Adhesión de los Ayuntamientos de la provincia a los Protocolos vigentes en materia de violencia contra las mujeres víctimas de v iolencia, por considerar que la vulnerabilidad a la que están expuestas, tiene innegables consecuencias en su salud desde una perspectiva integral, así como en la vida de sus hijas e hijos.

-Empoderamiento del tejido asociativo de mujeres rurales, formando en igualdad y creando redes territoriales de solidaridad, apoyo y sostenibilidad.

-Formación en Igualdad de Género a agentes sociales locales, y muy especialmente al personal de los Servicios Sociales Comunitarios, Agentes socioculturales y Guadalinfos.

-Acciones creativas conjuntas para fomentar la participación de las mujeres, especialmente las más jóvenes, para facilitarles oportunidades en estos territorios y reducir así su despoblación.

-Y por supuesto, crear grupos locales de trabajo específicos desde los que se pueda analizar y coordinar la labor a desarrollar, rentabilizando y aprovechando los recursos existentes.

En definitiva, la actual crisis sanitaria que vivimos ha vuelto a constatar que el medio rural no se para, que las pequeñas empresas rurales, negocios y comercios de proximidad, muchos de éstos liderados por mujeres, son piezas clave en esta emergencia sanitaria. Se está demostrando su valor, su capacidad de resistencia, y de adaptación en estos tiempos inciertos. También se comprueba que el medio rural es la base y el sostén de la provincia, y ofrece un espacio muy amplio de posibilidades y oportunidades.

Por todo ello, instamos a toda la ciudadanía, y en especial a los y las responsables políticos, a resolver cuestiones vitales para las mujeres en relación al acceso a recursos suficientes, dinamización, apertura a la innovación y talento joven. Todo ello teniendo muy presentes los nuevos desafíos globales: la despoblación, el cambio climático, la inclusión social, la competitividad de las producciones locales y, por supuesto, la transversalidad del género.

LOJA POR LA IGUALDAD

Queremos poner de manifiesto que este año 2020 sigue siendo necesario recordar a la sociedad que el 15 de octubre es el DIA DE LA MUJER RURAL. Desde Loja por la igualdad queremos visibilizar a todas las mujeres del Medio Rural y resaltar la importancia de su papel y contribución al mismo.

En primer lugar, queremos poner en valor y dar un merecido reconocimiento, a todas las personas y en especial a las mujeres del medio rural que, en el primer momento de la pandemia de coronavirus, de forma solidaria y responsable se pusieron manos a la obra para elaborar, con materiales y  medios propios: mascarillas y batas de protección, para proveer a residencias de ancianos, policías, y sanitarios que luchaban contra la enfermedad en primera línea de batalla.

En segundo lugar, queremos resaltar, el papel fundamental del tejido asociativo de mujeres en el medio rural. Gracias al esfuerzo de muchas mujeres, y por supuesto gracias al esfuerzo de las personas que pusieron en marcha las asociaciones de mujeres, a las cuales aquí y ahora  mostramos nuestro reconocimiento.

Las asociaciones de mujeres han llevado a cabo miles de actividades en nuestro mundo rural que han llenado de alegría y buenos ratos a todos nuestros municipios. El tejido asociativo ha propiciado diversos encuentros entre nosotras, dando vida y animando a nuestros pueblos. Sin olvidar que nuestras asociaciones también han sido portavoces de reivindicaciones, no sólo para las mujeres, sino también para todas las personas que viven en nuestros pueblos.

Las mujeres rurales cada vez están mejor formadas y preparadas para liderar la toma de decisiones y participación a nivel local de sus municipios, pero todavía hoy, su liderazgo no se ha aprovechado. Aún tenemos que recorrer un largo camino para alcanzar la igualdad real entre mujeres y hombres en general, y del medio rural en particular.

Nuestros pueblos están llenos de oportunidades, pero debemos tener presente que el futuro del medio rural depende de ofrecer oportunidades a las mujeres y sus familias.

En el Día Internacional de la Mujer Rural recomendamos acciones que pueden servir para reducir las discriminaciones que sufren las mujeres rurales, y que permitan poner en valor sus conocimientos y experiencias:

-La creación de nuevos espacios en los que las mujeres puedan intervenir. Precisamente aquí, es sumamente importante el asociacionismo de las mujeres, pues es gracias a la unión entre ellas, que podrán tomar parte de la vida del pueblo; donde podrán además ser protagonistas de la misma.

-Poner en valor los saberes, conocimientos y oficios tradicionales, es una manera de mantener vivo el mundo rural, y las mujeres tienen un papel mas que importantes en la transmisión de los mismo.

-Eliminar roles y estereotipos: una rotura previa de los esquemas que tenemos, mujeres y hombres del mundo rural, sobre lo que pensamos que “debe ser” lo que nos rodea, y abrir la mirada hacia que cada persona sienta, sea y piensa como “quiera ser”.

-No es posible asegurar la calidad de vida de las mujeres rurales y de sus familias sino cuentan con las infraestructuras adecuadas y con servicios y equipamientos básicos.

-Conciliar para emprender. Conciliar la vida laboral, familiar y personal continúa siendo un sueño imposible de cumplir para muchas mujeres, y también para las mujeres del medio rural, un obstáculo que puede poner freno a su espíritu emprendedor.

-Romper el silencio: Las mujeres que viven en círculos pequeños, donde todo el mundo se conoce y donde importa mucho “el qué dirán” tardan más en romper su silencio. Además, muchos de estos pueblos no cuentan con centro específicos de atención a la mujer. Por tanto, la vulnerabilidad y el silencio de las mujeres rurales que sufren violencia de género es mucho más palpable. Son necesarias más campañas de prevención y sensibilización que conciencien a la sociedad de que está en nuestra mano acabar con la violencia de género.

Para terminar, en este día de la mujer rural, queremos rendir un merecido homenaje, a las mujeres que se sienten orgullosas de ser rurales y que luchan por seguir viviendo en el pueblo que las vio nacer. Porque mujer rural no sólo es la que trabaja en el campo. Es la mujer que está en pleno desarrollo personal, profesional, que emprende. También lo es la periodista, la peluquera, la ama de casa, la jornalera, la arquitecta… Gracias a todas ellas.

El corto de loja, Publicidad

Deportes

Antonio Bonilla, del Club de Pesca Riofrío, tercero en el Campeonato de Andalucía de Salmónidos Lance

Con este resultado se ha clasificado para el Campeonato de España

Onda Loja Radio